Análisis de Overwatch:La nueva genialidad de Blizzard

Hace unas horas que ha salido Overwatch, la nueva apuesta multijugador de Blizzard a la que ya hemos podido jugar unas horas (muchas en su beta y algunas en su versión definitiva) gracias a las cuales, os podemos empezar a contar que nos está pareciendo el juego.

Overwatch

Análisis en progreso de Overwatch

Este análisis no va a ser un análisis al uso, Overwatch es un título en constante evolución, que ya tiene anunciado un modo competitivo que a buen seguro cambiará buena parte del concepto del juego con sus temporadas de tres meses a partir del próximo mes de junio y, por eso, he querido hacer un texto diferente, adoptando los estilos de, sobre todo, medios ingleses y sus “review in progress” algo que, en España, si no me equivoco, solo habíamos visto en MeriStation, Eurogamer, Anait e IGN España.

Por lo tanto, os voy a ir dejando por aquí, cada poco tiempo, diversos párrafos de mis sensaciones con el juego, de lo que voy viendo y me voy encontrando a medida que pasan las horas y como voy viendo la evolución del mismo tanto a nivel jugable, con las diferentes estrategias que van adoptando los equipos, los balanceos que creo que sean necesarios, etc. Como a nivel de la progresión de los personajes, detalles técnicos y demás. Transcurrido un tiempo, quizás unos 10 o 15 días (dependiendo de unos asuntos personales) procederé a adjudicar una nota al título de Blizzard y, quizás, a recomponer todo este texto, una nota que, sin embargo, actualizaré cuando salga, a finales de junio, el modo competitivo mencionado anteriormente.

Overwatch

Overwatch: – Servidores, primeras partidas, primeros objetos

Ayer a la 1 de la mañana, con directo a través de Twitch y de Facebook inclusive, me dispuse a jugar a Overwatch y, como era de esperar, los servidores de Blizzard las pasaron canutas durante los primeros minutos, en los que un gran cúmulo de jugadores de PC, PS4 y Xbox One estaban intentando conectarse a uno de los mejores juegos del año. Sin embargo, y para suerte de todos, la compañía estadounidense ha aprendido de sus errores con Diablo 3 y, a los 15 minutos, parecieron tocar la tecla correcta (o quizás activaron unos servidores que habían dejado preparados si se encontraban con una situación de este tipo) y tanto yo como toda la gente que me he topado hasta ahora, no tuvimos problema alguno al entrar al juego, así como no me encontré lag de ningún tipo ni tuve problemas de caídas durante las partidas. Una situación similar a la que viví con Warlords of Draenor, la última expansión de WOW a la que pude acceder sin problemas tras unos 10 minutos de espera, así que, como ya apuntaba más arriba, podemos decir que ahora Blizzard está preparada para situaciones de este tipo tras el accidentado estreno del último Diablo.

Ya en las partidas, he podido comprobar como Blizzard parecía tener ya todo muy bien atado en la última beta abierta, no encontrándome ningún cambio que haya podido percibir hasta ahora, en ninguno de los héroes o de los mapas en los que tienen lugar las partidas en esta versión final. Lo cierto es que, pese a que quizás habría que tocar un poco a Tracer o a Mei, los que para mí de largo son los personajes más “tocanarices” del juego y que necesitan un par de ajustes para equilibrar un poco una balanza que creo que, por lo demás, está bastante compensada entre los 21 héroes disponibles.

Overwatch

Además, por lo menos en las horas de lanzamiento he visto jugadores que saben lo que se hacen, cambiando de héroe cuando es necesario (una de las mayores dificultades a la hora de enfrentarse al juego) y adoptando diferentes roles que me han ayudado a ganar buena parte de mis partidas, aunque también he sufrido derrotas, por supuesto. Aun así, para mi gusto, aún falta que la gente se familiarice a usar el chat de voz para poder comunicarse con los compañeros y establecer diferentes estrategias, amén de dar avisos de las posiciones del enemigo a los compañeros.

A nivel técnico, no os puedo comentar nada en profundidad aún, ya que ayer con el stream múltiple a través de Twitch y Facebook tuve que bajar un poco la calidad del juego. Esta mañana, en mis primeras partidas, ya sin un programa lastrando el rendimiento, he visto como Overwatch se sigue comportando de una forma excelente, sin caídas de frames y a unos 80/90 FPS en modo “Épico” con un i7 viejete, 16GB de RAM y una NVIDIA GTX 970.

Overwatch

En cuanto al sistema de progreso, los 5 primeros niveles se suben muy rápido, sobre todo si ganamos la partida, permitiéndonos acceder a unas cuantas recompensas a través de las cajas casi desde nuestra primera partida. En ellas me han tocado, sobre todo, sprays, aunque también he podido cazar un par de voces y alguna que otra skin para algún personaje.

Hasta aquí, mis líneas del primer día. Mañana o el jueves, seguiré con este texto comentándoos como serán mis próximas horas de vicio en Overwatch que, por el momento, tiene tan buena pinta como esperaba.

Overwatch

Overwatch: – Apartado técnico. Aprende a cambiar de héroe

Ayer ya os conté mis primeras impresiones con la versión definitiva de Overwatch, que, como os dije, no difiere demasiado de la última beta, pero, aun así, quiero desgranaros el título, poco a poco, para que podáis ver, a través de mí, lo que van descubriendo los jugadores a medida que invierten horas de su tiempo en el juego.

Hoy, voy a hablaros, en primer lugar, del apartado técnico del título, ahora que por fin he podido disfrutarlo al 100% durante un buen rato, sin ningún programa de streaming o grabación que pueda interferir en la percepción del mismo. He vuelto a comprobar cómo, en nivel épico, el máximo posible en el título, no he bajado en ningún momento de los 85-90 FPS, mostrando una de las tasas de frames más sólidas que he visto hasta el momento.

Vale, es cierto que podemos asegurar que Overwatch no cuenta con unos gráficos revolucionarios en PC, ni falta que le hace. El objetivo de estos títulos de corte multijugador es el llegar al mayor número de ordenadores posibles y eso es algo que el juego de Blizzard hace, funcionando bien tanto en un PC de gama media alta como el mío, como en portátiles u ordenadores de gente de confianza a la que he consultado y que me han comentado que el rendimiento es igual de impecable.

Overwatch

Overwatch

Y no es tan fácil como parece, porque pese a no tener quizás unas texturas de escándalo, Overwatch es muy vistoso, con todos los poderes de los héroes ejecutándose en pantalla y aumentando la carga de trabajo para nuestro procesador y gráfica. En algunos momentos, estaremos, en un solo punto, 12 jugadores enfrentándonos entre sí y lanzando poderosas, brutales y preciosas magias o habilidades especiales que Blizzard ha tratado con mucho mimo y que, en el mejor de los casos como en la del dragón de Hanzo, o la carga de misiles de Phara, invaden toda nuestra pantalla. Otra cosa que también destaca, como no podía ser de otra forma en Blizzard, es la atención al detalle en cada uno de los escenarios, con un montón de guiños a las recreativas, a otros juegos de la compañía, y algunos easter eggs que será mejor que os dejemos descubrir por vosotros mismos, además de un nivel artístico intachable del que, probablemente, os hablemos en un futuro cercano.

Otra de las cosas que te vas dando cuenta, a medida que avanzan las horas, es a escoger y a cambiar tu personaje en función del escenario o de la zona que nos toca invadir, e, incluso, de los héroes que ha escogido el bando enemigo. Es algo que va saliendo sólo, sobre todo si has jugado a otros FPS del estilo. Si vas a intentar invadir una zona con un montón de torretas o con el “pesado” de Bastión, saca a pasear a Widowmaker, si estás en un escenario amplio y en defensa, quizás deberías escoger a Hanzo. ¿Hay mucha acumulación de enemigos presionando la salida de base o una zona del mapa? Pilla a Tracer o al Soldado 76. ¿Nos vamos a una zona más cerrada? Igual debemos de tomar el control de Genji.

Todo esto hace que el juego sea tremendamente atractivo, y que nunca nos encontremos con una partida igual, dándole un plus a nivel jugable que otros muchos no tienen, aunque, en la otra parte de la balanza, y como suele ocurrir en los primeros días de vida de un multijugador, estamos encontrando demasiadas diferencias de nivel en según qué partidas, provocando victorias o derrotas por la vía rápida, dependiendo de si nuestros compañeros de equipo son voluntariosos, saben escoger bien los héroes, o se reparten los roles del equipo de una forma adecuada.

Overwatch

Overwatch: El loot, el contenido, el lore, el equilibrio y la nota… ¿final?

Llevaba unos días sin poder escribir unas líneas de Overwatch por temas personales. Sin embargo, aquí estoy, dispuesto a escribiros las últimas palabras de este análisis y para dejaros, por fin, con la nota que se va a llevar el juego antes de revisarla con la llegada de su modo competitivo.

En este tiempo de ausencia he podido seguir jugando a Overwatch, tanto en solitario como con un buen puñado de amigos, profundizando aún más en algunos detalles del juego, como el acertado diseño de los niveles o la malamente criticada escasez de contenido de la que han hablado algunos medios, aficionados al mundo de los videojuegos y algunos Youtubers que sólo quieren llamar la atención por un puñado de clics.

Overwatch es un título que está diseñado para competir, al nivel que sea, desde jugadores casual hasta usuarios profesionales o semiprofesionales que ven en el juego de Blizzard una oportunidad de oro para colarse en el cada vez más importante mundo de los eSports. Hasta el momento, cuenta con 4 modos de juego diferentes, que se me antojan más que suficientes para un juego de este tipo:

  • Partida Rápida: Partidas normales con diferentes objetivos (conquistar o defender ciertos puntos, transportar la carga, una combinación de ambos o un enfrentamiento por un punto diferente del mapa a tres rondas).
  • Partida contra la I.A.: Que nos sirve para entrenar, definir estrategias, buscar buenos puntos para situar nuestras defensas o para acceder con nuestros ataques.
  • Partidas personalizadas: En las que se nos da una libertad casi absoluta para elegir las reglas del juego y disfrutar de partidas de lo más divertidas con nuestros amigos.
  • Trifulca Semanal: Un cambio total a las reglas habituales de Overwatch que hará que tengamos que jugar contra otros rivales con reglas de lo más alocadas, un movimiento parecido al que podemos ver en Hearthstone semana tras semana.
  • Overwatch

    Con esto, por el momento, ya tenemos para echar unas cuantas horas de juego sin aburrirnos ni un solo minuto y sin ser necesaria una campaña forzada que muchos demandan, pero que poco bien iba a hacerle al juego.

    Además, contamos con 12 mapas que son más que suficientes, incluso demasiados, para un juego que está claramente enfocado al competitivo y, sinceramente, el que opine lo contrario no se ha enterado muy bien de qué va la cosa. Hay tanto que aprender de cada mapa, tantas variantes que evaluar, lugares en los que colocarnos, estrategias para realizar con nuestro equipo y héroes que vienen mejor o peor según el tipo de mapa e incluso la zona que tengamos que atacar defender del mismo; son tantas variantes que marean y que hacen que vayamos a tener que estar mucho tiempo de juego investigando, echando e invirtiendo horas para aprender cada escenario en profundidad y para hacer que nuestro juego crezca.

    En cuanto a los 21 héroes, son más que suficientes, cada uno con sus propias habilidades, bien equilibrados a falta de hacer ciertos ajustes (creo que Mei y Tracer son, de largo, los personajes más “abusones del juego”) que Blizzard irá aplicando, como ha hecho con todos y cada uno de sus juegos, gracias al “feedback” de los jugadores y a los datos que maneja la importante empresa estadounidense. Como os digo, cada uno de estos personajes es diferente, útil de una forma u otra en su rol o dependiendo de la situación que tengamos delante, amén de ser básico, como os dije hace unos días, el saber intercalarlos y escogerlos dependiendo de la situación o de los personajes que hayan escogido nuestros enemigos. Sinceramente, se me antoja difícil ver, por el momento, algún otro personaje más para Overwatch y, mucho menos, que sea necesario a día de hoy, aunque ya os aseguro que, en un futuro, estoy seguro de que veremos algún héroe nuevo dentro del juego de Blizzard.

    Overwatch

    Otra cosa de la que tengo que hablar es del loot, impecable, centrado en las skins sin que afecte a las partidas, sin que los jugadores que tengan dinero que quieran invertir en las microtransacciones puedan beneficiarse de ventajas en el juego. Además, gracias al sistema de progresión de personajes, en el que obtenemos una caja por cada nivel que subimos, podemos adquirir estos objetos a coste 0 aunque, eso sí, tendremos que tener mucha suerte para poder conseguir esa skin deseada o esa frase o spray queridos, ya que el número total de recompensas por cada héroe, una vez más, es mareante, y deja en entredicho a todos los que acusan a Overwatch de falta de contenido.

    Por último, quiero aprovechar la oportunidad para decirlo: Blizzard, has vuelto a hacerlo. La historia, el lore de cada uno de los personajes de Overwatch que nos está dando Blizzard, poco a poco, gracias a sus tráileres animados, es, sencillamente, brutal. Se me hace incluso raro que la compañía no aproveche la oportunidad para crear una serie de dibujos animados que nos pueda contar más en profundidad la historia de cada uno de los 21 personajes, cada uno carismático a su manera, del juego. Es leer uno de los cómics o ver uno de los vídeos y hacer que nuestra visión del protagonista cambie por completo, y provoca que, amén de darnos ganas de ponernos delante de nuestro ordenador a disfrutar de este FPS, también queramos coger más habitualmente este personaje en cuestión.

    Conclusión y nota

    Blizzard entra en el terreno de los FPS por la puerta grande. Ha sabido levantarse después de cancelar Titan, aprovechar un proyecto que estaba prácticamente muerto y traernos uno de los shooter que van a crear tendencia durante los próximos años. Desde luego, como algunos dicen, no será por contenido: 12 mapas, 21 héroes, 4 modos de juego (sin contar con los objetivos de cada uno) y un modo competitivo que llegará durante el mes de junio y que analizaremos a su debido tiempo, actualizando la nota de este análisis si fuera necesario.

    Overwatch es un juego que mezcla cosas de otros títulos, sí, pero que crea un plato único. Blizzard es como esa abuela que coge los mismos ingredientes que usas tu para hacer tu tortilla de patatas pero que hace la mejor que has probado nunca, algo tiene esta compañía para acertar, casi siempre, con todo lo que se echa a la espalda. No era fácil abordar un género en el que hay nombres tan grandes como CoD, Battlefield o CS:GO, pero lo ha hecho a su manera, con sus propias reglas, cogiendo cosas de aquí y de allá y dándonos un título que va a ser muy jugado y que tiene muchas papeletas también de adentrarse en el terreno de los deportes electrónicos.

    Un sistema de loot más que correcto, personajes equilibrados, habilidades únicas, pics, counter pics, un lore y una atención al detalle que, una vez más es para quitarse el sombrero. Con Overwatch vamos a tener juego para mucho, pero que mucho tiempo y se va a convertir, bajo mi punto de vista, en uno de los FPS de referencia durante los próximos años. [94]

    1. Es lamentable que al menos en XONE (no se si en PS4 ocurre lo mismo) pero los servidores están caídos del todo.

      Ridículo a mas no poder, que puta pasada, es el estreno mas lamentable que recuerdo desde el online del GTA V….

      PD: 7 intentos para poder publicar esto… vaya tela 😛

      http://i.imgur.com/2oCM3IZ.jpg

        • No pasa nada (porque ya antes de publicar cualquier cosa en esta web hago un “copiar” debido a la cantidad de veces que se han perdido mis comentarios), solo una anotación… Quizás sería recomendable poner un “aviso” “cartel” o como se llame diciendo algo tipo… “Estamos de Reformas” “Estamos de Mantenimiento”… etc, no se, es solo una idea, mas que nada porque igual no toda la gente toma la misma precaución que yo y escriben un texto enorme para después perderlo, eso cabrea muchísimo.

    Deja un comentario