Reseña: Devil May Cry 4 Special Edition, dando brillo al clásico

Rock duro, arquitectura gótica y el cazademonios más badass que puedas imaginar. Estas fueron las armas que encumbraron a Devil May Cry al Olimpo de los hack and slash hace algo más de una década.

Devil May Cry 4 Special Edition

La saga, que se consolidó con cuatro grandes juegos, vuelve a nosotros con la remasterización de su cuarta entrega, la mejor, sólo por detrás del magistral Dante’s Awakening. La producción vuelve a correr de parte de CAPCOM (otro más a la extensa lista de remasters de la compañía) y hay que reconocer que técnicamente ha hecho un trabajo redondo, llevando la resolución a los 1080p y manteniendo los originales 60HZ.

En esta versión especial nos podemos evitar hablar de los gráficos, que aunque refinados con el HD, son similares a los que ya encontramos su salida allá por el 2004. Ante unos personajes más pulcros y nítidos, los escenarios chirrían en ocasiones, sobre todo cuando la cámara está más lejos. Siendo un juego en el que nos dedicamos a aniquilar hordas de enemigos y completamos puzles, quizá los nuevos adeptos acusen estas pequeñas taras, como dientes de sierra, sobre todo comparándolo con el reboot de la saga. Por otra parte, una vez que empezamos a repartir tortas, todo se transforma en un espectáculo de sangre y pirotecnia bestial, en el que se cumplirán las expectativas de los buenos amantes de los beat em up.

El punto fuerte de Devil May Cry 4, sin duda, es su historia y gran ambientación. Todo comienza con una cinemática que nos deja boquiabiertos y regreso del amigo Dante, más maduro, pero como siempre, sobradísimo. Después de la entrada triunfal, tomamos contacto el nuevo prota, Nero, un joven que suma a las múltiples mecánicas disponibles su brazo demoniaco, ideal para romper defensas. La historia nos llevará a enfrentarnos con hordas feroces demonios y brutales jefes mientras mejoramos nuestro personaje, completamos puzles (algo sencillos, para que negarlo) y fases de plataformas. Se presenta una oportunidad de oro para los nuevos jugadores, que en mi humilde opinión, disfrutaran de uno de los personajes más míticos del mundo de los videojuegos, Dante Sparda, que para nada es comparable con su versión presentada en el reboot de 2013. ¿Quizá el contacto de los jugadores con el famoso caza-demonios abra la puerta a un futuro Devil May Cry 5? Quién sabe.

Respecto a la jugabilidad, hay que aplaudir la variedad de personajes, en la que reside la fortaleza de esta remasterización, que lejos de ser aspectos alternativos cuentan con sus armas y movimientos propios. Cabe destacar que siempre son las mismas misiones y que no cambian ni las fases ni la ambientación, pero si la jugabilidad. El juego, de esta forma, divide su protagonismo en varios modos, comenzando con Dante y Nero, en la que repetimos la experiencia original. El siguiente modo cuenta con Trish y Lady, del primer y tercer DMC respectivamente, donde disfrutaremos de un combate más ágil y más sencillo. El plato fuerte y más complejo del juego se presenta de la mano del hermano gemelo de Dante, Vergil, que armado con magia y su espada Yamato hará las delicias de los veteranos.

Devil May Cry 4 Special Edition

La agilidad y frenetismo de los combates choca algo con el manejo en las partes de plataformas, con unos saltos y rebotes que son de todo menos precisos, llevando a la frustración a más de uno. Ésto ya se daba en el juego original y ha sido un mal endémico desde que conocemos al bueno de Dante. En líneas generales, es cierto que el conjunto ofrece una experiencia satisfactoria, pero la evolución que han vivido los videojuegos en materia de mecánicas (nos viene a la mente su reboot DmC) deja en desventaja a Devil May Cry 4 frente a la oferta actual, evidenciando que estamos ante un juego que ha envejecido regular.

En cuanto a la presentación, Esta versión depende de un menú principal en el que seleccionamos personajes, skins y dificultad. Así, se nos permite alternar entre las dos parejas y Vergil, pudiendo elegir vestuarios adicionales para cada uno. Estos trajes son muy vistosos y son un punto a favor del juego, más sabiendo como se las gastan las compañías con los DLC en la actualidad. En cuanto la dificultad, es aceptable y cuenta con una curva decente, dejando el Modo Caballero Oscuro Legendario para la gente que tenga reflejos de halcón y nervios de acero. Por otra parte, cabe destacar que puedes pagar con dinero real para mejorar a tu personaje más rápido y potenciarlo, lo que afea el concepto de mejoría en el juego y evidencia las intenciones de CAPCOM de sacar más dinero por el mínimo esfuerzo.

En conclusión, Devil May Cry 4: Special Edition hará recordar buenos tiempos a los jugadores veteranos, que tendrán horas y horas de diversión con los distintos personajes, dificultades y extras que ofrece este gran juego. En cuanto a los que no jugaron al saga en su época, se encontraran con una aventura con los 1080p 60fps de rigor, una gran ambientación, muchas tortas y muy rejugable, pero con el regusto de que está algo desfasado técnicamente, por mi parte, cuesta no comparar la jugabilidad con el nuevo DmC.

Viendo la trayectoria de CAPCOM y la inclusión de medidas de pago in-game, entristece ver que prefieran vender refritos y el dinero fácil a dar una nueva oportunidad de brillar a una saga que ha significado mucho en esto que son las consolas. [80]

  1. Me encanta este juego, tanto en la generación pasada como el lavado de cara que le han hecho para la generación actual, pero podría haber sido una edición muuuuucho mejor con un solo detalle: poner historias independientes.

    Me explico, como bien has dicho, en el juego te dan a elegir con quien quieres jugar la historia, con Nero/Dante (historia original), con Lady/Trish o con Vergil, pero SIEMPRE es la misma historia. Únicamente cambian los personajes y la escena de principio y final. ¿Tanto les costaba haber hecho historias distintas?

    Algunos esperábamos que, con la presencia de Vergil, se explicaran algunas cosas de la historia del juego ¿como consiguen su espada? ¿quien es Nero en realidad? Y nos encontramos con que no solo no cuentan nada sino que ademas cometen errores ¿como puedo estar usando la espadad de Vergil si la misma esta rota en el laboratorio?

    • Bueno sobre la historia de cada personaje es algo distinto, la historia de Nero/Dante esta conectada con la de Lady/Trish, la de Vergil es totalmente distinta ya que el va a la ciudad de fortuna en busca de la información de Sparda, eso significa que eso paso antes de dmc 3.

      pero como capcom no hace distintos scenarios y jefes para cada historia aburre con los mismos niveles, scenarios, jefes ect.
      No los culpo se que hacer todo eso es mucho trabajo

      ¿Porque la katana de vergil esta rota?: en dmc 1 vergil lucha contra su hermano otra vez pero poseído por mundus, ahora vergil se llama Nero Angelo. posterior mente es derrotado por dante y su alma desaparece nunca se hablo de que haya muerto.
      Yamato(La espada de vergil) estaba transformada (se parecía a la espada de sparda) Yamato tan bien desapareció y su filo mágico se rompió en la batalla contra dante.

      ¿Quien es Nero?: Es el hijo de Vergil, nero fue abandonado en un orfanato, su madre era una prostituta, Vergil tenia relaciones sexuales con una prostituta porque su lado humano le generaba apetito sexual.
      Esta información es oficial y canon en la serie

      Esta información aparece en la novela ligera deadly fortune esta escrita por el director de dmc3 y 4

Deja un comentario