Sobre el PC Gaming Show del E3 2016

Afrontar una conferencia como el PC Gaming Show es tener muchas ganas de ver nuevas cosas para los jugadores de compatibles. Quizá parezca una tontería remarcarlo, pero realmente solo va enfocado para ese tipo de jugadores. Y yo acabo de empezar a serlo, por lo que me venía bien un acercamiento a lo que esta conferencia tenía que decir.

PC Gaming Show

El PC como epicentro

En mi opinión la conferencia es larga, hay que tener paciencia y sobre todo estar atento a cada nuevo detalle que cada desarrollador nos quiere mostrar. A mi personalmente me gustan más las conferencias de este estilo porque el epicentro es el creador de cada juego.

He aprendido bastantes cosas. Acabo de comprarme un PC recientemente, y esta conferencia me ha ayudado a conocer cómo está el mundo del videojuego en los compatibles. Destacaría en primer lugar ese Dawn of War III por el que tenía curiosidad y que habrá que seguir de cerca. Luego vendrían más adelante otros también interesantes, pero la cosa perdió fuelle en cuanto me vi incapaz de diferenciar los juegos que se iban presentando.

Un maestro de ceremonias a la altura

Gracias a la presentación de Day[9], que fue un magnífico host de la conferencia, pude aprender por ejemplo lo nuevo que nos querían traer los creadores de Don’t Starve, un juego que me llevó a acumular horas y horas al mando de un pequeño portátil HP que se quedaba congelado cada quince minutos. Por ello, ver Oxygen Not Included me hizo sacar esa jugadora de PC que llevo muy oculta dentro de mí. O al menos, eso creo.

Parece que a alguien muy fumado, durante el visionado de 2001: Odisea en el Espacio, se le pudo ocurrir el Giant Cop, que es una locura en VR muy fuerte. También me llamó la atención el rollo de “métete en cualquier animal y haz el cabra” que puede darme para muchas horas en Ark: Survival Evolved. Sé de más de uno que le molaría meterse en la piel de un lobo cual Bran de Juego de Tronos y vivir por los bosques ad eternum.

AMD a escena

Lo que me pareció de risa fue la forma tan directa de vendernos las nuevas tarjetas gráficas de AMD; allí se sentó Lisa Su con muchas ganas de vender pero con poca recepción del público. Eran cutres los intentos de vendernos ese “todo en uno” , algo esperpéntico. Imagínate en medio de El Retiro madrileño con todo eso puesto, con cuarenta grados a la sombra. Para flipar pero de verdad, sin necesidad de realidades virtuales.

Por otra parte, la poca diferenciación entre juego y juego daba lugar a un divertido juego de la silla donde cada desarrollador llevaba su propia camiseta como diciendo: “a mí no me confundas, que no soy de tal compañía, que soy yo y este es mi juego”. Me dio la sensación que creían que convencer al presentador y no al público; eso no estuvo del todo acertado porque el mismo público parecía tener miedo incluso de aplaudir.

Observer promete

Sin duda, de toda la conferencia me quedo con Observer, creación de los responsables de la sensación indie Layers of Fear, Bloober Team. Me dio la sensación que va en la onda de lo que en un día fue Fahrenheit 451. Esa premisa de hackear los miedos de las mentes de la personas puede que no esté del todo mal y me recuerda a lo que en un día pudo ser Assassins Creed con Animus mediante.

El espacio siempre es fascinante

Dual Universe y ese toque a lo No Man’s Sky no estuvo, para mí, nada malote. Es cierto que si hay algo en común con los juegos de la conferencia es esa tendencia indie que da lugar a un menor presupuesto, pero no por ello signifique que el resultado vaya a ser menor. Me gusta pensar que hay diferentes opciones con diferentes resultados. Y la exploración espacial es algo que siempre me ha interesado y que en este juego parece adoptar de otra manera distinta al juego de Sean Murray. Tira más por el conocer a gente en una ciudad que hacerse distancias de millones de años luz para encontrar a una sola. Y eso si alguna vez ocurre.

¿Todo cabe?

Otros juegos como Days of Infamy no me dejaron tan buenas sensaciones. Es cierto que se trata de un Early Access pero quizás deberían de haberle dado otro repaso antes de presentarlo. En un solo tráiler pude ver una desincronización clara entre la voz del personaje y el personaje en sí, así como algún que otro bug. En su página de Steam dan cuenta de que esto puede llegar a suceder, pero en medio de una conferencia es poco menos que un desastre.

La conferencia terminó con un nuevo Deus Ex, que a mí me gustó aunque las menciones a Ícaro estilo “cuidado con subir demasiado al sol porque te puedes quemar” están algo manidas para mi gusto; vi un buen gameplay y quizás su presupuesto dio lugar a que se viera en último lugar.

Warren Spector en la PC Gaming Show

Warren Spector en la PC Gaming Show

Haciendo balance

Cosas positivas de la conferencia hubieron muchas. Me gusta que se permita acceder a la pre-alpha de un juego al mismo tiempo que se está viendo la presentación.También me gusta que podamos ver por primera vez muchos juegos nuevos y originales. Hay que destacar también la visibilidad que se da a compañías que están empezando en esto. Por último, me gustó el presentador, porque se nota que le gusta el medio y que no solo está leyendo cuatro líneas en un teleprompter.

Hay muchas cosas que cambiar, sobre todo la escenografía; tiene que haber algo más de interactividad con el público y un tono más alegre que un fondo negro con líneas rojas algo propio y típico del mundo del hardware. Mi deseo es que en los próximos años el PC Gaming Show vaya ganando importancia, como reflejo de la evolución de las consolas en pseudo PCs.

Deja un comentario