Fast RMX, el F-Zero de Hacendado para Switch

Qué jodido que es empezar a jugar a un juego que no te suena de nada. En el caso de que te hayan pasado una clave, como es el caso, la presión no es tanto un tema de dinero – que también, al final a los PRs les cuesta una parte de su presupuesto confiar en los medios -, sino de responsabilidad.

Fast RMX, como un F-Zero de Hacendado

Un descubrimiento

Responsabilidad por estar atento a cada detalle buscando buenas maneras, potencial y, quién sabe, genialidad. Fast RMX (Shin’en, 2017) tiene un poco de todo. Como juego de velocidad futurista está bien acabado y es entretenido, hasta el punto que tengo tentaciones de incluir un “muy” en la frase. Cuenta con un modo online para 8 jugadores y uno local en Split Screen. Además, aparece en la mejor coyuntura posible: el lanzamiento de una máquina

Pero Fast RMX no es un juego de circunstancias. Como bien apunta Ricardo Polo por Twitter, ni siquiera es un juego nuevo. Es una revisión de Fast Racing Neo para Wii U, que, a los mandos, no parece creada para rellenar huecos, aunque lo acabe haciendo por falta de catálogo. Es un título muy competente al que tan solo le puedo achacar una alarmante falta de carisma. No transmite la elegancia de Wave Race ni la sobradez de F-Zero pero tanto a nivel jugable como técnico tiene argumentos de sobra que le deberían permitir construir a su alrededor una armadura de carisma con la que encandilar al personal. Joder, su Hero Mode es de lo más adictivo que recuerdo en un juego de coches en mucho tiempo.

Pero este juego, incomprensiblemente, llega como una cerveza que está buenísima pero que se vende a través de una marca blanca, sin aparente personalidad, sin repiqueteo de tambores, sin un lore rimbobante, como si le dieran alergia los focos y los dieses. Y joder, por una vez, se echa de menos unos mayores cajones para darle pomposidad al asunto. Que la base de Fast RMX es buenísima, que el sistema de rampas de colores a lo Ikaruga para beneficiarte de los turbos le da mucha vidilla y que la sensación de velocidad está conseguidísima. Pero le falta ese algo, esa chispa, que tan solo hubiera necesitado de la aparición de pilotos estrafalarios para desbloquear. En fin. Habrá que quererlo como es, que no es poco.

Juegazo… ¿Por accidente?

Cosas como el Hero Mode te hacen ver que de experimento Fast RMX tiene muy poquito. Está calculadísimo. No me atreveré a compararlo con ese sorpresón de Wii U llamado Splatoon, para mi el mejor juego de la consola por varias razones, pero sí que me ha parecido un tapado en una máquina a la que se le acusa de tener solo Zelda como juego. Si tienes Switch y buscas algo con lo que combinar las partidas a Breath of the Wild, Fast RMX es una gran opción. O en otras palabras: JUEGARRO.

  1. Creo que el problema es comparar este juego con ips de Nintendo, simplemente porque es exclusivo para sus plataformas. No es un juego de Nintendo.

    Este proyecto desde sus inicios en Wiiu estuvo mas cerca del indie que del triple A… incluso se lanzó originalmente solo en formato digital y a precio reducido.

    • Estoy de acuerdo. Esta compañía es pequeña, sus títulos más conocidos son Nano Assault y Jett Rocket. Nada de triples A ni juegos con una gran profundidad. Esos sí, buenos juegos, juegos divertidos.

      • La comparación viene por la sorpresa de encontrarte esto como juego de lanzamiento. Yo soy de Nintendo y lo apadrino muy fuerte. Imagínate solo poder escoger a personajes de Cara B de Nintendo y poder ir desbloqueando cascos o monos. GOTY.

  2. En realidad el debate se queda en nada, poco importa cómo fue la gestación si al final estamos ante lo que parece un juego más que bueno, ¿no?

    Sólo queda disfrutarlo. Luego, si sus humildes comienzos acabaron en juegazo, pues perfecto.

  3. El juego es una recreativa de SEGA, como si lo fuera, le falta ser menos serio para serlo al 100%. No tiene ninguna profundidad y personalmente lo agradezco porque es concentrarse en correr, nada de disparos ni trazados superdificultosos. Es tremendamente adictivo y tiene circuitos que son una pasada, alguno sorprendente y el tema de los turbos con los colores y su gestión da su juego.

    • Me gusta mucho la comparación con las recreativas de Sega. OJALÁ tuviera personajes como los de las recreativas de Sega, además de su estilo de jugabilidad. Realmente la sensación de velocidad es tremenda.

      • En las recreativas de coches y motos de SEGA no hay personajes. Creo que relacionas mucho el juego con no sé, Star Fox? porque incluso FZero si los tenía ni los recuerdo.

        Quizás lo que le falta es una enorme campaña publicitaria vendiendo su velocidad o las partidas multijugador a pantalla partida pero viendo que detrás del juego no hay ninguna gran compañía y casos como los de No Mans Sky casi mejor disfrutarlo por sorpresa sin hype.

  4. Llevo mucho tiempo esperando un F-Zero y creo que me has convencido. Además por este precio es bastante suculento.

    No me extrañaría nada que Nintendo le eche un ojo a esta compañía y de ahí salga el nuevo F-Zero

Deja un comentario