Mario Kart 8 Deluxe: Nintendo va a por todas

Reconozco que apenas toqué (qué poca vista que tuve) Mario Kart 8 (Nintendo, 2014) para Wii U, que Sergio analizó magistralmente en su momento. Pero en Nintendo Switch no he podido evitar engancharme cosa mala.


Nota: actualmente llevo 500 estrellas desbloqueadas, lo que sería equivalente a pasarte todas las copas de una cilindrada. Online he jugado apenas 2-3 partidas, soy bastante más de juego single player.

Un pelotazo

Ya sea por las ganas que tengo de jugar hasta al parchís en la nueva consola de Nintendo (quién me lo iba a decir), por poder jugarlo en modo portátil y por el limitadísimo catálogo actual de la máquina, me compré la Mario Kart 8 Deluxe (Nintendo, 2017). Dado que jugué poco al de Wii U, para mi puede considerarse como un juego totalmente nuevo. Con esa perspectiva puedo decir que Mario Kart 8 Deluxe, a pesar de los 3 años de diferencia con respecto al lanzamiento del título en el que se basa, sigue siendo un pelotazo, un auténtico juegazo al que le puedo recriminar pocas cosas, incluyendo, eso sí, una adicción total.

Antes de seguir, confesar que no creo tener ninguna autoridad a la hora de valorar este Mario Kart 8 Deluxe más allá de como juego individual. De la franquicia sólo he jugado fuerte – amándolo con todas mis fuerzas, eso sí – a Super Mario Kart. Todavía sueño con ese sonido del kart cruzando el puente de madera, una experiencia casi religiosa que viví en casa de mi mejor amigo del EGB, que también me descubrió Gauntlet, Batman y otros tantos juegazos eternos. Qué recuerdos, joder.

Es por ello que me ha extrañado mucho que este Mario Kart 8 Deluxe me haya hecho recordar, en cuanto a sensaciones, a las que viví con ese mítico Super Mario Kart. Para mi, en mi historial como jugador, eso son palabras mayores. Esa sensación de continuo descubrimiento, de sorpresas, de maravillarte con algún efecto o detalle, con el catálogo de karts, motos, ruedas, alas, animaciones, personajes… Mario Kart 8 Deluxe es un juego tan gigantesco como maravilloso.

Apuntes personales

La jugabilidad es tremendamente arcade, orientada a que las carreras no se decidan, por norma general, hasta la última vuelta. Esto hace que los items que nos tocan en las cajas “sorpresa” varíen mucho dependiendo de la posición en la que nos encontremos en la carrera, premiando enormemente el ir rezagado y “penalizando”, entre comillas, el ir primero. Así, las posiciones variarán muchísimo a lo largo de la carrera, dinamizándola muchísimo y evitando que nadie pueda relajarse. Es brillante y funciona a la hora de equilibrar las partidas, pero a mi personalmente me parece muy aburrido ir líder. El uso de los Power Ups es una de las diversiones de los Mario Kart y si vas en cabeza estás muy limitado. Pero sin duda, en el cómputo global, hace mucho más divertidas las partidas.

En cuanto a los niveles, qué decir: una tremendísima selección de fases, incluyendo un All-Star de algunas de las mejores pistas de otros Mario Kart con los que emocionar a los seguidores más fieles de la franquicia. Pero claro, esto ya estaba en Wii U. ¿Qué es lo que convierte a esta entrega en un auténtico fenómeno?

El factor Switch

Nintendo Switch añade a la ecuación tres cosas fundamentales. Para empezar, la exposición. Wii U nunca tuvo la atención que sí que está teniendo el nuevo juguete de la Gran N. Después, es la consola más amigable online hasta el momento fabricada por Nintendo (a pesar de que los juegos siguen estando vinculados a la consola, no a nuestro ID). No hay un código de amigo por juego, sino que el identificador es único por consola, lo que nos permite tener nuestra red de amigos para todos los juegos. Y en un título como Mario Kart, con un espíritu competitivo inherente, esto es algo que le sienta maravillosamente bien.

Como segundo factor, y seguramente principal, es el carácter híbrido de Switch. El poder echártela en la mochila y organizar parties presenciales con más gente es recuperar el espíritu de las partidas en LAN a Age of Empires o Doom de hace años. Y es que Mario Kart 8 Deluxe permite que hasta 8 jugadores puedan participar en una partida multijugador a través de la conexión wireless de la consola, cada uno con su propia máquina.

Here comes a new challenger

Zelda: Breath of the Wild es un juego gigantesco, y merecidamente el título que se llevó todos los focos en su momento. Pero Mario Kart 8 Deluxe merece ser considerado como otro de los grandes títulos del momento, a pesar de que salió en Wii U hace 3 años. Por cierto, da que pensar que los 2 mejores juegos del catálogo de Switch estén disponibles en su máquina predecesora, pero es evidente que el potencial online y la condición híbrida de la nueva consola de Nintendo les confiere una dimensión única.

  1. Yo me habria tirado de cabeza a por Switch de haber lanzado un MK9. Teniendo el de Wiiu con los dos dlcs no me compensa, ya que básicamente es el mismo juego.

    Respecto al juego, lo considero de lo mejorcito de esta generacion (pasada ya en el caso de Wiiu) y sin lugar a dudas , el top del catálogo de Wiiu, por encima incluso de Zelda.

    • Es MUY pronto para pensar en un MK9 y más teniendo en cuenta lo bueno que es MK8 y lo bien que está funcionando en Switch. Lo que seguramente pase es que se lance uno o más DLCs.

        • No, no digo que Nintendo tenga un MK9 en la recámara. Solo que habría visto mas lógico una nueva entrega que no una copia con dos modos más de juego.

          Al menos como poseedor de Wiiu, su estrategia no me parece correcta. Lanzar la consola sin un título exclusivo de calado solo hace que mi interés por Switch sea nulo.

          DLCs, …. pues si, aunque espero que con mas celeridad que en la versión de Wiiu.

        • @Ros
          Para los usuarios de WiiU es normal que no les interese el juego pero se han vendido tan pocas y despertó tan poco interés en su día que la mayoría no hemos jugado a sus grandes títulos.

          Teniendo una Switch, aparte de su propio catálogo ( algún día llegará supongo) lo que esperamos es que todos esos títulos salgan, lo curioso es que Nintendo ha cortado tanto “por lo sano” que parece que no les interesa ni tratar bien ni recuperar a los que compraron en su dia una WiiU. Qué les hubiera costado regalar un Mario Kart 8 Deluxe digital a cada usuario de WiiU que tenga el MK8 que se pasará a Switch? Si lo va hacer Square con Dragon Quest X son muy pocas las ganas de Nintendo y muy mal por su parte.

        • @Sendoh, sí, desde fuera suena raro. Yo estoy encantado porque en Wii U no lo jugué, pero vamos, a los que no tienen Switch y sí Wii U creo que tiene mucho sentido que se esperen a que haya cosas exclusivas para comprarla.

  2. Primero el Zelda, ahora MK8 y ya se rumorea el Smash …. si la gente quiere jugar a juegos de Wii U que se la compre … en Switch quiero juegos exclusivos de Switch …..
    ¿Vamos a estar como en la PS4? ¿3 años con remasters asta que llegan los juegos de verdad de Ps4?

    • Yo estoy encantado de poder jugar en modo portátil, para mi es un plus. Entiendo que hacen falta juegos exclusivos – tienen que haberlos por coj…., pero no me voy a quejar de que hayan títulos potentes de Wii U portados.

    • No, si está clarísimo que Nintendo ha pasado un poco de los usuarios de Wiiu. No voy a negar el atractivo que puede tener para muchos jugar en una portatil a esos títulos (no es mi caso), pero si sus dos juegos mas importantes ya los tienes en tu consola anterior, ese plus sale demasiado caro (sin contar que tienes que volver a comprarlos).

Deja un comentario