Opinión de madrugada: Oculus nunca fue más virtual

En un mercado en el que los gadgets, periféricos y consolas cuestan un ojo de la cara, casi no deberían extrañar los 200€ que, según parece, costarán los mandos Oculus Touch, un par de complementos que permite que el jugador pueda interactuar con el mundo virtual utilizando sus manos de forma independiente.

Tio gilito

Ahorrando para el Oculus Rift

La VR no es para todos los bolsillos

El problema es que estos 200€ se vienen a sumar a los 600 que cuestan las gafas, lo que hace que la cosa se dispare hasta unos considerables 800€. Esta cantidad, por seguir haciendo cálculos rápido y, seguramente, mal, se puede duplicar si tenemos en cuenta el coste del ordenador, en el caso de que debamos actualizarnos para saltar a la VR.

Sí, seguro que no estoy descubriéndote nada, pero asumir que la venerada Realidad Virtual, Oculus Rift mediante, tiene un precio aproximado en PC de 1600€ hace que los algo más de 800€ por los que sale la PS4 Pro y las gafas PS VR, limitaciones gráficas aparte, me parezcan muy tentadoras. Y es una lástima, porque Oculus puede considerarse la revitalizadora de la fiebre por la VR, y saltar a la Realidad Virtual con la actual compañía del legendario Jonh Carmack tiene su mística. Aunque el jefe sea, aparentemente, simpatizante de un tal Trump.

¿Y HTC Vive? Eso sí que es otra liga.

  1. Reconozco que no me interesa para nada todo el rollo este de la VR, pero me parece también mucha pasta, incluso en consola.

    Aunque para interesados… y que puedan permitírselo, pues cojonudo, allá cada uno con sus perras. Personalmente, de este agua no beberé, lo tengo clarinete.

    De todas formas, como todo en tecnología, está en pañales. Y ya sabemos como va esto, que siempre al principio todo es carísimo; lo que pasa es que me da que va para más largo de lo que parece, al menos para llegar a lo que muchos esperan.

    A mi, plim.

    PD. Cojonuda la viñeta. Conservar siempre esta buena costumbre, que ya dije alguna vez que debería ser santo y seña de esta santa casa. 😉

  2. El otro día, no recuerdo donde, leí un informe donde indicaba que desde que ya no tienen problemas de stock, no están vendiendo una castaña… lo cual a los precios que se sirven estas cosas, es normal.

    Sigo diciendo que la VR es efecto WOW total a estas alturas -al menos para mi, que llevo ya 3 años con ella alrededor. Está muy bien para un rato. De hecho hay gente que se vicia muchísimo durante una determinada época, pero luego pasa lo de siempre. Y con el pastón que valen, o bajan los precios de manera DRÁSTICA y eliminan todo el tema del cableado que a día de hoy existe, o se van a comer lo que ya sabéis…

    Por cierto, ese titular de opiniones a medianoche, es muy de Hablar x hablar XD

  3. Creo que el tema grafico, sobretodo en este tipo de tecnología, no se puede considerar aparte, del mismo modo otros aspectos como la calidad de periféricos que al final redunda en la experiencia. No se pueden comparar dos Move con los Oculus Touch y creo que mucho menos lo que importa, la calidad de las propias gafas y el hardware y software que las haga funcionar.

    Sony sí, ofrece el alcance de una VR a partir de unos 700 euros, y aunque nos acostumbremos o de inicio no nos importen unos gráficos más “planos”, o con unas texturas de calidad “normales”, o una “complejidad” en los juegos quizás mas limitada, por cuanto tiempo no nos importará esto viendo que si nos importa lo suficiente esta nueva tecnología hay otras alternativas que ofrecen algo muy superior?

    Otra cosa importante: qué gafas por sus características físicas y especificaciones nos van a permitir jugar más cómodamente y por cuanto tiempo seguido? Son aspectos muy desconocidos que la lógica invita a pensar que aquel aparato en el que se ha invertido más tiempo y dinero será el que ofrecerá más. Sentados en un taburete de cocina podemos ver la TV pero será mucho mejor desde un buen sofá o sillón ergonómico.

    Hay demasiadas incógnitas en esta tecnología y cosas seguro a mejorar con los años y como en todas, los primeros que las compren van a pagar el pato. El que esté dispuesto, a por él.

Deja un comentario