Si me amas no mires atrás

Si os menciono a Terry Cavanagh puede que muchos no sepáis quien es este señor ni a qué se dedica, pero siendo testigo del amor que plasma sobre sus obras y el buen hacer que le caracteriza no he tenido más remedio que hablaros hoy de él. Su título más conocido es VVVVVV, gracias al cual ha adquirido una considerable fama como desarrollador, sobre todo en plataformas descargables de Nintendo.

Don´t Look Back

Pero el bueno de Terry no nació sabiendo y creó otros juegos anteriores que, si bien no pasarán a la historia, son muy divertidos y sobre todo sumamente difíciles. El juego del que os quiero hablar en este análisis es el llamado Don´t Look Back, un plataformas de la vieja escuela inspirado en los títulos lanzados para la consola Atari 2600 allá por el año 1977. Breve pero intenso, atrapa al jugador desde el primer momento gracias a su elevada dificultad y diseño tan característicos. Originalmente lanzado para navegadores web, llega ahora a iOS y Android de manera completamente gratuita para que pueda ser disfrutado por cualquiera, de modo que si te interesa este tipo de apuestas no deberías dudar en hacerte con él ni por un instante.

Nada más arrancar el juego, vemos como nuestro protagonista llora junto a la tumba de su amada, que ha muerto por extrañas y desconocidas circunstancias. Armándose de valor, nuestro héroe se embarca en un viaje fantástico lleno de peligros por encontrarse a sí mismo y recuperar el recuerdo de su ser querido.

Don´t Look Back

El estilo artístico que emplea Don´t Look Back es tan sencillo que únicamente emplea una paleta de 3 colores: el rojo representa el mapeado y toda la interfaz en general, el negro es el color empleado para el fondo y el blanco el encargado de resaltar personajes y enemigos. Además de emular las gráficas de la Atari, recrea perfectamente las animaciones de la época, con personajes que se mueven de manera prácticamente estática. El mundo de Terry es completamente pixelado y aunque es un estilo hace ya mucho tiempo olvidado, sigue gustando prácticamente a casi todo los jugadores que ya tienen una cierta edad. Precisamente, el apartado artístico puede suponer un grave inconveniente para que los usuarios que no simpaticen con este estilo ni se acerquen al menos a probarlo, pero una vez arranquen el juego por primera vez y avancen por los primeros escenarios comprobarán que un título no requiere de grandes gráficos y elaboradas cinemáticas para ser entretenido.

Don´t Look Back

A lo largo de su viaje, el protagonista deberá superar cientos de obstáculos y peligros. Avanzar por el mundo de Don´t Look Back no es nada sencillo y puede llegar a frustrar a más de un jugador, pues a pesar de las apariencias los escenarios pueden cambiar y los enemigos acechan en cualquier rincón dispuestos a saltarnos encima. Estalactitas que se caen, plataformas que desaparecen, bolas de fuego, precipicios, arañas, serpientes… el peligro se oculta en las esquinas y debemos tener mil ojos para sortearlos. El control es completamente táctil y aunque originalmente se desarrolló para ser disfrutado mediante teclado físico, no existe opción alguna de modificar dicha configuración debido a las pantallas táctiles de nuestros Smartphones. Jugar de manera táctil resulta al principio bastante complicado y en ocasiones el control nos dejará vendidos a la hora de enfrentarnos a los enemigos y al sortear las distintas plataformas. Pese a la dificultad del control táctil en breve nos acostumbraremos y nos adaptaremos sin problemas.

Don´t Look Back

Si ya de por sí avanzar resulta complicado, debemos prestar especial cuidado a nuestra salud, pues con un solo toque acabaremos muriendo y tendremos que volver a empezar desde el último punto de control. Nuestro destino se encuentra a la derecha, pero llegados a un punto específico del juego debemos volver sobre nuestros pasos y regresar de nuevo a la tumba del principio sin volver la vista atrás, de ahí el nombre del juego. Resulta imprescindible no girarse en ningún momento si queremos completar la misión y aunque al principio todo puede resultar confuso tiene su significado. Si te estás preguntando el motivo por el cual no puedes mirar atrás y porqué se titula así el juego tendrás que jugarlo para descubrirlo por ti mismo.

La duración del título varía en función de nuestra destreza, pero un jugador experimentado no debería tener problemas en superarlo en menos de 20 minutos. A pesar de su corta duración, el juego atrapa desde el primer momento y seguramente ni te importe que ocupe parte de la memoria de tu teléfono para volver a rejugarlo en alguna ocasión. He de reconocer que al principio me mostré escéptico en probarlo y lo descargué precisamente no sólo por ser gratuito, sino por las buenas críticas que había cosechado y también porque me gusta probar juegos de móvil con los que disfrutar en mis ratos libres o trayectos en el transporte público.

Don´t Look Back

Si tienes un Smartphone con sistema operativo iOS o Android deberías estar descargándolo ahora mismo. La primera vez que lo jugué me dejó bastante impresionado y aún hoy sigo disfrutándolo desde el primer día. Terry Cavanagh parece estar apostando fuerte por el mercado móvil y precisamente este no es el único título que podemos disfrutar, pues hace poco lanzó Super Hexagon y también está preparando la conversión de VVVVVV, así que tenemos diversión para mucho tiempo. No quisiera terminar el análisis sin antes recomendaros encarecidamente probar Super Hexagon, un juego que denomino como enfermizo y tan adictivo que no podrás parar de jugar, hasta el punto de llegar a replantearos si sois masoquistas o no. [85]

  1. Un juego genial. No todos los días te encuentras un homenaje al mito de Orfeo y Eurídice. Me gustó mucho cuando lo descubrí en navegadores hace un par de años. La verdad, nunca pensé que llegaría a verlo reseñado aquí en AKB. ¡Buena review! ¡Y ese talentazo de Roswell con la ilustración! Chapeau.

    No obstante, Iván, me parece un error de bulto no haber mencionado la preciosa y evocativa música que salpica la intro del juego. Solo son unos lamentos de violonchelo en midi, pero consigue -en la línea minimalista de todo juego- expresar mucho con muy poco.

  2. Necesitamos a muchísima mas gente como este genio innovador en la industria. Y me refiero a gente que quiere hacer cosas distintas de verdad, no a Molineux.

  3. Para mí tiene mucho mérito que un juego tan minimalista, con una paleta de colores tan reducida y una banda sonora tan sencilla, logré transmitir tanto. Yo lo considero una pequeña obra maestra, es como si Team ICO viajara al pasado.

    En lo único en lo que discrepo es en lo de la elevada dificultad. Simplemente supone un pequeño reto, pero no llega a ser algo enfermizo. Aunque claro, yo solo he probado la versión de teclado y creo que con la moda táctil pierde mucho.

    VVVVVV es otro grandísimo juego. No miento si digo que lo he disfrutado más que varios juegos de la actual generación. Y completarlo al 100%, con todos sus extras, sí que requiere habilidad.

    Ojalá salieran más a menudo juegos de este nivel, personalmente me encantan! Espero no ser el único, que me preocupa un poco xD

    Buen análisis 🙂

Deja un comentario