De cómo Hearthstone se ha comido a Magic

A Lo largo de este año he estado jugando al exitoso Hearthstone, un juego de cartas online creado por Blizzard. Es un CCG (Collectible Card Game), género del que fue pionero años atrás Magic: the Gathering.

HearthStone

Pues bien, se está dando una situación curiosa en el panorama actual dentro de este género y es que Hearthstone está creando una adicción exagerada en muchos usuarios fans de la saga Magic. Con la salida inminente de la nueva expansión para Hearthstone, Goblins vs Gnomes, me he decidido a refleionar para encontrar cual ha sido el punto de inflexión que ha hecho que Hearthstone lidere este género por encima de Magic: The Gathering.

Ambos juegos son muy similares. Se trata de títulos cuyo objetivo es invocar criaturas y hechizos sobre un tablero mediante uso de unos recursos concretos para dejar sin puntos de vida al contrincante. Así, el primer jugador en perder todos los puntos es eliminado. Ninguna de las versiones electrónicas de Magic que han salido al mercado ha conseguido engancharme. Hearthstone sí que lo ha conseguido.

Magic The Gathering Online

Magic sigue juntando una gran masa de fans ya que el tirón del juego offline hace mucho, pero la franquicia de Wizards of the coast no ha conseguido un equilibrio entre jugadores veteranos y novatos en su versión online. Magic ha sufrido el mismo problema que otros títulos exitosos, demasiado sumidos en la complejidad y el legado de su negocio exitoso, atados a su Gallina de los huevos de Oro, reacios a cambiar cualquier cosa.

Voy a usar una metáfora: Magic: the Gathering es el Microsoft de los CCG, un Titán que parece que ha perdido el rumbo de los últimos cambios de la Industria, una compañía que no puede hacerse a la idea de no cobrar por su producto principal. Esto da paso a otro competidor dispuesto a hacer borrón y cuenta nueva y ofrecer un Nuevo Producto totalmente fresco. Y aquí es donde entra Hearthstone.

Una partida a Magic puede durar desde minutos hasta horas por su sistema de juego. Hearthstone ha conseguido optimizar los turnos del juego para poder reducir el tiempo de juego a algo más corto y genérico. A parte que la gestión de recursos en Hearthstone es mucho más cómodo y despreocupante. Por otro lado en Hearthstone un jugador no puede realizar acciones en los turnos de los contrincantes, una estructura que agiliza mucho las partidas.

Sin duda habrá muchos fans de Magic que dirán que Hearthstone es demasiado fácil y que carece de una complejidad necesaria. En el tiempo que llevo jugando a este tipo de juegos y viendo los nuevos fans de Hearthstone que antes eran jugadores de Magic, me he dado cuenta que este ha sido un cambio positivo; Hearthstone ha encontrado el balance entre accesibilidad y profundidad. Es probable que sea una de las razones por las que ha conseguido obtener 20 millones de usuarios en su primer año de lanzamiento, entre ellos pro-gamers que han hecho posible que sea uno de los juegos que más visitas generan en Twitch.

Por supuesto, una de las pegas de Magic es el concepto de la edad: Magic dispone de miles de cartas diferentes que rompen en cientos de ocasiones las normas establecidas; este es un factor intimidatorio para nuevos usuarios (sobretodo los más jóvenes que no han jugado al juego original) que tienen que asimilar todas las posibles cartas disponibles y más encarando el problema de jugar contra otros jugadores.

En cambio, Hearthstone cuenta aproximadamente con entre 500 y 700 cartas, una cantidad asequible incluso para llegar a coleccionarlas. Con este abanico de cartas es posible crear tus propias builds sin morir en el intento. Tiene una curva de aprendizaje mucho más corta que Magic y en general es más Friendly.

Con cada expansión que saca Magic se añaden más contrastes, y evidentemente añade más ideas y mecánicas de juego que es capaz, en cierta medica, de modificar el gameplay. Sin embargo, como si de una bola de nieve que va cuesta abajo, el juego cada vez se va hacienda más y más extenso, provocando que cada expansión tenga menos efecto sobre el conjunto global del juego en general. Continuando con la metáfora, es más difícil impactar sobre la dirección del juego cuanta más velocidad toma la bola de nieve.

A pesar de que Magic: the Gathering ha sido uno de mis juegos favoritos, creo que es el momento de dejar paso a una nueva generación en cuanto a juegos de cartas online se refiere, y refuerzo ese último axioma: en cuanto a juegos online se refiere. Para mi ha quedado claro cual es el target principal de cada uno de los juegos y ambos hacen bien sus propósitos: entretener a la gente y hacerles pasar un buen rato.

  1. Buenas!

    Esto clama a contra articulo desde ya! xD
    No se puede negar el éxito de heartstone en su poco tiempo de vida y la baja complejidad de su juego, haciendo que la adicción sea
    Importante. Pero de ahí a comparar 2 productos totalmente diferentes tanto en empresa como en gestión de producto solo porque comparten género y a diferentes edades…
    Hay argumentos sólidos en el texto, pero, a mi parecer y porque me toca de cerca como jugador de ambos, mal comparados.

    • Creo te confundes, se está comparando versiones digitales del juego y en ese sentido es completamente cierto que Blizzard le ha pasado la mano por la cara. Es más, creo que Duels Of Champions también lo supera.

      Otra cosa es en versión física donde pienso que no hay color y que además encuentro impensable un HearthStone en físico o por lo menos como lo conocemos actualmente.

  2. Buenas, no creo que un “contra-artículo” como tal sea necesario si conoces ambos juegos.

    En el propio texto del autor se intuye que el target de Hearthstone (Blizzard) son niños y gente de “poco pensar” o de “poca atención” que no quiere imbuirse en el mundo Magic por la “complejidad” que ello conlleva (mencionar que las cartas Magic tienen en su mayoría un texto informativo y otro descriptivo, por lo que hay que saber leer para poder jugar).

    Por otro lado las cartas “prohibidas” y la dificultad de construir un mazo.

    Wizard of The Coast y Magic llevan 20 años de historia a sus espaldas, son pioneros en el sector de los juegos de cartas coleccionables y han lanzado unas 10-11 expansiones/colecciones de alrededor de 150 cartas cada una sumando más de 13.000 cartas en total.
    Es bastante comprensible que hayan tenido que tirar de “ensayo y error”, que haya incompatibilidad de cartas y/o habilidades de las mismas e incluso combinaciones de cartas descubiertas por jugadores que deben ser “investigadas” por su increíble efectividad y poco coste de invocación.

    Las cartas Magic están en continua revisión, tanto por los propios expertos de WotC como por los usuarios, ya que es uno de los juegos más extendidos y con más exigencia por parte de los consumidores. El hecho de que sea un juego “físico”, el necesario cuidado de las cartas y el valor (en juego y económico) que puede llegar a alcanzar cada una de ellas hacen de MtG algo más que una baraja de cartulinas con dibujitos que llevas para enseñar en el recreo del cole y por ello cada usuario le tiene (debe tener) cariño y atención a su mazo.

    Escribir acerca de las posibilidades de configuración de mazos (en la variedad encuentra complejidad) de la historia (lore) detrás de Magic, o del arte de cada ilustración o texto, tampoco es necesario.

    Hearthstone se ha concebido como videojuego, sus mecánicas y cartas están diseñadas para funcionar bajo este sistema, acercándolo además hacia una homogeneidad en el producto que lo hace más que asequible para cualquier jugador. Blizzard, creadores de Wow, está curtida en este mundillo y todos sabíamos que iban a triunfar antes de empezar al igual que todos sabemos que, si has jugado a Magic, compararlo con esto, es una “broma”.

    En resumen, Hearthstone, que es un muy buen videojuego de cartas, es Magic para niños de 10-12 años (lo chungo es que yo jugaba a Magic con 12-14 años, con lo cual, me sigue pareciendo una broma la comparativa…).
    Y Blizzard le ha comido la tostada a Wizard en lo digital, pese a los Duels, que no están mal pero si muy muy escasos en posibilidades.

    Pero cuando tu niño crezca (14 años), por favor, cómprale un mazo preconstruido de Magic por 15-20 pavos (maldita complejidad para hacerte un mazo….)

    Giro cinco de maná e invoco a mis Saludos.

    Pd: Dudo que los niños de hoy jueguen a cromos, cartas y peonzas. Es también parte (la triste) de la causa.

    • Joer, me has volado medio contra análisis tu solo xD pero si, mi idea era comparar MTG a un año de vida con Hearstone. Se que digital y real no son comparables, pero quería demostrar que a mismo tiempo, los 2 son prácticamente igual de fáciles.

  3. Magic y hearthstone se parecen como un huevo a una castaña… Hearthstone es un juego casual, ejemplo claro la cantidad de bots triunfando en todas las categorias, mientras que Magic es un juego hardcore de nicho.

    Además, el Magic de este año es una castaña (que no es que los anteriores fuesen maravillas)…

    Respondiendo: Pd: Dudo que los niños de hoy jueguen a cromos, cartas y peonzas. Es también parte (la triste) de la causa.

    Te sorprenderias, cada mes hay una moda nueva, los cromos varias al mes, cartas alternan pokemon, con goku, con la que vaya ese mes… eso si, no tienen seguimiento, puto consumismo xD

  4. La comparativa me parece muy acertada, ya que lo primero que me choco fue que no hay acción en el turno contrario, pero lo suplen con los secretos, no hay hechizos instantáneos pero si hay combos, no hay colores, pero si hay tipos de personaje, no hay planeswalkers, pero si hay armas de personajes. Yo empecé en magic en 1995 y entonces habían la edición básica 350 cartas y un par de ampliaciones, aquel juego md recuerda al 100 a HS, incluso nombres como Fuego Fatuo y Draco Azur… Quizás el secreto sea cambiar el paradigma cada nosecuantas ampliaciones…

    • “No hay hechizos pero sí hay combos” – En magic hay hechizos y combos de cartas. Y no sólo eso, también existe sinergia entre multitud de cartas, lo que hace que se comben entre sí a veces de manera automática al bajarlas al campo.
      “No hay colores, pero sí hay tipos de personaje” – Vaya, igual que en magic también hay tipos de personaje (bribones, aliados, vampiros, zombis…) que, qué casualidad, pueden generar sinergias entre ellos, incrementando las posibilidades de combos automáticos.
      “No hay planeswalkers, pero sí hay armas de personajes” – Esas “armas de personajes” son una especie de copia MUY BÁSICA de planeswalker. Mientras un planeswalker tiene 2, 3, 4 o incluso más habilidades y mantiene un contador propio de vida (lealtad), esas “armas” son una herramienta tan básica como un instantáneo de magic de “hace dos puntos de daño” (ej: choque)…

      La comparativa no está nada bien, está comparando un juego hecho para pensar e idear no sólo estrategias en el campo si no antes incluso de formarte un mazo, con una libertad ENORME debido a la multitud de cartas diferentes y tantas funciones y habilidades disponibles, con un juego básico y muy simple, pensado para niños pequeños o gente que no quiere pensar demasiado

        • herstone es basico y es carta win… en magic si sabes jugar y concoes tecnicas avanzadas de juego puedes hacer mazos con basuras de cartas y ganar …

          sinergia y estrategias variadas: miliar, reanimar, daño directo, counter o control, estampidas mazos de bajado rapido, mazos generadores de mana buuuu etc etc etc….

          fome y aburrido eso herstone es un acercamiento facilista a los juegos de cartas mas avanzados, alguien que juegue magic nodura mucho tiempo jugando esto…..

Deja un comentario