KONAMI-PES la extraña pareja

Konami.Pequeña ola. Esta compañía que durante tantos y tantos años nos ha maravillado con piezas de software excelentes, con sagas descomunales, con innovación, con calidad, con un estilo de desarrollo y una idea muy precisa: jugabilidad y diversión por encima de todo. Y este ha sido su santo y seña durante muchos años, tiempo donde una de sus sagas más longevas ha sido el punto de referencia de su género, el deportivo, por encima de cualquier otro título fuese la disciplina que fuese.

Ni baloncesto (hoy día modelo a seguir con la saga NBA2K), ni hockey sobre hielo, ni fútbol americano… ni siquiera su otro rival en el balompié (FIFA de EA Sports) había conseguido hacerle sombra como simulador “top”. Me refiero a “ISS Pro” (International SuperStar Soccer Pro) que derivó con el paso de los años en lo que hoy conocemos como “Pro Evolution Soccer” (PES).

Sin embargo, debemos hacer aquí un alto para diferenciar bien las dos sagas que utilizaban la nomenclatura “ISS” dentro del sello de Konami : la franquicia ISS (a secas, conocida en Japón como “Perfect Eleven”) era un juego de fútbol que tiraba más hacia el arcade con una jugabilidad bestial, desarrollado por la sucursal de Osaka (KCEO). Con juegos que salieron para Super Nintendo, Megadrive, PlayStation y PS2 entre otras, siendo su versión para Nintendo 64 la más recordada y añorada por muchos.

Aparte, encontrábamos la franquicia “ISS Pro” (saga en Japón conocida como “Winning Eleven”) desarrollada por el estudio de Tokyo (KCET) con el gran “Seabass” Takatsuka a la cabeza, cuyas mecánicas y jugabilidad tendían a la simulación del deporte real. Esta franquicia se originó con la primera PlayStation, y con el paso de los años su nombre perdió el “ISS” para quedarse únicamente con la etiqueta de “Pro” añadiendo más adelante “Evolution”, quedando hoy día reconocida como “PES”, abreviada. Esta saga se mantuvo toda la vida con las consolas PlayStation (incluida la primera portátil de SONY, PSP) y añadiendo después su salida en consolas como GameBoy Color y Advance, Gamecube (esporádica, con un solo título) y siendo más continua en Xbox, Xbox 360, XboxOne actualmente e incluso Nintendo Wii con un título que poseía un enfoque más estratégico en cuanto a su jugabilidad, algo que gustó a mucha gente aunque las ventas no acompañaron para que pudiese continuar.

ISS-Pro-98

Personalmente, y como purista de la saga (entiéndase “purista” no como un desprecio hacia los demás usuarios que podían haber jugado menos años a la saga, sino como un jugador que se ha habituado UNICAMENTE al método de control clásico de la saga, pad y cruceta/stick de siempre), nunca me acostumbré a su mecánica aunque reconozco el enorme mérito de Konami dotando de “otro estilo” a la misma saga, aprovechando las posibilidades que brindaba el WiiMote. Hoy día, esta saga continúa editándose para todas las consolas de sobremesa existentes… excepto Wii y WiiU, caso curioso el de esta saga en cuanto a su relación con la marca del fontanero bigotudo, que merecería un estudio aparte, aunque sospecho que los hechos no indican precisamente una “gran” relación entre las dos marcas. Nunca los sabremos, y sería interesante conocerlos para entender mejor la estrategia y decisiones tomadas desde Konami. Apuesto a que nos sorprenderían las razones…

ISS Pro” provocó un auténtico terremoto en cuanto a juegos de fútbol con su salida en 1997 (Europa): FIFA campaba a sus anchas en esos momentos, la licencia y los títulos de la serie salidos hasta ese momento hacían de su juego un rival imbatible (casi el único en esos momentos) y su FIFA 98, el segundo totalmente poligonal (FIFA 96 utilizaba un estadio generado en 3D pero con jugadores realizados mediante sprites 2D, y FIFA 97 fue el primero en utilizar todos los objetos en 3D, pero resultaba algo lento en cuanto a respuesta y animaciones, pero la locura por el realismo logrado con los modelos poligonales de los jugadores y todo lo que ello afectaba al juego le volvió a dar mucha fama y muchas ventas) mejoraba mucho la fluidez del anterior gracias a un motor gráfico nuevo que optimizaba todo el rendimiento de animaciones y respuesta. Era una apuesta segura… hasta que Konami dijo “hola”.

iss pro evolution

La llegada de “International Superstar Soccer Pro” a PlayStation fue casi como el propio nombre de la compañía: una pequeña ola que fue haciéndose gigante con el paso del tiempo y, sobre todo, con el boca a boca. Este juego fue un replanteamiento casi total de un título anterior de Konami también editado en la primera consola de SONY, “Goal Storm”. Se cambió el motor gráfico, se realizó una nueva captura de movimientos para lograr animaciones realistas y se cambiaron las mecánicas de juego y la IA de la CPU. Pero sobre todo se introdujo un elemento clave: la “claridad” de las acciones propias del juego de ataque. El pase adelantado (botón triángulo desde sus inicios en el pad de PlayStation) cobró un sentido con este juego que ha cambiado para siempre el balompié electrónico. Era un juego que no entraba por los ojos (los jugadores no eran precisamente un dechado de virtudes gráficas), tampoco poseía licencias oficiales (había 32 selecciones nacionales sin jugadores reales), pero que ofrecía lo que FIFA intentaba lograr, pero estaba lejos de lograrlo: FUTBOL en estado puro.

Como decía, el boca a boca entre usuarios y las críticas de las (pocas) revistas y medios especializados de la época lograron que ISS Pro fuese tomando cuerpo como juego “de los futboleros de verdad”, y eso era difícil porque ese año “FIFA 98 Road to World Cup” lograba presentar quizás uno de los 2-3 mejores títulos de la saga hasta nuestros días (gloriosa intro con “Song 2” de Blur). Pero la semilla “ISS Pro” estaba plantada entre los fans del fútbol moderno. “ISS Pro 98” (1998) continuó mejorando el modelo inicial, con más selecciones (40), más torneos, más animaciones, mejoras gráficas muy palpables, una física que ya quisiera para sí el juego canadiense y la inclusión por fin de un editor para poder cambiar los nombres ficticios de los jugadores. La ley del más fuerte en el campo se iba imponiendo contra el poderoso propietario de las licencias… si ISS Pro 98 era ya un gran juego de fútbol para jugar en solitario, era BESTIAL en su vertiente multijugador. Cualquier usuario fan del fútbol virtual con unos añitos seguro que podría relatar varias noches completas con los amigos en grandiosos partidos 2 vs. 2 vía multitap… legendario es poco.

En el año 2000 la llegada del nuevo capítulo de la saga trajo consigo otro cambio: de “ISS Pro” se pasaba a “ISS Pro Evolution”, donde el nuevo término nunca tuvo más justificación: la evolución lograda fue mastodóntica a todos los niveles; mejores controles, más rapidez de ejecución, jugadas 1-2 (paredes) más pulidas, física del balón extraordinaria para la época (esas vaselinas eran gloria), animaciones y apartado visual muy optimizado y potenciado, inclusión de 16 clubes ficticios (pero basados en equipos reales), música de un joven pero ya talentoso Akira Yamaoka (si si, Akira Yamaoka, el genio de la BSO de Silent Hill)… pero sobre todo un nombre y un concepto: “Liga Master”. Este nuevo modo de juego amplió radicalmente la adictividad que ya de por sí desprendía la diversión intrínseca del juego. El usuario tenía la capacidad y control de su club a nivel deportivo, fichando a jugadores para hacer de su equipo el mejor de la liga, empezando con jugadores que no eran “nadie” (entendiendo que los jugadores ficticios de gran nivel eran una versión modificada de los reales, como Roberto Larcos, Ronarid, Rahul,…) con unas características muy básicas de velocidad, fuerza, regate, etc, y que debías combatir con ellos al principio para poder progresar y hacerte con mejores jugadores para lograr el título. Quizás sea la Liga Master la pieza clave que le faltaba a la saga para lograr despegar completamente como un título “mainstream” que mirara a los ojos a FIFA y, Konami fue consciente de que más pronto que tarde lograría pasarle por encima en cuanto a ventas, el objetivo de cualquier desarrollo de un videojuego.

Me he parado bastante en estos primeros años para pasar, de repente, a dos generaciones de consola después. Veamos el escenario: PES 2014 (año 2013, trece años después de donde nos quedamos en la línea de tiempo del párrafo anterior) es apedreado por la prensa y por el público, un público (más que público, una joya de usuarios que Konami no supo cuidar) que había sido fiel durante toda una generación (PS3, Xbox360) esperando NADA, y que estaba a punto de tirar la toalla con respecto a la saga de sus (mis) amores. ¿Cómo había llegado a eso Konami? ¿Qué decisiones había tomado para que lo que era un potente y vigoroso juego de fútbol acabase en el más profundo de los pozos de la jugabilidad? ¿Qué decisiones se habían tomado durante eses años que había dado al traste con lo que parecía ser el videojuego de fútbol definitivo?

Volvamos un momento a los años dorados de la saga PES, que coincidieron con el final de vida de la primera PlayStation y todo el ciclo de su sucesora, la histórica PS2. “PES3” y “PES5” fueron considerados por muchos (personalmente “PES 3”) los mejores juegos de la saga por su equilibrada relación entre diversión-jugabilidad-realismo. Una palabra definió la saga durante mucho tiempo: adictividad. La que desprendía un método de control simple de aprender pero duro de dominar, con una profundidad de acciones que te permitía todo lo que (técnicamente para la época) se te podía pasar por la cabeza hacer con un balón virtual. Además, las continuas mejoras que fueron llegando con los años tanto a nivel de jugabilidad (más opciones de control, más movimientos, más suavidad y coordinación, animaciones GLORIOSAS y una fluidez en las transiciones de las mismas que ya quisiera hoy día), como la llegada de licencias oficiales para distintas ligas, licencia FIFPro para jugadores,… todo esto se fue agregando a una base de jugabilidad que dejó muy (pero muy) atrás a su contrincante, haciendo que las ventas de sus versiones se contasen por millones (tanto en territorio nipón como en Europa, y más adelante acaparando también el mercado sudamericano). PES “era” fútbol en casa, controlado por nosotros, cada versión era lo mejor que se podía hacer en eso momento (siempre con peros, evidentemente, como los típicos y clásicos “momentos Konami” que tantas veces nos han hecho tirar el mando, sé que me seguís)… no podíamos pedir nada más, salvo que en las versiones posteriores siguiesen siendo “ellos”, sin cambiar pero adaptándose…

…pero Konami no fue capaz de hacer eso. La llegada y vida de PS3 y Xbox360 supuso un momento duro para la compañía (en general para todo el desarrollo de software nipón), y para la saga en particular. Konami (no sé por qué, ojalá alguien algún día explicase que ha sucedido durante la generación pasada con sus títulos en general, donde sólo se salvan algunos nombres concretos gracias a sus creadores, como la saga “Metal Gear Solid” o “Castlevania”) fue bajando peldaños en líneas generales, en casi todo su software, pero el caso PES es verdaderamente sangrante y un ejemplo clarísimo del declive de la compañía durante estos últimos años. El cambio de PS2 a PS3 llevó consigo cambios técnicos que hicieron que Konami no siguiese el ritmo que se pedía a esas alturas. Electronic Arts entonó un “mea culpa” que lo llevó a comenzar de cero con su saga en cuanto a motor gráfico y jugabilidad, lo que le posibilitó durante los años de PS3 y Xbox360 dejar atrás a un PES “manco” a la hora de adaptarse a las nuevas tecnologías, y volver a ser el referente del deporte virtual como lo había sido en sus orígenes, antes de la llegada de su contrincante por excelencia.

Konami no daba con la tecla, con un PES6 para Xbox 360 que pretendía ser un “copipasteado” de la versión PS2 pero en HD, algo que logró a medias, y que fue su primera gran equivocación. Desde PES 2008 a 2012 (con ediciones anuales, es decir, CINCO AÑOS) Konami fue cayendo cada vez más en el pozo de la desesperación, intentando hacer funcionar en máquinas muy superiores un juego con claras limitaciones técnicas por su origen, encarcelado en características del motor gráfico que no podía incluir mejoras que la época que le tocó vivir sí exigía a los juegos. Animaciones toscas, transiciones muy mal implementadas, IA horrible,… Youtube se inundó de videos de la saga mostrando bugs y más bugs, a cada cual más horripilante (jugadores que se hundían en el césped, un balón que rebotaba y rebotaba en el larguero decenas de veces mientras los jugadores, debajo, saltaban para cabecear,…), un despropósito tras otro, mientras que con la llegada de cada nueva versión el departamento de marketing y publicidad se encargaba de gritar a los cuatro vientos “esta vez sí!!”… pero NO.

Fueron años oscuros para la franquicia, con un repunte gracias a PES 2013 que mejoró a los antecesores pero denotaba una tecnología, jugabilidad y mecánicas trasnochadas, sobre todo si se comparaba con su rival, que estaba en su apogeo con los mejores FIFA en años. PES debía de avanzar en su desarrollo tecnológico, y finalmente tomaron la decisión de cambiar de motor gráfico para su versión 2014, sólo de nuevo para PS3, Xbox30 y PC. Las nuevas PS4 y Xbox One que habían salido no recibirían su ración de fútbol por parte de Konami. En realidad tenían razones para no hacerlo… el caso es que Fox Engine, el motor gráfico creado para las nuevas aventuras de Snake, fue el elegido para refundir la saga deportiva, por su escalabilidad, su facilidad de programación y el potencial que esgrimía para todo tipo de recursos que se le pidiesen. PES 2014 fue anunciado como el regreso triunfal de PES. De nuevo Konami volvió a quedar en evidencia… posiblemente sea el PES peor valorado por los usuarios (y eso tiene mérito, compitiendo por ese triste título con mediocridades como PES2008 o 2009), ya que si bien incluían sistemas que sí eran muy interesantes (el sistema de regates con los dos sticks o la protección de la pelota con el stick derecho en las luchas hombro con hombro son de lo mejor que ha parido el género en años) se incluían dentro de unas mecánicas y una parte técnica mediocre. El juego era lento en su desarrollo, no por la velocidad de la pelota, si no por que el conjunto era lento en sus reacciones. Los jugadores pasaban la pelota muy tarde desde la pulsación del botón (el llamado input-lag), y lo mismo (o peor) para los tiros. Las animaciones no eran nada fluídas, las transiciones muy mejorables, casi cualquier acción resultaba “densa” y espesa para realizar. Fue un quiero y no puedo, de nuevo, de Konami… esta vez, sin la excusa del motor antiguo.

ronaldoPES

Estes dos últimos años, ya con versiones para PS4 y Xbox One, PES 2015 y sobre todo PES 2016 han resultado productos, como poco, disfrutables y divertidos (PES 2016 es desde ya un título muy a tener en cuenta por su calidad y posibilidades globales, tanto a nivel de gameplay como de opciones y modos de juego). Sigue teniendo sus problemas de jugabilidad, sobre todo unos porteros poco menos que transparentes en los tiros a corta distancia y unos árbitros tan fiables como los políticos españoles hablando de erradicar la corrupción. Pero se notan cambios, mejorías palpables, que nos dejan con la sensación de que en PES 2017 podemos ver un juego a la altura de la calidad que atesoraba PES 3 o PES 5 para su época, algo que no ocurre desde hace mucho. Konami ha atravesado un mar oscuro de varios años de rendimiento cero, y las decisiones tomadas en esta saga y otras clásicas como “Silent Hill” han mermado muy mucho la visión que se tenía de Konami como “calidad incuestionable”. Parece que con esta generación de plataformas puede volver a recuperar su brillo de antaño. PES resultará una pieza clave en ese devenir, las sensaciones de este año son que, mejorando los aspectos antes nombrados y decisiones HORRIBLES como sacar el juego a la venta sin tener las plantillas actualizadas, hay un juegazo de fútbol latente, en vivo. Es su trabajo lograr sacar a la superficie todo ese valor. Esperemos que logren el objetivo, y no sólo por nosotros los usuarios, sino también por la propia supervivencia de la compañía de la pequeña ola. Que ustedes lo jueguen bien…

  1. Llevo muchos años esperando este momento , soy uno de los “”extraterrestres”” que nunca he conseguido divertirme con Fifa. Y ahora si , estamos en el camino correcto , no quiero entrar en polemicas de lo que es para mi fifa . pero es como si a ese juego le faltara alma , corazon. Aun reconociendo la superioridad tecnica mostrada años atras. Para mi el retorno de PES es oxigeno puro. Hay parealismos con el inicio de PES 1 en PS2….es verdad que Konami esta muy vaga en el tema de completar mas el juego , pero parece que quieren repetir lo mismo que en el año 2001…..es decir empezar a construir PES desde dentro del campo ( 2015 y 2016 ) es de esperar que en 2017 PES se empiece a completar fuera del campo. Licencias , sonidos , grafcos ectera. Aunque yo casi tengo canas en el pelo ….. me alegro que la proxima generacion de chavales , puedan disfrutar de lo que es un verdadero PES / PRO. Yo me tragado vodrios como PES 2009…..2008 …..2010 y he criticado duramente a Juantxi en Meristation….pero es que me sentia impotente ante la realidad de aquel momento doloroso para todos los peseros , yo he “”perdi”” mis 2 mejores amigos OFF line que jugaba con ellos en PS2. Se fueron a Fifa en 2009 y yo pese a intentaro , no pude superar el cariño a PES. La fisica del balon y la aleatoriedad pesaba mucho en los argumentos en PS3. Mucho mas que la tecnologia y el buen hacer de EA , con un futbol que me recuerda en mi opinion , al estilo del futbol ingles. PES 2016 transmite lo mejor de un PES de PS2 y lo mejor de la tecnologia actual. Ahora a esperar que PES 2017 sea el salto tecnologico que ya toca! Saludos a todos.

  2. Gracias por esta pequeña gran maravilla, Juantxi. Describe bien las causas y motivos de esa nostalgia que aún hoy sigo teniendo como antiguo seguidor fiel de los Pro Evolution.

    Y es cierto, aquellas tardes, noches y madrugadas de vicio desbordado a PES 3, 4, 5 y 6 (e incluso antes a los respectivos Winning Eleven, según salían en Japón por métodos no del todo loables) con los amigos son del todo inolvidables, por esa jugabilidad tan adictiva, pura diversión, que destilaba la saga en esos años.

    Ahora estoy acomodado en el Fifa, las partidas con los amigos son hoy en el online, pero, cómo comentaba en el análisis de la última edición, sé que si Konami lo permite acabaré por volver a las redes del PES más pronto que tarde.

    • Muchas gracias por tus comentarios!!!

      La verdad es que los multiplayers de los antiguos PES eran ANTOLOGICOS sin duda… muchas horas pasé con mis amigos/hermano/primo dándole hasta las tantas… eso era jugabilidad pura y dura!!!

  3. PES 2013 no estuvo tan mal. Ajustando stats -como en todos los PES- la CPU jugaba bien y de manera verosímil. Los porteros eran bastante correctos -aunque sus animaciones eran las prácticamente las mismas que en PES 3 y sucesivos-, los veinte estadios (e himnos) de la la Liga fueron gloria, el editor de estadios, partidos con alternativas… tanto contra la CPU como en multijugador local (a dobles, de toda la vida) era muy satisfactorio.

    PES 2014 fue un tormento. Hasta que no llegó el parche del Mundial, aquello no fue ni mediojugable. Intenté darle oportunidades (las pocas virtudes que tenían prometían… como se vió en el 2015 y en el actual), pero ni por esas. Seguí jugando al 2013.

    PES 2015 está allí. No llega a juegazo por algunos aspectos… pocos pero irritantes. Mejora infinitamente si se cuadran los stats de los jugadores (el stat balance -en inglés- es aquí el más importante) y los sistemos de juego (3 por equipo con el sistema fluido) de los equipos. Con todo en manual y la CPU en estrella (curiosamente leyenda me resulta más fácil) y con torneos off-line, la máquina juega de vicio. Eso sí, requiere echar horas y horas en el editor (suelo cuadrar mis stats con pesdatabase).

    Pes 2016 me lo reservo para cuando dé el salto a PS4. Todavía me falta jugar al 60% de mis juegos de PS3… no me cunde. Por cierto, me dolió en el alma que Konami capase las intros a los estadios en PS3 ya el año pasado…

    De los históricos, tengo especial predilección por PES 3, 5 y 6. El factor emocional hace que me decante por el seis (seis años lo tuve entre mis garras); pero, si analizo fríamente, creo que 3 y 5 daban más caña y guardaban un mayor equilibrio. El cuarto en su día también dió guerra.

    Y más atrás me quedo con el ISS Deluxe de SNES y el ISS 64. También con algunos de PSOne cuyo número no recuerdo.

    Sobre FIFA me ha gustado mucho tu referencia a FIFA 98 Road to the World Cup. ¡Juegaso! ¡Futbol indoor en PES ya! El primer FIFA de Megadrive y SNES (creo que también salió en Game Boy y Master System) estuvo muy considerado, pero nunca me pareció nada del otro mundo. FIFA 96 lo tuve en Saturn. En su día lo flipe con el pseudo 3D… pero recuerdo probarlo dos años después y tener ganas de lanzarlo por la ventana. 2002 no era malo. Aunque allí Konami ya les había pasado la mano por la cara. Los FIFA del 2010 al 2013 son fantásticos; pero les pasa lo que a todos los FIFA: no aguantan al one player. La CPU te juega igual con el Bayern que con el Stoke City.

    Sobre el futuro de PES, temo que la falta de licencias les erosiona cada vez más. Lo de London Blue pasa. Se tardan diez minutos en cambiar los nombres… Pero lo de las selecciones nacionales ya molesta. Por no hablar de la ausencia de la Bundesliga (desde que la quitaron el 6, creo que he creado tres Bundesligas completas y ya estoy hasta los huevos).
    Para mí no es un factor decisivo, si siguen en la línea de los dos últimos Pros yo seguiré comprando Pro. Aunque me tengan hasta los huevos, cuando lo hacen bien me tienen atrapado por los mismos.
    Ahora bien, FIFA sigue -tras el fiasco del año pasado- en buena línea, continúa con su avasalladora política de licencias y su base de fans es muchísimo más sólida y tiene en su bolsillo a las nuevas generaciones… se lo veo un poco crudo a PES. Y más con los pollos que se montan últimamente en la casa Konami. Rezo, pero me da que 2017 o 18 será el canto del cisne.

    Por otro lado -y con esto acabo- me gustaría añadir que se echan en falta juegos de fútbol más diversos. Está el Football Manager para los gordopeceros (dicho con hamor), sí; pero no hablo de ese tipo de pseudo simuladores. Echo de menos propuestas como Sensible Soccer, Mario Super Strike, European Club, Sega Worldwide Soccer, los juegazos de Taito, Super Side Kicks, el otro de la Neo Geo rollo futurista, Nintendo World Cup, etc…
    Yo qué se, a poco que se lo curren haciendo un arcade futbolero y muy bizarro con los personajes de Juego de Tronos o de Mass Effect, revientan el mercado seguro 😀

    Un saludo y felicidades por el texto!

    • Qué gran comentario, gracias por plasmarlo aquí!!

      En cuanto a lo del juego de fútbol arcade… no lo veo. El (gran) público quiere simulador de fútbol, quiere emular a sus ídolos (las ventas lo dicen todo). No digo que no tuviese su nicho de mercado objetivo, pero sería bastante reducido en PS4 y One…

      te acuerdas del “This is Football” de SONY? Tenía buenas ideas y alguna mecánica de juego muy buena, aunque resultaba muy plano a medio plazo…

      Saludos ciro31!!

  4. Pedazo de biblia te has currado, Juantxi! Me ha encantado.
    Tu texto me trajo de vuelta unos recuerdos muy especiales.
    Un repaso en toda regla a toda la saga recordando también a mi querido ISS Pro 98 de N64. Juego impresionante y divertidísimo jugando con 3 colegas más.
    Un pequeño offtopic/pregunta…
    ¿llegaste a jugar al Victory Goal 97? La versión japo de lo que fué Worldwide Soccer de Saturn. Ese juego cuando salió en Japón fué una pasada.
    En esa época era bajo mi punto de vista el mejor juego de fútbol de largo. Ese año volví completamente locos a mis amigos con este juego. El primer Victory Goal era bastante truño, pero el 97 fué un cambio alucinante.

    • gracias por tus palabras cr0ma!!

      el ISS 98 de N64 lo jugué un par de semanas, pero se me hizo muy arcade… no me iba mucho, además ya estaba “pillado” por el ISS Pro de PSX y no había nada que le pudiese hacer frente… xD

      el Victory Goal me suena MUCHISIMO, pero no recuerdo haberlo jugado…

      saludos!!!

      • El primer Victory Goal fué un arcade muy de lo que se llevaba entonces. Salió de inicio con Saturn y era bastante cutrón. Se daba un aire al Super Formation Soccer de SNES. El campo era 3D y los jugadores sprites cabezones. El balón era de playa total.
        Posteriormente sacaron la versión 97 con equipos de la J-League, aquí se llamó Worldwide Soccer y pasó desapercibido debido al éxito de PSX y FIFA97.
        Técnicamente sobresalía. Iluminación diurna y nocturna con un efecto en las sombras muy currado. Los jugadores tenían un detalle y animación que para la época eran una pasada. Podías hacer amagos y cambios de ritmo, fintas, lambretas de una forna forma bastante convincente. Y el balón a ras de suelo rodaba y reaccionaba de forma increible.
        Quería asemejarse a Virtua Striker en los gráficos pero con un manejo y posibilidades similar a lo que ofrecía el ISS de KCEO
        Arcade, sin duda pero cómo los ISS, era de lo mejorcito que se podía jugar en el 96.

  5. @Juantxi: tienes toda la razón, el gran público quiere emular lo más fidedignamente posible a sus ídolos… me dejé llevar por el entusiasmo del momento 🙂 Y no, no llegué a probar el This is Football (bueno, en Nintendo DS sí, pero como que no cuenta); pero sí el bendito Red Card 😀
    ¡Gracias a ti!

    @Croma: Hostias, ha sido leer Victory Goal -el primer Sega Worldwide Soccer- y escuchar en mis adentros la voz sampleada de la pantalla de start. Se dejaba jugar, pero el segundo -creo recordar que era el SWWS 2- era cosa seria. Gozaba de muchas animaciones nuevas, tenía editor de jugadores -permitía cambiar nombre y color de piel-, clubs, selecciones e incluso hacía alguna pijada como mostrarte al equipo ideal tras disputar un torneo. Hasta la llegada de FIFA 98 -no le duró mucho el trono- fue mi juego de fútbol de cabecera.

    Saludos a todos!

    • jajajaja… claro, el This Is Football que yo te digo era de SONY, con lo cual en Nintendo DS no podías haberlo probado… xDDD

      el Sega WorldWide Soccer 98 de Saturn sí que lo jugué, y era bastante divertido, así como el SWWS 2000 en DreamCast, pero claro… ahí ya no tenía NADA que hacer contra la fluidez, suavidad y realismo de los ISS Pro de Play… era otro mundo 😉

    • El Worldwide Soccer 98 era una gozada, ya te digo!
      Me pasó lo mismo. Lo gocé muchísimos pero poco a poco fué chupando banquillo. Las ediciones 98 de FIFA, ISS y para rematar Winning Eleven 4 lo terminaron de tapar, pero me pasé casi 2 años buenísimos en los que tuve primero Victory Goal 97 japo y luego las 2 versiones PAL de SWWS. (97 y 98) Fuí un freak total de esa saga desde el día que lo vi puesto en una tienda de importación del centro de Madrid. Fuí a por el King of Fighters 95 y me vine con un juego de equipos japoneses.
      Que tiempos! 😀

      Juantxi, con el de Dreamcast yo me autoengañaba jajajaj. Quería creer que el juego era bueno pero en realidad era mucho peor que los de Saturn. Creo que lo hizo un estudio inglés y ya no tenía nada del original salvo el nombre.
      Jojojoj recuerdo los efectos falsísimos que podías imprimirle al balón.

  6. ¡Que tiempos aquellos! Recuerdo descubrir el ISS Pro en una party gallega junto a un amigo y tirarme literalmente 2 de los 3 días jugando a él. Por entonces los FIFA (96-97-98) me parecían una santísima “meh” viniendo de arcades como Sensible Soccer o Kick Off en Amiga. Descubrir aquel ISS con voces en japonés, narrando el apellido “Salinas” era lo más divertido que había parido madre y más jugando con gente.

    Recuerdo coger un FIFA unos años después, cuando todavía la palabra “FIFA” estaba en la boca (un poco como hoy, no nos engañemos) de todos y sin haber jugado un solo minuto a aquel juego durante años. El encuentro acabó en paliza a mi favor, solo jugando de la misma manera que trataba de jugar en lo que ya era PES y aguantando esos goles casi desde el medio del campo que facilitaba FIFA.

    Y así llegué hasta el 6 -adorado por Kris, porque como bien dices, con el cambio de generación fue un auténtico desastre. Compré mi primera 360 con el pack de Forza 2 y PES 2008… este último lo vendí a la semana y Forza me llevó a estar años en su comunidad. Lo resume todo el hecho de probar FIFA 8 y darme cuenta de donde estaban las cosas -y siguen ahora mismo.

    Este último PES es un juego majo, pero me recuerda a eso que comentas en el texto: esos primeros ISS germinales que un par de años después, le dieron un buen puntapié a FIFA de lo que no se supo recuperar en una -larga- generación completa.

    Quizás dentro de un par de años se produzca lo mismo. Siempre es buena la diversidad y la competitividad. Pero ni esta es la Konami de entonces ni tampoco esta es la EA de entonces… y actualmente con la era internet en vena, donde lo que ocurre hace 30 minutos es pasado, 2 años de desarrollo puede ser un mundo.

    Veremos que ocurre… porque dentro de la extraña pareja, lo más extraño es que con la actual situación de Konami tirando por la borda todo su historial y franquicias, siga dejandose los yenes en un juego de los llamados “Triple A”.

    • Gracias por el comentario humpr3y!!!

      de Konami, tristemente me temo que si con PES 2017 no recuperan gran parte del terreno perdido en ventas (es decir, casi emparejarse con el FIFA 17 en unidades vendidas) creo que PES va a quedar para juegos de móvil y máquinas de pachinko… y se perderá en la inmensidad de sagas abandonadas para consola.

      Aunque, por otro lado, si eso ocurre será porque ELLOS solitos se lo han buscado… ha sido una generación entera que han tirado a la basura en PES… y los usuarios se cansan de la baja calidad. Quizás no el 1er año, o el 2º… pero al tercero te da carpetazo y se van a otro lado.

  7. En Perú durante la decada de los 90 disfrutamos mucho de la versión japonesa Winning Eleven 3 (por estos lares fue la primera en llegar), al contar con recursos menores a los de los países de primer mundo, asistíamos diariamente a los establecimientos que alquilaban las consolas por horas, en mi país PES siempre ha sido el rey indiscutible de los videojuegos, además de ser el que siempre genera un gran ingreso económico a los locales de alquiler y venta de videojuegos, en la epoca del ps2 la gente disfruto enormemente del PES 2012 y 2013 realizando torneos semanales en casi todos los establecimientos del país. Sin duda un gran juego que significa muchisimo para los gamers de estos lares, saludos desde Perú, gracias por tan excelente artículo

Deja un comentario