Impresiones Beta: Quake Champions engancha

Son muchos los seguidores de Quake y, en general, de todo lo que salga del estudio de desarrollo id Software, porque suele ser sinónimo de calidad.

Una factoría de éxitos

Tras un espectacular Doom que hemos podido jugar hace relativamente poco, id Software sigue trabajando, en este caso, en un shooter old school que no pierde nada de la esencia cautivadora de Quake 3 y Quake 3 Arena, pero adaptado a los tiempos que corren en muchos aspectos.

Partiendo de la base más que aparente de que esto no es un Call of Duty y mucho menos un Battlefield, Quake Champions nos ofrece una propuesta clara: un shooter frenético donde la diferencia en tu éxito o fracaso será, por encima de todo, tu skill.

Quake Champions es una propuesta free to play, aunque se ha confirmado que también existirá una versión de pago opcional. Como ejemplo referencial se asemeja a Killer Instinct, es decir, puedes jugar de manera gratuita al título con los héroes preestablecidos por los que no hay que pagar e ir “alquilando” los que son de pago canjeando la moneda del propio juego. También puedes adquirir la versión de pago que te otorgará una serie de héroes desde el principio. Para aquellos que tengan miedo de que el título se convierta en un pay-to-win, decir que las recompensas que se obtengan no afectarán a las capacidades de los diferentes héroes.

Personalización al poder

Existe el ya famoso sistema de cofres que podremos ir desbloqueando al más puro estilo Overwatch y nos reportará objeto de personalización, estos cofres podremos desbloquearlos tanto con monedas del propio juego como cuando el juego salga de manera oficial, con dinero real. Quake Champions se ha adaptado a los tiempos actuales y por ello, también cuenta con un modelo de subida de niveles y experiencia.

A nivel técnico el título permite muchísimas configuraciones gráficas por lo que, aunque no tengamos un equipo de gama alta lo podremos jugar sin problemas. Los escenarios no son excesivamente amplios, pero tampoco lo necesita. Los iconos de los power ups tienen un aspecto old school: iconos enormes dando vueltas y con colores chillones para que se vean a golpe de vista. No he apreciado ninguna caída de FPS ni bugs extraños, todo ha ido muy suave y preciso para ser una beta. Respecto a los mapas, estaban disponibles tres: Blood Covenant, Ruins of Sarnath y Burial Chamber, todos con pequeñas variaciones pero con un ritmo frenético constante. En el apartado de las armas, disponíamos de seis armas, incluyendo algunas clásicas como el mítico Rocket Launcher.

Un elenco variado

Nueve son los héroes que componen la beta y cada uno tiene tres stats principales: salud, armadura y velocidad. A partir de estos tres componentes existen héroes más pesados, que tengan una mayor armadura y daño sacrificando su velocidad o héroes más rápidos que tengan poca durabilidad en el combate y sus tácticas de ataque se vean reforzadas con su agilidad. Se podría interpretar como los roles que se asignan en los MOBAs pero no siendo tan claves ni inamovibles.

Los héroes también tienen una habilidad especial que ayuda a dar una cierta ventaja al héroe en cuestión para que el jugador aprenda a manejar dicho personaje. No me ha parecido que haya, como pasa en otros MOBAs o shooters, héroes que tengan su némesis por definición. Quake Champions se construye de tal manera que vayas aprendiendo a manejar a ese héroe que te gusta y que lo diferencia de otros, pero tu skill predomina ante todo.

100% Quake

La jugabilidad se siente totalmente Quake: frenética, teclado y ratón en manos, reflejos, skill ante todo y nada de campear o estás muerto. Creo que es un acierto que id Software haya tirado por este camino y no se haya dejado influenciar por otros títulos que tienen éxito actualmente. Puede parecer poco inaccesible por lo comentado anteriormente, pero una vez que empiezas es tremendamente divertido, aunque al principio estés haciendo más respawm que otra cosa si es la primera vez que te acercas a un Quake.

Quake Champions engancha, se siente fresco, aunque las mecánicas no sean lo más revolucionario. De esta manera creo seriamente que tiene un hueco tanto en el espectro de los shooters al ofrecer una propuesta totalmente diferente, como en los eSports donde le respalda tanto su propuesta, su orientación propia del competitivo y cómo no, la legión de fans que carga a sus espaldas.

También es digno de mención, y más a día de hoy, que id Software escuche a la comunidad por medio de encuestas, así como el buen ambiente que se respira en el chat general del título, con un gran componente didáctico para aquellos que quieran introducirse por primera vez en este tipo de multijugador. Habrá que seguir probando esta beta, que se va abriendo cada fin de semana, para ver cómo va evolucionando el título. Hasta la fecha Quake Champions luce muy bien, respaldado por un gran trabajo tanto en diseño como en jugabilidad para que se convierta en un futuro título de referencia y de los más jugados.

Deja un comentario