NBA 2K17, destinado a convertirse en el simulador definitivo

Año tras año nos centramos, quizás demasiado, en la eterna guerra del fútbol entre PES y FIFA, pero, desde hace tiempo, este enfrentamiento está descafeinado ya que, hay un juego, una saga, que se supera anualmente y que con su última entrega, bautizada como NBA 2K17, podría convertirse en el simulador deportivo definitivo.

10.100.65.178_Image_409

NBA 2K17: El Prólogo es una auténtica delicatessen

Hace unos días se presentó de forma oficial en España el juego y, pese a que estábamos invitados no pudimos acudir al evento. Sin embargo, el pasado 9 de septiembre, 2K lanzaba el Prólogo, una especie de aperitivo para el modo Mi Carrera, al que más horas le dedico edición tras edición de NBA 2K, que nos ha permitido comprobar, tanto a nosotros como a millones de jugadores de todo el mundo, de la pasta de la que está hecho NBA 2K17 y, desde luego, promete.

No sé como demonios se las apañan, pero 2K Sports cada año consigue superarse, añadiendo mejoras a nivel técnico y jugable que son difíciles de ver, con tanta progresión, en otras sagas de cualquier género, acercando cada vez más a NBA 2K a la perfección.

Evidentemente, este Prólogo, en el que podemos disfrutar de algún partido a modo de tutorial y de hasta 6 partidos controlando a nuestro jugador para Mi Carrera en su fase universitaria, no nos sirven para juzgar el juego de forma definitiva, pero sí que nos han dejado con la sensación de que NBA 2K17 está predestinado a convertirse en el simulador deportivo definitivo, en el juego más redondo, de cualquier deporte, que hayamos visto desde que, por lo menos, tengo uso de razón en esto de los videojuegos.

En cuanto el balón comienza a botar, en cuanto entramos en la pista, notamos unas cuantas mejoras a nivel jugable, mejoras que, seguramente, se incrementarán o se harán más perceptibles en cuanto podamos echar decenas de horas con el juego definitivo, pero que ya se ven en estas primeras horas de juego.

NBA 2K17

Las primeras mejoras palpables de NBA 2K17

Lo primero de lo que os percataréis es de que ha cambiado, por ejemplo, la mecánica de tiro, que ahora deberemos ajustar hasta llenar la barra para tener el tiro perfecto, barra que, además, irá cambiando de tamaño dependiendo de si nuestro jugador está en una zona en la que se encuentra cómodo para realizar, o no, el lanzamiento. Si por ejemplo tenemos a un jugador especializado en tiros de interior intentando lanzar un triple, veremos como la barra de tiro se ve potencialmente reducida, y que aumenta a medida que nos vamos acercando al aro, por poneros un ejemplo sencillo.

Otra cosa que notaréis es la física de la pelota, que se ha mejorado bastante, otorgando más peso al balón y mejorando su reacción tanto en los pases bombeados como en los picados y, sobre todo, en sus movimientos tras tocar el tablero o el aro que, en anteriores entregas, chirriaban un poco en algunas ocasiones haciendo unos movimientos poco realistas, algo que se ha mejorado notablemente en NBA 2K17.

Algo también palpable son las mejoras en los contactos entre los jugadores, mucho más realistas y que afectan en gran medida al juego, haciendo mucho más difíciles de ejecutar las jugadas en contacto y provocando que no podamos usar el “atajo” de intentar “empujar” por la fuerza bruta a los jugadores contrarios para que vayan hacia atrás por culpa de nuestra fuerza. Ahora notaréis que las defensas son más “pesadas” y que necesitaréis ejecutar más amagos o movimientos de engaño con la pelota para intentar buscar un hueco a canasta si queremos realizar una penetración, o veréis también como los choques en los bloqueos son ejecutados de una forma bastante más realista.

A esto se le suma el mayor abanico de movimientos con el que cuentan los jugadores, mucho más realistas a la hora de moverse por el campo, necesitando más espacio para moverse a la hora de hacer movimientos bruscos, lo que le añade un pequeño plus de dificultad al juego, pero hace que sea mucho más realista y suave a la hora de ejecutar movimientos.

A nivel de Mi Carrera en sí, me ha gustado particularmente que vuelvan a recuperar un gran número de los roles de cada posición, dándonos más opciones a la hora de crear, por ejemplo, un escolta especialista en pases, en tiros de 3 (francotirador) o en penetración. Además, el nuevo gestor para crear el jugador y para gestionar sus habilidades y demás parámetros es mucho más bonito a nivel visual, y cambia por completo el aspecto quizás un tanto básico que arrastraban otras entregas.

Eso sí, por sacarle un par de peros a este Prólogo y a lo que he visto, tengo que deciros que no me ha gustado nada el que hayan sacado el escaneado facial a una app de móvil, haciendo que instalemos una app extra a nuestro teléfono para que luego veamos que ese escaneo sólo está disponible para Android 5.0. Además, tampoco me ha gustado, de nuevo, el tiempo de instalación de la demo. Esto es un problema que viene arrastrando en formato digital NBA 2K entrega tras entrega, tardando muchísimo en instalar todo el contenido en nuestra PS4 y, pese a que la espera merece de verdad la pena, sería un alivio para todos los jugadores que lograsen reducirla.

Nota: tendréis que disculpar el audio del vídeo con El Prólogo, estaba en streaming y no me percaté del ruido de fondo y de la ausencia del volumen del juego.

Conclusiones con las primeras horas de NBA 2K17

NBA 2K17, por lo que me ha dejado ver en El Prólogo, está destinado a convertirse en uno de los juegos del año. No sé como demonios lo hace 2K Sports pero, cada año, se superan a sí mismos mejorando físicas, detalles y multitud de cosas a nivel jugable para acercar a su saga, entrega tras entrega, a la perfección. Desde luego, con este título no van a ser menos y veremos grandes mejoras en la física de la pelota, en los choques entre los jugadores, las animaciones… un cóctel que, por las pocas horas de juego que hemos podido disfrutar con El Prólogo tiene muy buena pinta. Tanto es así que, para mí, este NBA 2K 17 tiene pinta de convertirse en el simulador deportivo definitivo. Que viva el baloncesto. Dormir es de cobardes.

  1. Hay un PEQUEÑO detalle que 2k ignora año tras año: el online es injugable por culpa del retraso en los movimientos. Si tuviera un online decente sería de los mejores juegos deportivos que hay.

Deja un comentario