Profundizando en SimRacing: los tres grandes simuladores

Los tres grandes simuladores que abarcan en la actualidad el mundo del automovilismo virtual son rFactor2, iRacing y Assetto Corsa. De ellos vamos a hablar hoy en el segundo artículo sobre SimRacing, acompañados de nuevo por Fernando Guerrero, piloto de Positive SimRacing.

iRacing

Antes de empezar, y por si alguien se lo pregunta, quiero aclarar que no hay una respuesta universal a cuál es el mejor simulador: depende de la experiencia previa y de lo que busque cada uno al correr. También influye el tiempo y el dinero que le puedas y quieras dedicar.” Aclara Fernando.

En el anterior artículo, comentábamos qué era el SimRacing y qué diferencias existían entre éste y los videojuegos de carreras. También hablamos sobre los orígenes del SimRacing en España, hilo que vamos a retomar en parte para introducir los tres grandes simuladores actuales.

Si F1Challenge se abría camino en esto de la simulación virtual, rFactor comenzaba a abarcar todo el protagonismo sobre los años 2008-2009. En una segunda entrevista, Fernando me comenta que rFactor no está muy optimizado en cuanto a gráficos y que el contenido base es pobre, pero que a pesar de ello, en su momento era el único simulador de calidad. La comunidad podía crear mods para modificar el contenido, por lo que aún podemos encontrar un abanico impresionante de vehículos y circuitos.

En aquellos años, todo aquel que buscara tener una experiencia lo más similar posible a la conducción de automóviles se encontraba en rFactor. En la actualidad, la mayoría de ellos se encuentran repartidos entre rFactor2, iRacing y Assetto Corsa.” Asegura Fernando.

Continuando con su sucesor, vamos a conocer más sobre el primero de los tres grandes simuladores actuales. Para poder correr en rFactor2, debemos realizar una suscripción, la cual puede ser anual (44$) o vitalicia (85$). Una vez suscritos, no tenemos que pagar nada más para poder disfrutar de todos los coches y circuitos, salvo que queramos correr en alguna liga privada. Image Space Incorporated (ISI), desarrolladora de rFactor2, aporta sus vehículos y circuitos oficiales, pero al igual que ocurría en su antecesor, la comunidad puede crear mods con libertad para disfrutar de coches y circuitos más allá del contenido oficial de ISI, que en este caso no está nada mal, algo que no pasaba en su versión anterior.

rf2

En rFactor2 podemos encontrar tanto partidas aleatorias, creadas por alguien desde su PC y donde la gente se une para correr, como las carreras propias de las ligas.

Las carreras aleatorias son algo desesperantes para quien busca correr de una forma más o menos seria. La mayoría de las personas que se unen no han entrenado antes y es prácticamente imposible hacer una carrera limpia y realista. No es recomendable comprarse rFactor2 para correr sólo en estas sesiones.” Nos comenta Fernando.

Las ligas, por tanto, son vitales para el verdadero disfrute de la simulación en rFactor2. Una de las más conocidas de este simulador es Formula SimRacing, la cual lleva más de una década recreando el campeonato de Fórmula 1. La comunidad que se encuentra tras todas estas ligas es lo que más anima a los pilotos a continuar entrenando y mejorando.

La comunidad de un mismo simulador se conoce entre sí. Entrena y compite con respeto. Los amigos que haces son lo que te empuja a continuar, a mantener el ánimo y a no tomártelo simplemente como una carrera tras otra. Al final, lo que más te importa son las relaciones que vas estableciendo con los compañeros.” Concluye Fernando.

Pasamos ahora a hablar de otro de los grandes simuladores actuales: Assetto Corsa. Fernando me comenta que es el más barato de los tres, por lo que podría ser una buena opción para valorar si alguien quiere adentrarse en el SimRacing. Una vez pagas la suscripción puedes acceder a todo el contenido. Hay que remarcar que recientemente se ha publicado el primer pack de contenido extra de Assetto Corsa, Dream Pack 1, el cual proporciona un conjunto de coches nuevos y el mítico circuito de Nürburgring, también conocido como el Infierno Verde. Para disfrutarlo hay que pagar 15€ pero Fernando me asegura que comparado con los precios de iRacing se puede considerar barato.

AssettoCorsa

Assetto Corsa también tiene una interesante variedad de circuitos y vehículos. Sin embargo, en campeonatos online podemos encontrarnos con una situación parecida a la existente en rFactor2: participantes que no han entrenado y una gran dificultad para realizar una carrera limpia y realista. Aunque también hay ligas, suelen tener menor participación que en los otros dos simuladores.

Quizás, su bajo precio facilita encontrar en este simulador a personas que no se toman tan en serio las carreras, por lo que éstas suelen ser algo más desastrosas que en rFactor2 o en iRacing. Además, las físicas no están al nivel de rFactor2 a pesar de ser bastante buenas.” Reflexiona el piloto de Positive SimRacing.

Esto no quiere decir que necesariamente sea el peor simulador de los tres. Sin embargo, rFactor2 ya tenía mucho público ganado gracias a su predecesor y también gracias a todo lo que nos ofrece, e iRacing destaca tanto por varios motivos que la gente que lo prueba se suele quedar. En este aspecto, Assetto Corsa se encuentra entre dos gigantes.” Concluye Fernando.

El último de los grandes simuladores actuales es iRacing. La primera diferencia que podemos destacar es el precio: es el simulador más caro, ya que la suscripción cuesta unos 100$ al año (aunque Fernando nos asegura que puedes adquirirla por mucho menos dinero si te aprovechas de ciertas ofertas). La suscripción activa tu cuenta a todos los efectos y te ofrece un contenido de circuitos y coches iniciales para comenzar tu andadura. A partir de ahí, debes pasar por caja para poder disfrutar del resto de vehículos y pistas, que suelen costar 12 y 15 dólares respectivamente. El precio puede parecer excesivo, y lo es si te lo tomas como un simple pasatiempo, pero está justificado por la calidad de los circuitos y de los vehículos. Los primeros son escaneados por láser para su perfecta reproducción, por lo que puedes notar hasta el último bache de la pista. En cuanto a los vehículos, éstos cuentan con el permiso de las marcas automovilísticas reales, que colaboran en su virtual creación.

iRacing

El aparente elevado precio de iRacing se comprende también al vislumbrar la cantidad de servidores que mueve: en este simulador pueden existir cerca de cuarenta campeonatos diferentes. Cada uno tiene en torno a diez servidores: uno para la clasificación, otro para las carreras clasificatorias, las cuales están preprogramadas y tienen lugar periódicamente, y los ocho restantes para entrenar. Por otro lado, por cada campeonato disputado te dan un número de créditos virtuales, canjeables en tus compras, y existen packs de vehículos y circuitos con tentadores porcentajes de descuento.

Ese precio puede considerarse como un factor negativo al impedir que muchos pilotos no puedan acceder a iRacing por motivos económicos. El mismo Fernando reconoce que si su equipo, Positive SimRacing, no le ayudase en este aspecto no podría correr en este simulador. No obstante, el precio también podría considerarse como algo positivo ya que aleja a todos aquellos usuarios que se toman el SimRacing como un simple entretenimiento, quedando tan solo los pilotos que buscan una experiencia lo más semejante posible a las competiciones reales de automovilismo.

En resumen, es el simulador más caro de los tres con diferencia. Sin embargo, Fernando y muchos otros pilotos afirman que, en este servidor, la relación calidad-precio de la experiencia del automovilismo virtual es más que justa. La mayoría coincide en que, aunque la calidad de los circuitos y los vehículos es destacable, lo mejor de iRacing es el propio sistema de servidores, campeonatos y licencias.

iRacing2

A continuación, vamos a resumir cómo funciona este simulador. Para empezar, diferencia entre Oval Racing y Road Racing, o en otras palabras, podría decirse que dentro de iRacing tenemos dos caminos totalmente diferenciados: las carreras ovales y no ovales. Cada modalidad es independiente de la otra. Sin embargo, el sistema de evolución del piloto es idéntico en ambas: se empieza en categoría Rookie y sólo tienes acceso a los vehículos, circuitos y campeonatos de esa categoría. De Rookie podemos ascender a la clase D, donde desbloquearemos contenido propio de esa categoría, hasta finalmente llegar a la clase A. ¿Y cómo se sube de categoría?

En iRacing tenemos dos parámetros que aumentan o disminuyen según cómo lo hagamos en las carreras que disputemos. El primero es el iRating, que crece o decrece según la posición en la que acabemos la carrera y que da una idea de cuán rápido es un piloto. El segundo es el Safety Rating, el cual depende del número de incidentes que tengas en pista. Este parámetro baja si tienes un accidente, si te rozas con otro coche o incluso si te sales de la pista. Es algo bastante severo pero gracias a él vamos a encontrar pilotos muy respetuosos y que se lo van a pensar dos veces antes de hacer cualquier locura.” Asegura Fernando.

Es el SafetyRacing el valor que marca tu ascenso en las distintas categorías: sólo puedes ascender a la superior siendo un piloto limpio y excelente. Lograr victorias o incluso ganar campeonatos queda en un segundo plano si quieres alcanzar la clase A. Una vez has conseguido suficiente SafetyRating para conseguir la licencia A, podremos participar en el campeonato de Fórmula 1, en el caso de la modalidad Road Racing, o en la NASCAR Sprint Cup si corremos en Oval Racing. Los mejores clasificados en dicho campeonato obtendrán la licencia PRO, la cual consiguió el propio Fernando en el mes de marzo de este año y que le dará la oportunidad de clasificarse para el Campeonato del Mundo.

Los premios otorgados en el Campeonato del Mundo son bastantes destacables, pues gracias a patrocinadores como Thrusmaster, el campeón recibe 10.000$, repartiéndose premios en metálico hasta el 12º clasificado.” Informa Fernando.

Si en el artículo anterior comentábamos el poco reconocimiento que tiene el automovilismo virtual respecto a las propias marcas de automovilismo, el campeonato del mundo de la modalidad de Oval Racing, que usa los coches de la NASCAR, es una excepción. Que el ganador de este campeonato del año pasado, Michael Conti, aparezca en la web oficial de NASCAR como el campeón más joven de todos sus campeonatos es una clara muestra de esta excepción.

iRacing3

Además de ser un excelente simulador, cabe destacar la existencia en iRacing de un foro donde los pilotos encontrarán mucha información útil, desde guías sobre reglajes para ayudarte a dominar un vehículo hasta sistemas de estadística. Y, aunque es cierto que en los campeonatos de mayor categoría se comparte menos información, es muy frecuente ver como veteranos de este servidor ayudan a los pilotos de categorías inferiores.

Como hemos visto hasta ahora, cada simulador tiene sus particularidades, sus ventajas y sus desventajas. Sin embargo, ahora que conozco más acerca de rFactor2, Assetto Corsa e iRacing, coincido con Fernando en que no hay una respuesta universal a cuál de ellos es el mejor simulador, pues va a depender de las exigencias del piloto, del tiempo y dinero que quiera y pueda invertir y de los objetivos que persiga. Con esta reflexión concluyo el segundo artículo sobre SimRacing. De nuevo, quiero agradecer a Fernando que nos haya acompañado durante estos dos artículos y a todos vosotros por leernos. Esperamos haberos acercado un poco más el mundo del automovilismo virtual.

    • Muchas gracias. Cuando Fernando y yo hicimos el artículo, Project Cars todavía no había sido lanzado. Ese es el motivo de su ausencia 😉

  1. El articulo esta muy bien y me han dado ganas de comprar algún juego(Assetto pinta brutal), pero no compro nada digital, ni que tenga suscripciones …
    Esperando el análisis del Pcars, que hay dudas después de varios comentarios ….

  2. Pues lo dicho, muy buen articulo, y muy bien estructurado y redactado. Eso si, se me ha hecho un poco largo el tiempo desde que salió el primero. ¿Habrá continuación?

    • Muchas gracias por tu comentario y por el interés Jose Manuel. Es cierto que ha pasado mucho más tiempo del que queríamos entre ambos artículos pero han surgido muchos contratiempos, me disculpo por ello. Respecto a si habrá más artículos sobre SimRacing, tenemos más ideas para continuar pero hay que madurarlas y aún están sin fechar.

  3. Un buen artículo Rosa, como entrevista genial… aunque quizá se queda corto y un poco sesgado. Es como si para hablar de simuladores de vuelo dijéramos que hay tres: el “Microsoft Flight Simulator”, el “X-Plane” y el maravilloso “EVE Online”. Evidentemente hay mucho más dentro de este mundillo.

    Especialmente sangrantes son las ausencias de productos muy conocidos como “Richard Burns Rally” (la referencia para este subgénero), la saga “Gran Turismo” en PS3 (que ya incluye hasta telemetría MoTec), los TOCA, Simraceway… y, por qué no, algunos simcades como los Fórmula 1 de Codemasters, los NFS Shift o la franquicia Forza Motorsport en Xbox. Eso sin contar GRID Autosport y los recién salidos del horno DiRT Rally y Project CARS (como ya han mencionado en los comentarios).

    Pero bueno… es muy difícil sintetizar todo un género en tan pocas líneas. El de los simuladores de vuelo te diría que falta, al menos, el “IL2-Sturmovik”. Como simracer te diría que actualmente sigue habiendo aún muchas ligas que utilizan el rFactor1 por ser “gratuito” y muy poco exigente con el hardware.

    • Gracias por tu comentario. Tienes razón en que es un artículo sesgado, ya que refleja los conocimientos y la experiencia de un piloto y, obviamente, nos cuenta más sobre lo que más conoce. De todas formas, si no leíste el primer artículo de esta serie, te animo a hacerlo, porque ahí explicamos la ausencia en estos artículos de muchos de los títulos que has nombrado: http://akihabarablues.com/simracing-la-verdadera-simulacion-del-automovilismo/

      • Gracias a AKB y a ti por dedicar espacio y tiempo al simracing en estos artículos. En esta afición el problema es siempre el mismo: ¿dónde termina el videojuego y empieza el simulador? Y el tema es que algunos aficionados terminan pensando que “su simulador” es el mejor y el único que realmente merece la pena. Otros creemos que lo determinante es el uso que se hace de ellos. Pero vamos… que para ser “justos” al menos deberíamos tratar a softwares con características similares de la misma manera. Si hablamos de PC, por ejemplo, el RBR (Richard Burns Rally) es sin duda alguna el rey de la simulación sobre tierra… y los simracers de RBR quizá se queden un poco chof después de leer el artículo.Lo dicho: un mundo por descubrir y en el que os invitamos a todos a seguir profundizando… y, ¿por qué no?… subirse a un cockpit virtual para probar sensaciones!!! 😀

        • Está claro que para hacer un artículo más completo y objetivo habría que contar con muchos pilotos para tener una mayor visión. Aunque en estos dos artículos se refleja la opinión y los conocimientos de Fernando Guerrero, él mismo asegura al inicio de este post (e igualmente lo cnncluyo yo al final) que, como bien has dicho, no existe un mejor simulador, sino que dependerá del uso que se le de y de lo que busque el piloto.

          Está claro que el RBR es un grandísimo simulador y que ha faltado en este artículo, pero al ser un poco más desconocido, he tenido que centrarme en mi objetivo: mostrar cómo es a grandes rasgos el mundo del automovilismo virtual a los que lo desconocen. Siempre supe que a los pilotos les parecería incompleto 😉

          Muchas gracias por los ánimos y por tus palabras. Un abrazo.

  4. Es de agradecer que se dedique atención al simracing: somos muchos lo que disfrutamos de esta pasión.
    Os invito a seguir profundizando, pues hay todavía mucha tela que cortar: hardware, creación de mods, diseño de skins, configuración de setups, telemetría, servidores, CHETOS, competiciones oficiales, etc.etc.

  5. Game Stock Car está a la altura de los 3 simuladores mencionados por el artículo. Incluso en open wheels o coches de fórmula, está por arribla de Assetto Corsa.

    Desafortunadamente Assetto Corsa en su versión 1.5.x ha sido convertido en un juego arcade, o “simcade” si se quiere ser algo contemplativo. Al parecer su próximo pasaje a consola ha hecho que los desarrolladores por alguna extraña razón que no comprendo que también la versión PC sea “light”, o dicho de otra forma, las físicas sean fáciles, irreales, al estilo arcade.

    Project Cars, que fue mencionado por algunos comentarios, tampoco es un simulador, sino que también entra en la categoría “simcade”.

Deja un comentario