Nintendo Land es una gran carta de presentación de Wii U

Si te digo que Nintendo Land me producía escepticismo es quedarme poco. Lo veía desde la distancia y su concepto de colección de videojuegos me recordaba a las demos que antaño acompañaban a las consolas, experiencias incompletas que sugerían mundos muchos mayores. En la práctica, la creación de Nintendo es un título capaz de sorprender al jugador más tradicional.

Si Wii Sports intentaba acercar, con éxito, a los casuals a la consola, Nintendo Land intenta casualizar a los hardcores con experiencias mayormente livianas pero muy gratificantes. Lástima que el multijugador sea únicamente local.

Me gustaría remarcar que como experiencia individual Nintendo Land tiene muchas cosas que decir, pero no sería justo no apuntar que algunos de sus juegos dejan la miel en los labios si se juega en modo Forever Alone. Conceptualmente, Nintendo Land está planteado como un Parque al estilo Disneyland en el que el jugador o jugadores disfrutarán de atracciones que, en la práctica, son minijuegos. O no tan mini.

Tanto rajar, y al final la Wii U mola y todo

Tanto rajar, y al final la Wii U mola y todo

La mayoría de las atracciones de Nintendo Land, 9 de 12, pueden jugarse de forma individual, muchos de los cuáles, 6 de 9, están orientados como experiencias unijugador. Es decir, que no tienen posibilidades multijugador. Esta combinación permite al título de Nintendo ser una alternativa válida tanto para los que vayan a jugarlo en grupo como para los que tengan el hobby de los videojuegos como un acto de ocio individual. Eso sí, como en los anuncios de La Gran N dejan claro, es en el multijugador donde Nintendo Land brilla realmente. Sus múltiples atracciones posibilitan un muestrario de experiencias tanto cooperativas como competitivas en las que el juego de Nintendo no sufre para plantear diferentes escenarios en los que el concepto de GamePad, el cuestionado mando con pantalla de Wii U, tiene todo el sentido del mundo.

Luego está la profundidad de las experiencias. Aunque a primera vista los juegos sean poco más que minipruebas, en la práctica cada una de las atracciones están conformadas por múltiples niveles que se irán desbloqueando a medida que vayas rejugando los títulos. Nintendo, además, se ha permitido el lujo de incluir auténticos retos para los hardcores como La pista de obstáculos de Donkey Kong, una auténtica pesadilla para los que se metan entre ceja y ceja el superarlo completamente.

A continuación paso a presentar brevemente los juegos/atracciones contenidos en Nintendo Land, separándolos por el número de jugadores que pueden participar en ellos.

Atracciones para 1 jugador

* El carrito de frutas de Yoshi: controlaremos a nuestro Mii cabalgando a lomos de un Yoshi que deberá comerse todas las frutas del nivel para poder avanzar. La gracia estriba que para ello deberemos usar la pantalla táctil del GamePad… pero las frutas sólo se verán en la pantalla del televisor.
* Octopus Dance: quizá el minijuego menos inspirado de todo Nintendo Land. El objetivo es imitar los movimientos de otro personaje, siguiendo el ritmo de la música. Descafeinado.
* La pista de obstáculos de Donkey Kong: un reto gigantesco que parece fuera de lugar en un título familiar como Nintendo Land. Si consigues superarlo en su totalidad, tienes mi respeto eterno.
* El castillo ninja de Takamaru: este seguro que lo has visto en algún vídeo promocional. Utilizando el GamePad de Wii U como bandeja de Estrellas Ninja, deberás lanzarlas contra los enemigos que aparecerán en la pantalla de tu televisor. Aunque en un principio me pareció trivial, un par de partidas fueron suficientes para que me gustara, primero, y me picara, después.

* La vertiginosa carrera de Captain Falcon: este minijuego está basado en F-Zero, aunque no considero que esté a la altura de la saga. Utilizando el GamePad a modo de Wii Remote, deberemos girarlo para recorrer los trazados en la mínima velocidad de tiempo posible. Este sistema de control me parece muy forzado y sin sentido, y mal haría Nintendo de provocar encuentros entre la jugabilidad y la pantalla táctil del GamePad cuando tengan tan poco sentido como aquí.
* El globo sobre la brisa: utilizando el género de Carrera Contínua, como el maravilloso Tiny Wings o el patrio Athens Adventure, aunque, extrañamente, con un movimiento de derecha a izquierda en vez de a la inversa, el objetivo será mantener al protagonista en el aire, acabando o esquivando a los enemigos y evitando las trampas de los escenarios. De mis atracciones preferidas, sobre todo por lo ajustado de la dificultad.

Atracciones para equipos (1-5 jugadores)

* The Legend of Zelda: A las armas: controlando a Link deberemos acabar con cuanto bicho se nos ponga por delante. Del espíritu de la saga general no encuentro nada, pero en multijugador supongo que tiene su gracia, aunque no creo que sea uno de los minijuegos a destacar de Nintendo Land.

* La aventura de los Pikmin: mi preferido. Como no había jugado a ningún Pikmin no sabía que la mecánica de juego es un calco de la de Little King’s Story, uno de mis títulos preferidos para Wii. Por ello estoy devorando todas y cada una de las pantallas, que ofrecen unas sensaciones de juego completo y no de lo que cabría esperar encontrar en lo que se supone que es un recopilatorio de minijuegos.

* Combate Metroid: por las estadísticas que aparecen en la pantalla de Nintendo Land, esta es la atracción más popular entre los jugadores, lo que a mi me ha chocado teniendo en cuenta que se aleja del tono general del resto de minijuegos. Y es Combate Metroid es un juego de naves muy entretenido con diferentes variantes de acción con potencial para enganchar a cualquier aficionado a los FPS. Eso sí, a los casuals quizá les eche para atrás el exigente control.

Atracciones competitivas (2-5 jugadores)

* Mario a la fuga: controlando a nuestro Mii disfrazado de Super Mario, deberemos huir de hasta 4 Toads manejados por otros jugadores. La gracia del asunto consiste en que el que lleve a Super Mario usará el GamePad y podrá ver en todo momento la posición del resto de personajes. Vibrante y divertido, la verdad es que el anuncio de la tele no transmite las sensaciones que esta atracción es capaz de producir.

* La mansión fantasmal de Luigi: una atracción basada en la franquicia Luigi’s Mansion. Bastante parecido en concepción a Mario a la fuga e igualmente entretenido. Un grupo de Miis caracterizados como Luigis deberán acabar con un jugador/fantasma, que gracias al GamePad podrá conocer la posición del resto de personajes, a la vez que permanecerá invisible para ellos, aunque la vibración de los Wii Remotes servirá como chivato para detectar su presencia.

* Animal Crossing: Endulzando el día: a pesar de lo empalagoso del nombre, el juego en si es similar tanto a Mario a la fuga como a La mansión fantasmal de Luigi. Un jugador controlará simultáneamente a dos guardias, gracias a los dos sticks del GamePad, mientras que el resto de jugadores deberán recoger caramelos por el escenario y depositarlos en unos lugares concretos. Muy entretenido.

Como motivación para jugar incluso a las atracciones que menos nos gusten, en Nintendo Land se nos premiará con unas monedas, dependiendo de nuestra atracción, que nos permitirán desbloquear, en un minijuego a lo Pachinko, estatuas interactivas que se irán colocando por el Parque y que realmente le darán ambiente. Estas estatuas estarán basadas en alguna atracción, y podrán emular desde objetos a personajes. El tocarlas las activará, y eso disparará divertidas animaciones o incluso hará que la música o la hora del día del Parque cambie. Un plus que fomenta la rejugabilidad.

Como juego de presentación de Wii U puedo decir que Nintendo Land cumple su papel con nota. No resulta tan sorprendente como la primera vez que te pones a los mandos de Wii Sports, pero la verdad es que te vende muy bien el concepto del GamePad, sobre todo para juegos multijugador. La pantalla táctil del mando, además, permite que experiencias como Pikmin sean más intuitivas que nunca. ¿Qué le faltaría? Para empezar, clama al cielo que un juego como Nintendo Land, que permite que Miis del Miiverse se cuelen en tu parque, no cuente con un multijugador online. Después, las atracciones de franquicias consagradas como Zelda, F-Zero o Mario no sacan partido a esas sagas. Aún así, mi opinión es que este es un gran título y que todo poseedor de la Wii U debería, al menos, probarlo durante unas horas. Y en buena compañía.[80]

    • Sí, el de Mario mola, pero ya me dirás en qué aprovecha la franquicia. Si al menos lo hubieran echo como crossover con varias sagas (Mario/Donkey/Zelda), pudiendo elegir personaje, pues aún…. Pero sin power ups, sin Bowser…. No sé, se le podría sacar mucho más partido.

  1. Como has dicho en el foro, diversión pura.
    Nunca pensé que los juegos de Nintendo y su estilo lucieran mejor que nunca por algo tan “banal” como las hd.

    A ver que sorpresillas nos reservan para el Nintendo Direct de mañana, espero que no sea todo sobre el jodio Pokemon xD

  2. Pingback: Sobre el Nintendo Direct de Enero y Wii U

  3. Pingback: Nintendo se tira al precio de saldo para juegos de Wii U

Deja un comentario