[Pase de Temporada] La nostalgia lo perdona todo

Estos últimos días hemos tenido The Elder Scrolls V: Skyrim por partida doble. Por un lado, Nintendo utilizaba un juego del 2011 para vender su nueva consola, la Switch, colocando el título de rol en su plataforma híbrida con la posterior reacción inesperada de Bethesda (a día de hoy no está confirmado que sea uno de sus futuros lanzamientos). Por otro, recibíamos la remasterización del episodio en Playstation 4 y en Xbox One como una nueva oportunidad para disfrutar un título de rol con mayúsculas. Nada que objetar en este planteamiento.

Skyrim

Remasterizar sí, pero cuidando los detalles

Los “refritos” están ahí para quien quiera comprarlos, son una buena manera de recordar juegos que lo merecen, como es este caso. También vienen a decepcionarnos en ocasiones. El caso de The Elder Srolls V: Skyrim lo ha hecho por una clara razón que también criticaba en la remasterización de Dead Rising: la falta de cuidado en los pequeños detalles. Que a estas alturas un videojuego lanzado hace cinco años siga sufriendo errores de bulto me resulta escalofriante como consumidor y debería penalizarse en consecuencia.

Por mera tradición, los mundos de Bethesda nunca destacan por ser impolutos, pero encontrarse bugs sostenidos en el tiempo con versiones posteriores comercializadas y repletas de parches correctores es un problema serio. No puede ser que a estas alturas las físicas sigan jugando a los espamos cuando se producen ciertas condiciones. Tampoco que la inteligencia artificial de los dragones reste épica a la partida convirtiéndolo en suicidas inesperados. Son dos cuestiones fácilmente detectables con un testeo apropiado.

Lamentablemente esta situación se da más de lo que me gustaría cuando hablamos de remasterizaciones que mantienen fallos que ya estaban y no han sido corregidos. Como consumidores deberíamos penalizar estas prácticas porque apoyándolas, a pesar de las críticas en redes sociales, las estamos legitimando. ¿De qué sirve un GIF gracioso con cientos de retweets cuando terminamos pasando por caja? La nostalgia es la peor enemiga de nuestro bolsillo y demostrar incontinencia con ella nos hace vulnerables al mercado.

skyrim-frost-troll

Deja un comentario