[Microanálisis] Smackdown vs Raw 2008 (PlayStation 3)

Debo confesar que a mi los juegos de lucha libre no me llaman demasiado. Es más, creo que la última vez que jugué más o menos en serio a uno fue en los tiempos de la NES, al que creo que fue uno de los juegos más revolucionarios en su género: Tecmo World Wrestling. Eso no me impide reconocer que el ShowTime en el que se basa este subgénero de los juegos de lucha es uno de los mayores espectáculos que se pueden ver en la caja tonta. Luchadores metrosexuales, que hacen gala de unas tabletas que ya quisieran los protagonistas de 300, hacen ver que se zurran con mucho estilo y ganas mientras intercambian monólogos que rivalizan en duración con los que se gastaba Fidel Castro.

Dada la naturaleza del show, no es de extrañar que uno de los puntos fuertes de Smackdown vs Raw 2008 sea su el editor de personajes. Éste es completísimo, y os podéis pasar tranquilamente horas diseñando a todos los luchadores que se os pasen por la cabeza. Como curiosidad, decir que los de THQ nos han dejado la puerta más que abierta a que creemos a Guile de Street Fighter II. Cuando veáis uno de los peinados disponibles ya veréis a lo que me refiero. Sin duda, el modelado de los personajes es de lo mejorcito del juego, no llega al nivel de Fight Night. Las animaciones, eso sí, son impecables.

La jugabilidad es arcade a más no poder, y se basa, paradójicamente, en el castigo físico del adversario o adversarios. Cuanto más golpeéis a vuestro contrincante más posibilidades tendréis de que al realizar la cuenta de tres no se levante, así que no os cortéis. Los que sean amantes de Tekken y cia. no se sentirán demasiado agusto, porque el sistema de control es totalmente diferente, mucho más pausado, enfocado al Show Time, a realizar combinaciones que acaben con el SuperStar de turno en el suelo, con su espalda en la lona, mientras creamos espectáculo con movimientos y posturitas de cara a la galería. Y eso no es algo que enganche a todo el mundo. Por lo menos a mi no me ha enganchado.

Los amantes del programa de TV estarán encantados, pues se han incluido todas las diferentes combinaciones de modos de combate, escenarios y vertientes de la lucha libre americana, por lo que podréis recrear cualquier tipo de enfrentamiento que se os pase por la cabeza, y protagonizarlo con todas las superestrellas, desde el campeonísimo John Cena hasta el mítico El Enterrador. Además, se incluye el modo 24/7, en el cual podréis dirigir todos los pasos de la carrera de vuestro personaje: Promoción, entrenamiento y combates en si. Siento no hacer una comparativa con pasadas ediciones pero, como ya he dicho, es que no he jugado a nada del género en los últimos años.

Deja un comentario