Tetas y espadazos no siempre combinan bien

Todos sabemos que las tetas ayudan a un vender un videojuego: Tomb Raider, Soul calibur, Dead or Alive etc. son ejemplos que nos vienen a la cabeza con esta afirmación. Pero en ocasiones, por muy buenas que sean los pechotes mostrados, o insinuados, si el juego es finalmente un poco castañote, todo queda en una mera anécdota: las tetas.

Blades of Time, es el sucesor no oficial del antiguo juego X-Blades. El juego nos pone en la piel de una caza tesoros ligera de ropa llamada Ayumi que ayudada por un compañero de batallas inexistente, porque apenas aparece en el juego, tratará de llegar al templo del dragón, donde se esconde uno de los mayores tesoros. Por ello, traiciona a su gremio para pode tener acceso a la gema que la transportará al supuesto lugar, pero algo falla por el camino.

Antes de iniciar el propio juego tendremos la cinemática de rigor para ponernos en antecedentes y ya deja mal sabor de boca, augurando que nada bueno nos espera. Una vez metidos en el juego, veremos cómo a pesar de empezar con controles fáciles, y una cámara loquísima que marea cosa mala, la cosa se complica al ir aumentando habilidades, llegando a tener tanta combinación de combos que nos perdamos y solo usemos los que realmente nos gustan o aprendamos antes.

El ritmo de juego es constante, no hay bajones, pero sí que se nota un poco el estiramiento en el guión con localizaciones innecesarias o el modo estallido. En este modo deberemos proteger nuestra base de las oleadas enemigas, mientras nosotros intentamos destruir su base. En este modo es posible jugar contra otro jugador, ya sea a versus u online. Es un modo que está bien para un par de partidas y probarlo, pero que no deja de ser algo anecdótico.

Durante el juego veremos cómo nuestra protagonista mejora el armamento a través de los cofres que descubramos, cambia de ropa cuando cambiemos de mundo o mejora habilidades en los altares que encontremos gracias a las almas de los enemigos derrotados. Un estilo repetido en muchos juegos y que no aporta novedades. Las habilidades a pesar de tener bastantes se basan solo en 3 elementos: fuego, hielo y fuerza, por lo que derrotar a un enemigo con su elemento contrario facilita y agiliza la limpieza del escenario. Y digo limpieza porque llegaremos a tener hasta 15 enemigos por pantalla sin ralentizaciones. Las principales y únicas armas serán las espadas dobles y un rifle/metralleta

Una de las cosas curiosas del juego es la habilidad limitada que tenemos de retroceder en el tiempo, al hacerlo, podremos interactuar con nuestro yo presente y hacer el doble, triple o la cantidad de clones temporales que podamos hacer, de daño, activar interruptores dobles o triples, o crear todo un caos temporal digno de Regreso al Futuro. Esta habilidad afecta tambien a los enemigos, por lo que si los dañamos y retrocedemos el daño se restaura, pero al golpear doblemente con el clon temporal, hacemos el doble de daño, eliminándolo antes. Muy útil en los bosses finales.

Gráficamente es muy mejorable, cierto que no encontraremos muchos errores, pero la calidad gráfica es muy baja para una generación como esta. La música es normalita, sin grandes momentos en donde se vuelva épica, los hay, pero son tan contados que puede que ni nos demos cuenta. El control es evolutivo, es decir, empieza muy sencillo y va complicándose hasta llegar a poder usar más de 6 combos diferentes con tan solo 4 botones, llegando a complicarlo un poco y tener buena memoria o reflejos para cambiar de combo según enemigos.

Sinceramente, esperaba algo mas viniendo del cachondo de Tak Fujii, es un juego muy mediocre y que no deja de ser el típico juego al que juegas por aburrimiento o por sacarle logros, ya que de una tacada bien estructurada podemos sacarlos todos. La única aportación que resulta curiosa es la manipulación temporal, que acaba siendo descartable sino fuera porque te obligan a usarla para ciertos interruptores.
No todos los juegos pueden ser Extreeeme. [6]

  1. ¿Si el juego es tan cutre por qué le das un 6?

    Según interpreto en tu análisis es de 4 o 5.

    Sí, ya sé que le dais poca importancia a las notas, pero ya que las ponéis, sed coherentes. Sois de los pocos que lo sois en este mundillo.

    • Básicamente seria un 5, pero la habilidad de retroceder en el tiempo y alterar-interactuar con tu yo del pasado es algo, que sinceramente le da cierta gracia al juego, los logros saltan casi todos con solo jugar una vez el modo historia y una par el estallido, ciertos puzzles a la hora de activar los interruptores hacen que pienses un poco. De ahí ese puntito extra, pero sin eso habría sido ese 4 o 5 que comentas 🙂

Deja un comentario