Opinión: Por un puñado de juegos

Yo, Cristian Viver, excolaborador de Meristation, presencio tranquilo la marea que se cierne sobre mi antiguo medio. 6 ó 7 años de trabajo ininterrumpido, incluyendo noches en vela, años enteros sin vacaciones y obligaciones estudiantiles desatendidas, todo ello compensado con los juegos que analizaba, tener el privilegio de cubrir eventos y el poder presumir – lo justo, para no acaparar la atención que otros creían merecer más que yo – de colaborar en un medio como Meristation.

Una burbuja

La ONG de Pep, como la bautizaron cariñosamente las revistas escritas, las cuales se preguntaban, como alguna que otra novia, cómo era posible que tanta gente ofreciera gratis horas y horas de su tiempo a cambio de casi nada. Entonces no entendía cómo era posible que no nos comprendieran.

En honor a la verdad he de confesar algo que he escondido con premeditación y alevosía a amistades y conocidos: durante los últimos meses de mi relación con Meristation percibía una compensación cercana a los 300 euros, correspondiente a mi cargo de coordinador de sección. No creo que pueda llamarse nómina porque no llegaba al sueldo mínimo. Tampoco creo que compensara los costes de compra de consolas, juegos y demás complementos. Ni tan siquiera pago por horas, porque, sinceramente, perdí la cuenta de las horas dedicadas a ese proyecto en el que creía a pies juntillas. Quizá mis padres, que alguna que otra noche se despertaban de madrugada extrañados por ver a horas intempestivas luz en el pasillo, se acordarán mejor que yo. Tanto sacrificio, tantas horas, para que en un E3 todo se fuera al traste cuando mi sinceridad colisionó con la diplomacia de la línea editorial impuesta, dictada por el redactor jefe Ortiz.

Mucho perdí entonces, y aparte de la promesa de compartir un café con el mandamás Sánchez, poco más me quedó. Sí, acaso, un mail de despedida, el recuerdo de los halagos de algún que otro lector, haber conocido a un grupo de Currantes CCA con los que siempre compartiré menos momentos de los que me gustaría y gracias a los cuales conocí a la que es el centro de mi vida (Vane(l) ) y un par de amistades de esas que duran toda la vida, más que por su solidez, por los momentos compartidos. Como con Toño, con quién he montado este blog. Con otros tan sólo comparto recuerdos imborrables. Ese Starbucks en Los Angeles siempre en mi memoria, señor Acosta…

Efecto Meristation

Pero sobre todo apareció en mí una adicción, un mono a escribir, aún a riesgo que nadie me leyera. A criticar videojuegos, a recibir críticas, a que me engañaran con halagos hinchados y totalmente inmerecidos, a ser apaleado por comentar lo que no me gusta, a ser tachado de Sonyer, Nintendero y Xboxer simultáneamente, a perder el gusto de jugar a algo que no sea el Pro Evolution, a fijarme hasta en el pixelado de las letras de los menús… Por suerte o por desgracia he descubierto una metadona que me va de fábula: escribir en un blog. Por desgracia, supongo que ahora estoy enganchado a ésto y no podría estar sujeto a nuevos railes más restrictivos. Digamos que he vuelto a tropezar con otra piedra, pero ahora por lo menos duermo por la noche. Ventajas de no tener internet en mi piso.

Resumiendo, Meristation es lo peor que me ha pasado como jugador y lo mejor que me ha pasado como escritor vocacional ¿Me arrepiento de haber estado allí? En absoluto, no soy tan hipócrita como para olvidar lo que sentía esos días en los que realmente me creía alguien por escribir dónde lo hacía.

Si cuento ésto ahora es por la coyuntura Prisacom-Meristation, que, cual metáfora extrapolada a dimensiones gigantinas, me recuerda a mi situación y a la de otros que antes o después que yo intentaron alcanzar el cielo, y cuando llegaron a él se dieron cuenta que éste era demasiado gris. Tanto trabajo, tantos sueños, para que llegue el pez grande y se coma al pequeño. Aquí tienes tú mi revista. Escribe, que te daremos algún que otro juego. Aquí tiene usted mis servidores, señor Pep, pero que sepa que su empresa va a ser mía. Porque es una empresa y es rentable. Sobre todo teniendo en cuenta el coste de la mano de obra.

Igual al señor Sánchez le compensa que le compren su sueño, porque dudo que la retribución que vaya a sacar sea equiparable a un puñado de juegos, viajes para trasnochar escribiendo a oscuras en un hotel que pagaba la empresa de juegos de turno o una renta de 300 euros al mes. Pero yo, romántico incorregible, prefiero pensar que no abandonará el barco de Chanquete. Quizá cuando Prisacom intente doblegarle y hacerle renunciar a Meristation y él no de su brazo a torcer por todo el oro del mundo, me de cuenta entonces que esos 6 ó 7 años significaron realmente algo más que el sustentar con mis sueños la empresa de otro. Entonces quizá todo habrá merecido la pena.

  1. Muy buen texto, que refleja el pensar de muchos ex-colaboradores de Meristation.

    La verdad es que yo siempre pienso “Que me quiten lo bailao”, mis más de dos años en dicha publicación online fueron muy provechosos. Como dice Cristian, era un trabajo que hacías por amor al arte, por que un par de betas y alguna presentación, no eran equivalente a las horas que le dedicábamos a los artículos que nutrían Meristation. Además el hecho de que miles de personas leyeran tus textos acallaban la voz interior que te decía “eeeh tronco que trabajas gratis!!”.

    El señor Ortiz, y sus malas artes con sus propios compañeros, más la pasimonia de Pep ante dicha actitud, hicieron que muchos de mi ‘quinta’ saliéramos por patas de allí. Ahora lo veo desde la distancia, y al igual que otros he conseguido orientar mi vena comunicativa a otros medios, como revistas escritas o la participación en eventos importantes, como presentador en el Salón del Manga de Barcelona.

    Todavía tengo amigos allí, y por ellos es por quienes más siento esta actual situación, pero es algo que se veía venir. En algún momento creo que se perdió el norte en Meristation, dejó de ser ese sitio que muchos descubrimos hace casi 10 años y se tiño de una falsa profesionalidad, cuando en el fondo seguía nutriéndose de sangre fresca amateur con mucha ilusión.

    Espero que Pep y Elena recuperen la cordura, y no se haga ciertas esas sospechas de un acuerdo para vender Meristation a PRISACOM. Los contactos que aún tengo en la redacción me comentan que hasta incluso ellos están a ciegas, nadie les dice nada claro, y todo son preguntas y dudas. Pep no suelta prenda, la ley del silencio parece ser su mejor arma. Por que si venden, si legalmente es su empresa, los miles de personas que han participado en su ONG (Apodo que yo también he escuchado en más de una ocasión) se sentirán totalmente defraudados, ya que sólo unos pocos se enriquecerían por el trabajo de unos miles.

  2. Libros de cuentos, leyendas o aventuras, como el que tengo entre mis manos, Memorias de Idhún, te llevan a soñar a ilusionarte y a creer… eso hace Meristation, yo no escribí jamás, no redacte una sola linea, aunque miles en los foros, y lo viví intensamente a traves de mis amigos.

    Su ilusión por creer que hacían cosas mejores, que ayudaban con sus críticas y comentarios que los demás leiamos con avida ilusión, hasta que ves como se les desmorona su mundo digital, como caen en la cuenta de que al fín y al cabo aquello de la libertad al redactar no existe, al menos donde pretendían buscarlo.

    Siempre pensé que las cosas bien echas funcionaban solas, siempre mejoraban y llegaban a algo grande… y ¿sabeis que? creo que tengo razón y que las cosas mal echas, que no juegan limpio llegan a un mal fin, ¿es este el fianl de Meristation?…… espero que no, por que aún tengo amigos allí, aún hay gente que me importa escribiendo los mejores analisis de juegos del mundo, que luchan por su libertad e independencia, por ellos que han apostado por Meri, deseo que siga, pero por otro lado espero, no, deseo que esto sirviera como advertencia para la dirección de Meristation y se replanteasen su política con esa web….

    ….pero sobre todo que recuerden, que recuerden con lo que soñaron con lo que se ilusionarion, cuando crearon algo, una pequeña web de juegos, llamaron a sus amigos les propusieron unas pequeñas redacciones y mucha ilusión, la historia, la memoria está ahí para no olvidar lo que fueron, la luz de las bambalinas los deslumbra y no les deja ver el pasado y recordar, pero siempre está.. muchos lo vivimos y espero que vuelva a ser lo que una vez fué, con unos o con otros, llamarme iluso y lo seré, deseo que esto sea un escarmiento, por que sé que hay gente muy capaz, solo deben escucharlos y en Meristation los ultimos años les han callado pero….. ¿seguirán igual?

  3. Pingback: Post-MeriStation 2.0 at Akihabara Blues Magazine

  4. Me ha encantado el artículo… Me he quedado muy sorprendido.
    Siempre he visto a Meristation desde fuera, como un simple usuario, y me preguntaba como funcionaba, quienes eran esas personas que la sustentaban.
    Un artículo de 10!

  5. Muy bueno el articulo

    Personalmente conocia a Nacho Ortiz… es mas… yo lo meti en meristation cuando cree la seccion de consolas…. seccion que al final y no de muy buenas formas consiguio quedarse.

    Espero que al final, cada uno quede en el sitio que le corresponde.

    pd.
    Vosotros al menos tenias 300€ de minisueldo… pero yo, despues de rediseñar toda la pagina, crear la seccione de consolas y realizar contenidos… me dieron una patada en el culo y 0 €.

  6. Hay que reconocer que Pep se ha montado un pequeño emporio sin ensuciarse demasiado las manos… eso tiene mérito.

    Por desgracia o por fortuna no he llegado a colaborar nunca en Meristation, aunque mi pasión por escribir y por los videojuegos me llevó a hacer mi blog. Creo que el tiempo de los “mega-sites” ha quedado atrás, y que lo mejor es llevar cada uno las riendas de sus proyectos, y Akihabara Blues así como otros numerosos blogs de este mundillo lo demuestran.

    Como decía SEGA… “Bienvenidos al próximo nivel”.

  7. Escribir en una página de videojuegos sólo es divertido si es una ONG.

    Tu texto me ha puesto tristón, pero seguro que durante muchos años te lo pasaste muy bien.

    Todavia sigo flipando con todas las historias que se oyen sobre nachete que siga campando a sus anchas. Debe ser un tipo muy convincente o algo.

    Que tengais largos dias y largas noches.

  8. cancún: no, no era The Demóstenes

    Juantxi, monstro, qué haces por aquí, que no hablo del pes XDDD muchos abrazos para galicia y a ver cuándo apareces en una kdada CCA, que el Konde no me deja jugar al Pro Evolution 🙁 xd

    harukiya: nunca sabrás lo bien que me lo llegué a pasar 😉

  9. Yo también se cosas del tal Nacho ortiz, entre ellas crearse nicks en los foros para criticar a los colaboradores, o enviar email anónimos cuando escribías un análisis para ridiculizarte, de Pep y Elena ninguna queja, supongo que el trabajo sucio lo hacía el tal Nacho. Lo mejor es que muchos colaboradores importantes de Meri no saben lo que se cuece allí. Aún así espero que Meristation no se extinga, apesar de algunos.

  10. Este tio es un listo de muuuuuucho cuidado.
    Aparte de tener esclavizada a la gente (que ni se quejan…menudo rebaño tiene ahí metido…amaestrado y todo!)es un ladrón.
    Aun espero eso que es mio y que por tu puta culpa tuve que gastarme 300 euros para comprarlo porque sino no seguia en la revista.
    Y el que enviaron para mi, te lo quedastes y lo vendistes, mal nacido…
    Forrándose a costa de los demás, si señor, todo un caballero…luego te haces fotos al lado de Kojima como si fueras un galaan y eres un rastrero de los mas grandes que he conocido.
    Yo, al contrario que tu, jamás dejaré de llamarme como me llamo por 300 euros…pero ni por 300.000, te lo aseguro.
    Yo, por mi parte, como decia Montana “En esta vida solo tengo mi palabra y mis pelotas y no me las va a quitar nadie”

  11. Kristian, anecdotas… la verdad no tengo muchas.

    Solo te puedo decir que inicie mi corto camino en meristation con mucha ilusion y ganas, y que tengo un buen recuerdo de la pagina (no de las personas que ya hemos comentado), y cientos… cientos de graficos y pruebas que hice. Aun recuerdo que algunas animaciones las hice con gifs (por aquel encontes no existia el flash que yo recuerde), y que tenia que ir con mucho cuidado con el tema de los tamaños de los jpg, porque las lineas era de 56ks como mucho.

    Recuerdo que el menda se pagaba las llamadas de telefono para enviar y revisar las paginas y el contenido (nada de internet 24h. como tenemos hoy). , y me costaba dios y ayuda pagar todos los meses las llamadas a mis padres (no curraba en aquella epoca).

    Lo unico realmente bueno a nivel personal que me lleve de la pagina fueron los comentarios positivos de mi trabajo en algunas revista y paginas, en las que se destacaba el diseño grafico de la pagina (para la epoca y los medios que tenia).

    Ahora que recuerdo, un dato anecdotico.
    Antes de entrar yo en meristation, tenia junto con Nacho Ortiz un fanzine muy cutre, hecho con fotocopias, que se llamaba “The Pad”. Entre los dos haciamos algo de contenido, y yo maquetaba el fanzine.

  12. Una pregunta ¿Qué es lo que pasaba con ese tal Nacho Ortiz? Se que trabaja en EDGE España pero no sabía que estaba tan mal considerado. ¿Alguien me sabría decir por qué le teneis tanta tirria, exactamente?

  13. Pasaba no….pasa.
    ¿Sabes cuando tienes un jefe que es una vívora que se lleva tu mérito, te putea y encima no te respeta?
    Algo parecido.

  14. Nacho Ortiz tiene muchos descalificativos… pero no voy a entrar en el tema ahora.

    Lo unico que te puedo decir es que nunca hagas nada con él.

  15. (Aclaración: Soy el Pep Sànchez de Anait, no el de Meri 😉 )

    Me ha gustado mucho tu post, Cristian.

    La verdad es que las relaciones entre jefes y empleados en Internet son algo complicadas. Por muy “jefe” que yo pueda ser de AnaitGames, no tengo problemas porque no veo ni un duro por ese trabajo. Eso sí, sería hipícrita por mi parte decir que no tengo ganas de que llegue el día en que eso cambie. Si eso llegara a sueceder, no sé que haríamos con los colaboradores, la verdad, pero opino que lo más importante es dejar claras las cosas desde el primer momento.

    Seguro que tras tus muchas horas sin dormir se ocultan mil y una historias que es mejor no contar, y por ello es complicado hacer valoraciones. Pero sí creo que mucha gente habría incluso pagado por haber estado en tu lugar esos 6-7 años que describes. Por eso he apreciado muchísimo que al final comentaras eso de que no te arrepientes de lo que hiciste (joder, tu lista de cosas buenas que te quedaron tras dejar Meristation es envidiable). Y también por eso entiendo y aplaudo tu decisión tras chocar con el maldito desencanto.

    Lo que suceda ahora con Meri, sinceramente, poco me importa. Lo que sí me importa es lo que tu pienses de tu trabajo. Y por eso quiero que sepas que, en mi opinión, eso está por encima de cualquier papeleo. Porque cosas como la review de Panzer Dragoon Orta (si no era tuya, recordaré esta cagada durante mucho tiempo… pero es que no funciona Meristation, no sé si lo habéis visto), de lo mejor que se escribió por allí, no te las quitan ni Dios ni Prisa.

    Un saludo

  16. Ya todo un archiclásico el prenda del nachete. Creo que se podría llenar toda la capacidad del server si nos ponemos a contar aquí todas las putaditas del super-duper-deejay del mammaluna. 😆

    Eso si, hay que reconocerle que su *método* es sencillamente genial y cuasi-infinito. Es decir, siempre, siempre habrá/habría algún incauto nuevo al que reclutar por los siglos de los siglos embaucándole y prometiéndole el oro y el moro. Una cantera infinita de almas cándidas apasionados de los videojuegos a los que explotar hasta que se diese cuenta del vil engaño desmoronando todas las ilusiones del susodicho. Como le pasó a Viver (tipo que siempre me cayó bastante bien por cierto).

    Otros que lo conocemos desde los tiempos del irc-hispano (Scytale rlz!) allá por el 98-99 en el canal #Playstation ya sabíamos de sobra como se las gastaba.

    Veremos a ver si esta vez cae el Elda…

  17. Una cosa a favor de Viver es que no ve el pasado con odio; más bien cierta ternura.

    Eso hace especialmente valioso el texto, aunque ¡Menos divertido!

  18. Muy buen artículo, Christian, y no veas como te comprendo.
    Yo estuve muchos años en Meri y no me fui por lo que comentas de ONG, ni siquiera porque Nacho Ortiz me robara algo, que no lo hizo, simplemente porque esa sanguijuela usaba la revista en su propio beneficio, en todos los sentidos. Capaz de vender a su madre por algún “regalito” de distribuidoras. Y encima el tío iba de campeón, cuando era más tonto que Forrest Gump.

    Lo peor no es eso, lo peor es que Pep le daba toda la bola que quería. Al final, mucha gente dejó el barco, los mejores, aunque había alguna gente ahí que molaba cuando me fui, pero bocadepato Ortiz siguió dentro jodiendo la marrana.

    Espero que la vida lo ponga en su sitio, aunque al final, los getas, son los que triunfan.

  19. Hola, he leido en algun lado que no quieren vender a Prisa porque quieren vender a Vocento por mas dinero. En alexa.com podreis ver como durante 2006 meristation ha cuadriplicado sus visitas despues de años de estancamiento, lo cual me lleva a pensar que desde elpais.com y demas paginas de Prisa les han dado mucha cancha durante este ultimo año para comprarles la pagina cuando venciera el contrato que tenian firmado, tal vez con un precio que a estas alturas se quedaria bajo para lo que es ahora la pagina (pero que no era hace un año). El Pep habra visto que se puede forrar vendiendoselo a otro por mas dinero y como no sabe a quien se enfrenta ha hecho esta tonteria. Esta claro que si no tuviera nada que esconder habria enviado algun comunicado.

    http://traffic.alexa.com/graph?f=555555&u=meristation.com&u=&u=&u=&u=&r=5y&y=r&z=1&h=300&w=500

  20. y que pasara con mis más de 20.000 mensajes? es que esto es inaceptable! estoy algo molesto, es que si no se arregla la pagina, y no posteo lo antes posible me volvere loco

  21. Más importante que tus posts sería la pérdida, adulteración o apropiación idebida de tu trabajo, que encima era gratis, para beneficio claro de otros.

    Eso si es lamentable y es lo que se comenta aquí.

  22. Creo que el texto resume muy bien el sentir de los colaboradores que colocamos nuestro granito de arena en Meristation.

    Escribir en un medio leído por miles de personas, es una gratificación en sí misma. Aún recuerdo como un sólo artículo mío, sobre la música en los videojuegos, sumó más de 40.000 visitas en un solo día, bastantes más de las que he conseguido con mis tristes página web en diez años.

    Sin embargo, jamás llegué a sentirme integrado en proyecto colectivo. Las comunicaciones con la redacción eran bastante escasas y opacas, y tuve algún que otro malentendido con la redacción por ese motivo. No dejabas nunca de ser un currito anonimo, uno de tantos reclutados por decenas cada pocos meses. Igual a muchos les parece una soplapollez, pero ya que escribes gratis para alguien, y además debiendo respetar unos mínimos de calidad y unos plazos, qué menos que sepan agradecértelo. Para trabajar bajo presión con jefes malhumorados ya tengo mi propio curro.

    La única manera de destacar, de hecho, era moviendo el rabo más que nadie. Adelantarse a la hora de hacer el seguimiento de un juego. Si ya le han pisado el terreno, conseguirse el juego antes de que se lo mandasen a otro, para escribir primero el análisis (¡Cuántas veces me quedé con cara de tonto, después de haber escrito entrevistas y previews y estar pendiente de recibir la copia para hacer el análisis… para ver cómo otro me tomaba la delantera!)

    Es entonces cuando empiezas a dudar. ¿Merece la pena? Ni siquiera ese “puñado de juegos” sirve como aliciente. Para hacer los cuatro o cinco últimos análisis, ni siquiera recibí copias originales. Eran grabaciones.

    Yo no me sentí engañado en ningún momento. Sabía perfectamente cuáles eran las condiciones, y no tengo nada que reprochar a Pep o Elena (nunca llegué a tratar con Nacho, y me ha sorprendido mucho leer lo que se dice de él). Pero sí me resultaba bastante triste ese modelo de gestión, donde tu valor es directamente proporcional a tu “capacidad productiva”. Y ya sabemos que cantidad no siempre es sinónimo de calidad.

    Creo que si tienes una página leída por miles de personas, que ya se cuenta entre las más visitadas del país, lo lógico sería administrar con sabiduría ese crédito. Por ejemplo, metiendo en nómina a los redactores y colaboradores responsables de mantener ese nivel. Sospecho que el nivel de visitas y publicidad da de sobra para pagar el sueldo mínimo.

    De hecho, eso sería una garantía de cara a situaciones como esta. Perder la “imagen de marca” siempre es un trauma, pero si te has rodeado de un buen equipo, no tardarás mucho tiempo en montar el chiringuito en otra parte y devolverle el lustre. Es un poco como si al afamado crítico o columnista se le hunde el periódico donde escribe habitualmente: su nombre ha conseguido tanto prestigio por sí solo, al margen de la “marca” para la que trabaja, que no tendrá problemas en arrastrar a la mayoría sus seguidores a cualquier otro periódico.

    Sin embargo, el planteamiento de Meristation es otro distinto. Reclutar los colaboradores por docenas cada pocos meses. No sólo se cuelan un montón de escribidores capaces de indigestar el corrector del Word. Al lector, que sólo reconoce el nombre de los dos o tres más veteranos (muichos de ellos, ya fuera del proyecto, como Santiago), le importa un pimiento que la redacción entera cambie de manos, si más o menos se va a seguir la misma línea. Es más: para los propios colaboradores, cuyo único “pago” es que los lean un montón de gente… bien, tampoco tienen muchas razones para mantenerse leales a un determinado equipo de redacción.

  23. Completamente de acuerdo con Juan J. Fermín “Szandor”.

    Yo creo que estos e puede resumir en que la avaricia rompe el saco.

    El creador de Meristation, su mujer y el otro impresentable ha cometido errores en todos los niveles. La medicirdad empresarial queda patente al tratar de jugársela a Prisa por más dinero y con incumplimiento decontrato, siendo Prisa la responsable de que Meristatión esté donde esté y habeidole dado toda la publicidad del mundo. Y desde luego, la medicridad profesional e inepritud personal demostradas al tratar como basura reemplazable a sus colaboradores, no teniendo ni una mínima atención ni con los que llevaban años cumpliendo sus exigencias y trabajando miles de horas GRATIS.

    Hace falta ser ratas para ir a todos los niveles con esa actitud. TODO POR DINERO. Me alegro muchísimo de que Prisa vaya a desmantelar Meristation y largar a sus dueños.

  24. Pues yo no sé que coño hacer ahora, podemos crear un foro de deportes, y que se vengan todos los del antiguo foro de deporte de meri. Pero eso si que se respete el número de mensajes, yo me acuerdo perfectamente d elos que tenía ye los que tenía mucha gente, que nadie mienta, que yo tenía más que nadie.

  25. Buenas, pues aquí uno de los que se podría denominar la vieja guardia, o casi, como comento alguna vez con Santiago 😉 De refilón llego por comentario en email y sorprendido de encontar a tanta gente conocida.

    Buen texto Christian, creo que obviamente resume una de las cosas que más nos identificó a muchos, y creo que que la mayoría de los que estuvimos ahí varios años nos identificamos bien. Yo no guardo mal recuerdo, pese a tener las mías con Don Nachete por supuesto, y creo que me desmarcaré de todos los que intentan hacer “leña del árbol caído” que todavía no es Meri, algo que también me hace gracia, porque en internet todo se mide en días como si fueran meses, y me da que queda bastante tiempo para saber algo a ciencia cierta. Parece que hace meses que Meri hubiera dejado de existir, demonios, no seamos así… 🙂

    En fin, ya veremos, es cierto que muchas cosas han cambiado y que por eso quizá muchos intentamos otros proyectos (Tactland en mi caso), Santi con su Grupo 97 y vosotros ahora con este blog (mucha suerte por cierto), pero tampoco es bueno olvidar tan rápido las cosas buenas, que las hubo, sobre todo los buenos ratos que muchos pasamos, especialmente los primeros años. Mierda ha habido como en cualquier otro lado, y cualquiera que intente un proyecto tan ambicioso y lo consiga lo sabrá, que nadie lo dude, a todos les llega el momento de tomar decisiones, es imposible mantener una “coherencia total” cuando todo crece tanto, en tamaño, personas y tiempo, pero Meri ha abierto muchos caminos y no es justo que se le niegue, sobre todo cuando ves intenciones de otros para “aprovechar” el momento.

    Por otro lado, hay que pensar que aunque es cierto lo de currar gratis, muchos obtuvimos una gran experiencia, que nos ha valido para publicar en otros sitios y comenzar incluso carreras algunos. Todo hay que decirlo. Meri fue y ha sido una gran escuela, y hoy día no era tan diferente de las demás, conservando muchas cosas buenas. Cualquier revista con mucho tráfico tiene que hacer de todo para subsistir (vendiendo contenidos a portales generales como hardgame o vandal por citar algunas más conocidas), así que nunca he entendido las críticas sobre el asunto Prisacom, salvo que tuvieran más intención, aunque sí es verdad que mantener esos mensajes de “lo hacemos todo de gratis”, má o meno :-), cosa que hacen todas durante más tiempo del debido, sobraba, supongo que se entiende. En el caso de Meri quedaba ya hace tiempo muy “raro”, y más conociendo su método de trabajo. Pero esto va para todo el mundo eh…

    En fin. Esperemos a ver qué sucede, aunque parece que mentalmente muchos han asumido ya una especie de “cambio de era”, lo cual repito me parece muy apresurado, al menos todavía.

    saludote

  26. Sólo quiero advertiros que el [censurado] ese que firma con mi nick de Meri (why) no tiene nada que ver conmigo.

    Gracias por su atención 😛

  27. Creo que hay que diferenciar claramente la (brillante) atención dedicada al PC, donde ha despuntado siempre Meristation, de la (polémica y en ocasiones chapucera) sección de consolas (en parte por estar capitaneada por quien todos sabemos).

    Toda la porquería que se le puede sacar a la web cae casi siempre en un lado, y los del otro, lógicamente) hablan sorprendidos del mal trato que se le da a la web, de que es injusto etc.

  28. Yo trabajo en prensa impresa, y también hemos tenido nuestros más y menos con ese deleznable sujeto que, como alguno bien ha llamado, es un bocadepato por no utilizar términos más ofensivos… aunque tengo muchos.
    Añado otro título a su medallero: ladrón de entrevistas. Hacerse la foto con Kojima se le da bien: hacerle preguntas no. O al menos hacerle alguna coherente con lo que presenta en el evento en cuestión. ¿Qué estreno trailer de MGS4? Pues pregunto por ZOE3… o por su abuela la de Kioto, que si está mejor de su infección de la orina. Es un impresentable, y a cada cerdo, por suerte, tarde o temprano le llega su San Martin… o su Santa Prisa. Salu2.

  29. Buenos días,
    Yo solamente quería decir que he trabajado durante 6 años para Meristation y que estoy tolalmente de acuerdo con los descalificativos que aquí se le adjudican a Nacho, en mi caso, pese a no tener apenas nada que ver con la sección de PC en la que yo realizaba mi trabajo, le he tenido que sufrir en muchas ocasiones. Al final las cosas llegaron a cierta "paz", pero personalmente pienso que es mejor no tener nada que ver con esta persona. Puede que fuera del trabajo sea un chico estupendo, pero dentro es insufrible :).
     

  30. Hola

    Soy lector habitual de meristation y he
    llegado aqui por un comentario en los
    foros de dicha publicacion. Me estoy
    quedando sorprendido por todo lo que
    leo. De todas formas, aparte de
    felicitar a Cristian por su texto,
    decirle que muchos siempre nos
    acordaremos de sus grandes analisis y
    de lo buena gente que se le notaba que
    era cuando participaba en los foros.

    Suerte en tus nuevas andanzas y que no
    se pierda tu buena pluma.

  31. [quote comment=”75942″]Hola

    Soy lector habitual de meristation y he
    llegado aqui por un comentario en los
    foros de dicha publicacion. Me estoy
    quedando sorprendido por todo lo que
    leo. De todas formas, aparte de
    felicitar a Cristian por su texto,
    decirle que muchos siempre nos
    acordaremos de sus grandes analisis y
    de lo buena gente que se le notaba que
    era cuando participaba en los foros.

    Suerte en tus nuevas andanzas y que no
    se pierda tu buena pluma.[/quote]

    Muchas gracias tio, de verdad 🙂

  32. Yepa, que tal. ¡Muy buen artículo! yo soy otro de aquellos que fueron ‘ex’ de Meristation (cuantos novios que tuvo esa web), en mi caso colaborador en los tiempos de la PS1. Creo recordar que por aquel entonces Nacho Ortiz sólo era el… ¿coordinador de redactores de consolas? y ya se le veía que escalaría puestos, de nuestros múltiples diálogos por el IRC hispano. Hablo del año 98-99, pues anda que no ha llovido de aquello.

    Fue divertido, pese a que los colaboradores no recibiamos ni para pipas, se nos ‘pagaba’ en juegos, pero cuando eres joven estás sobrado de energía y el amor al medio hace que uno “trabaje” gratis. Cuando uno hace las cosas por placer, es difícil llamarlo trabajo. Fueron cerca de ¿2 años, tal vez? muy divertidos.

Deja un comentario