Lo de Max es porque la tiene muy grande

El juego que más me hypea en este 2012 es Max Payne 3. Esto es así. Aunque carece de la escala de Grand Theft Auto o del factor sorpresa que suposo Red Dead Redemption, Max Payne 3 lleva escrito en la cara que cuenta con una producción de 5 estrellas, marca de la casa. Cada detalle parece cuidado al máximo y Rockstar saca pecho mostrando la implementación de cada una de las armas del juego. La última en salir a la luz ha sido, paradójicamente, la vieja conocida de Max, la pistola M1911 semiautomática, un juguete que es el compañero ideal de los vuelos en bullet time.


…Y tú sabrás que mi nombre es Yahvé cuando caiga mi venganza sobre ti…

Deja un comentario