La vida en la granja no es tan divertida como imaginabas

Los juegos de granjeros son entretenidos y algunos de ellos pueden resultar adictivos, pero en ocasiones no basta con que el título presente buenas intenciones, sino que lo fundamental es mantener un ritmo. La vida en la granja llega a Nintendo 3DS de la mano de Harvest Moon: A New Beginning, un título que, por mucho que sea un nuevo comienzo, no va a sorprender a nadie.

Harvest Moon

El principal problema del que adolece este Harvest Moon es la falta absoluta de ritmo, con un arranque demasiado lento y en el que el simple tutorial te durará algunos días. Cierto es que a este tipo de títulos hay que dedicarles tiempo y ser constantes, pero siempre y cuando muestre agilidad y novedades para mantener enganchado al jugador, de lo contrario acabará aburrido y abandonando el juego a las pocas horas. El tutorial se extiende durante todo un mes en el mundo virtual y no hay opción de saltárselo para comenzar directamente con las labores agrarias, lo que puede llegar a ser tedioso y frustrante hasta el punto de machacar el botón A para que terminen cuanto antes las explicaciones.

Harvest Moon

Nuestra misión consiste principalmente en cultivar la cosecha y cuidar de los animales, para luego vender la mercancía generada y ganar dinero. El desarrollo como bien mencioné anteriormente es lento, demasiado, por lo que el negocio tardará bastante tiempo para que sea rentable y dé fruto. También podemos explorar los paisajes naturales que rodean el pueblo para recolectar frutos, peces, hierba y otros ítems la mar de útiles. El pueblo tan sólo consta de 3 habitantes, los indispensables para que puedas hacer los negocios pertinentes. Cierto es que el poblado no pasa por su mejor momento y sus habitantes deciden abandonarlo para buscar mejor fortuna, pero es poco inteligente este planteamiento teniendo en cuanto que una mayor población habría otorgado variedad a un título que lo pide a gritos.

Con el dinero que ganamos podemos ampliar la granja y adquirir nuevos objetos, pero si hay algo que de verdad puede que llegue a engancharnos un poco eso son los proyectos municipales, algo parecido a lo que vimos en Animal Crossing: New Leaf. Podemos construir nuevos edificios, viviendas y negocios para que el pueblo prospere y acoja a nuevos habitantes. Estas edificaciones podemos colocarlas donde más deseemos y personalizarlo a nuestro gusto. Pese a estas novedades, no podemos escapar de la rutina del campo y estamos obligados a atender aunque sea las necesidades básicas de la granja.

Harvest Moon

El apartado gráfico no es ni mucho menos lo que puede llegar a ofrecer la portátil de Nintendo, sino que parece que hayamos retrocedido a la primera Playstation. Algunos elementos tienen mayor nivel de detalle que otros, pero la mayoría cuenta con un acabado justito. La banda sonora tampoco es una maravilla y aunque hay alguna que otra melodía que no resulta desagradable al oído, otras son tan cansinas que acabaremos silenciando los altavoces para no tener que oírlas más. Para rematar la faena aún más si se puede, decir que el juego nos llega completamente en inglés, de modo que habrá personas que no podrán jugarlo por no entender ni papa de lo que ocurre. Un punto muy negativo si tenemos en cuenta que la traducción en este tipo de títulos resulta fundamental para que el jugador sepa qué compra o qué hace en todo momento.
Harvest Moon

Harvest Moon para 3DS es un juego sólo apto para quienes tenga mucha paciencia. Ya sólo con las primeras horas de tutorial te vas a dar cuenta con lo que te vas a encontrar. Lento, monótono y rutinario serían las palabras adecuadas para describir un producto que, con otro planteamiento, hubiese sido la mar de entretenido. A estas alturas los gráficos, al menos para mí, son lo de menos, porque busco un título con el que pasarlo bien, estar entretenido y disfrutar de un rato agradable. Desgraciadamente con Harvest Moon: A New Beginning pasa como con los documentales de la 2, está bien para coger el sueño a la hora de la siesta. [60]

Deja un comentario