Nintendo Land es una buena forma de estrenar Wii U

El parque de atracciones de Nintendo está a punto de abrir sus puertas y para ello nada mejor que tener la suerte de probar en primicia todas las atracciones que puede ofrecernos este singular centro de ocio para compartir con vosotros mis impresiones.

Nintendo Land

En Nintendo Land vas a encontrarte con muchos minijuegos, tanto para un jugador como para 5 jugadores, todos ellos la mar de variados y entretenidos aunque, claro está, no todos son igual de divertidos. Hay algunos en los que aún no estoy muy convencido de la diversión que puede llegar a ofrecernos, porque para ello habría que dedicarle mayor tiempo, pero lo que es seguro es que varios de ellos son pequeñas joyitas que nos van a tener enganchados durante horas. A la espera de poder jugarlos todos en mayor profundidad, os relataré los que para mí son los más llamativos.

– Mario Chase: un pilla-pilla en el que 4 jugadores que encarnan a Toads deben atrapar al otro jugador disfrazado de Mario por un nivel plagado de obstáculos. El usuario que maneje el Wii U Gamepad será el encargado de esconderse mientras que el resto de jugadores que controlan los mandos de Wii normales tendrán que atraparlo, siendo esencial colaborar en equipo para cumplir con el objetivo. Mario Chase es divertidísimo sin importar el número de veces que lo juegues, siendo uno de los minijuegos ideales para echarse piques con los amigos.

Nintendo Land

– Metroid Blast: posiblemente uno de los más interesantes. Existen varias opciones de juego, ya sea cooperativas o competitivas, donde tendremos que disparar a oleadas de pequeños monstruos con forma de diana o derribar la nave enemiga controlada por el jugador que posea el mando de Wii U. Nuestros personajes dispondrán de las mismas habilidades que posee Samus Aran en Metroid, como disparar, realizar saltos en huida o convertirse en bola.

– Pikmin Adventure: una mini aventura en la que, poníendonos en el papel de los simpáticos pikmin´s, debemos avanzar por el escenario esquivando obstáculos, venciendo a enemigos y colaborando con nuestro equipo para lograr llegar hasta nuestra nave espacial. Los escenarios están repletos de color y detalles, siendo uno de los juegos más bonitos y cuidados de todo el catálogo.

Nintendo Land

– Luigi´s Mansion: 4 jugadores adoptan el papel de cazafantasmas y con la ayuda de nuestra linterna mágica debemos capturar al espectro controlado por el quinto jugador. No debemos abusar de la linterna, pues rápidamente se agotará la batería y seremos una presa fácil para el ente, que aprovechará cualquier descuido para pillarnos. Si nos quedamos sin batería podemos recoger las pilas que aparecen por el escenario y si uno de nuestros compañeros es capturado por el fantasma podemos reanimarlo con la linterna. Son en estos momentos cuando debemos tener más cuidado pues, mientras reanimamos a nuestro compañero, estamos indefensos ante cualquier ataque.

– Animal Crossing: nuestro objetivo consiste en conseguir un número determinado de caramelos que se encuentran ocultos en los árboles repartidos por el escenario. Mientras, el jugador que maneja el Gamepad, hará de guardián tratando de impedírnoslo. Cuantos más caramelos cojamos, nuestra velocidad se irá reduciendo, de modo que resulta imprescindible la coordinación en el equipo para ganar.

Nintendo Land

– Zelda Battle Quest: avanzamos por las llanuras de Hyrule en busca de artefactos de trifuerza mientras vencemos a todo tipo de criaturas que se interponen en nuestro camino. El mando de Wii hará de espada y el Gamepad de arco y nuevamente será esencial la colaboración de todos los componentes del equipo para superar la misión.

– Octopus Dance: un juego de baile donde la sincronización y el sentido del ritmo resulta fundamental, muy parecido a Rythm Paradise. En él debemos ir pulsando determinados botones o mover los sticks izquierdo y derecho del mando según las indicaciones que se muestren en pantalla. Este es uno de los minijuegos más aburridos y rápidamente nos cansaremos de él.

Nintendo Land

– F-Zero: carreras con vehículos futuristas esquivando los obstáculos que se presenten en el circuito. La sensación de velocidad no es gran cosa y el control no está muy bien pulido. Gráficamente es bastante vistoso, pero es de los minijuegos que pasan a mi categoría de aburridos. Una lástima, pues la propuesta es bastante interesante y esconde verdadero potencial, pero finalmente no se ha llevado a la práctica, o al menos eso creo.

– Balloon Trip Breeze: sin lugar a dudas uno de los mejores y más divertidos. Tiene el mismo planteamiento que el mítico Balloon Fight, es decir, debemos ir sobrevolando el escenario con la ayuda de dos globos mientras esquivamos a los enemigos y los obstáculos y nos ayudamos de las corrientes de aire. El apartado artístico es sublime, con unos escenarios que recuerdan mucho a Kirby Epic Yarn, contando además con su correspondiente banda sonora clásica que hará que te salte alguna lagrimilla.

Nintendo Land

– Yoshi´s Fruit Cart: un auténtico desafío pese a su planteamiento tan sencillo. En el televisor vemos algunas frutas que tenemos que recoger en un escenario repleto de obstáculos. Debemos dibujar en el Gamepad el recorrido que queremos que realice el carro. A priori puede parecer fácil, pero resulta que la pantalla de la Tablet está en blanco, por tanto será necesario una buena memoria y coordinación entre los ojos y la mano para dibujar el trazado perfecto que nos permita recolectar las frutas y llegar a la puerta de salida.

– Donkey Kong’s Crash Course: una vez que empiezas a jugar no podrás parar. En un amplio escenario que homenajea al primer Donkey Kong, debemos conducir una especie de carrito formado por tres ruedas unidas por unos muelles a través de multitud de obstáculos mientras evitamos que éste se rompa. Nos encontraremos con barreras, saltos, ascensores y todo tipo de plataformas que tendremos que accionar correctamente y que no nos pondrán las cosas nada fáciles. En nuestro camino debemos ir recogiendo plátanos para subir la puntuación y si conseguimos 2000 puntos nos recompensarán con una vida extra. La partida comienza con 4 vidas pero verás que te durarán sólo un suspiro de lo difícil que es el juego. Crash Course es un minijuego ideal que le vendría como anillo al dedo un editor de niveles y compartirlos con el resto del mundo. Desgraciadamente no es el caso y tendremos que conformarnos con un único nivel, aunque éste es tan largo y complicado que te llevará horas dominarlo.

Nintendo Land

En definitiva, Nintendo Land es una muy buena compra con la que estrenar tu nueva consola, sobre todo si quieres conocer las posibilidades que el nuevo mando tableta puede ofrecerte. Aún quedan muchos minijuegos que tendrás que descubrir por ti mismo y aunque no todos son igual de divertidos, sí que tiene joyitas con las que te lo pasarás en grande durante horas.

  1. Pingback: Nintendo explica por qué Nintendo Land no tiene online

Deja un comentario