“LocoRoco 2 es una fieshta” [Análisis]




Me perdí el primer LocoRoco – no me peguéis, pero disfruté como un enano con Patapon, y cuando me enteré que ambos juegos eran obra del mismo estudio – Japan Studio, mis ganas de jugar al que Toño no se cansaba de repetir que era la Joya del catálogo de PSP aumentaron exponencialmente. Tras echarle unas cuantas horas a Loco Roco 2, debo rendirme a la evidencia: Quizá sea éste el mejor plataformas 2D que he visto en mucho tiempo. Braid, perdóname.

El concepto de Loco Roco es una especie de mezcla entre Katamary Damacy, por lo de ir rodando e ir creciendo a medida que vamos recogiendo items del escenario, y de Sonic -pero los buenos Sonic, los inspirados-, por la velocidad a la que se moverá el personaje cuando entre en alguno de los automatismos de los escenarios. Automatismos que propulsarán al protagonista a altas velocidades por rizos que parecen sacados del diseño de una creación de Yuji Naka.


Gráficamente es tan inspirado y encantador como Patapon y a nivel sonoro no le anda tampoco a la zaga. La cantinela de “Pata pata pata pon” tiene aquí su correspondencia en los cantos, igualmente pegadizos, de los mini Loco Rocos. Además, cada tipo de Loco Roco tendrá su propia canción, y hay unos cuantos. De lo que no os puedo hablar, al menos con conocimiento de causa, es de las diferencias con respecto a la primera entrega. He leído que en el primer Loco Roco no se podía bucear, y que los minijuegos de coleccionismo de esta segunda parte no estaban presentes, pero que, como era de esperar, la mecánica de juego es muy similar.

Loco Roco 2es una fieshta que me ha capturado de una forma muy similar a la que lo hizo Patapon. Su simpleza y genial diseño convierten a la experiencia de jugar a la última creación de Japan Studio en todo un acontecimiento que queréis compartir con vuestros amigos, incluso con aquellos menos jugones. Una auténtica joya de esas que ya casi no quedan, capaz de revivir en la PSP esa magia que sólo títulos como Super Mario Bros 3 llegaron a acuñar alguna vez.

Por cierto, gracias a las maravillas del Flash es posible probar la mecánica de juego de Loco Roco 2 sin necesidad siquiera de tener una PSP. Dale al play en el siguiente bloque:

Deja un comentario