[Slush2014] el invierno ha llegado

Ha llegado el momento. Casi sin darnos cuenta, de forma subrepticia, las temperaturas se han ido comiendo los grados con parsimonia hasta llegar a los temibles bajo cero en la capital del norte: Helsinki. Slush 2014 ya está aquí.

BannerSlush

Este vaho helado que recorre la piel de Helsinki, propio de un anuncio de dentífricos, no hace más que procurar el roce, físico y verbal, entre los participantes de este titánico evento, en el acogedor y cálido recinto de Slush. El brasero de Helsinki durante hoy y mañana. Para ello acoge a más de diez mil personas, entre startups, inversores, ponentes e innovadores de la tecnología y los videojuegos. Vamos, poco más que una tarde en familia, con cuñados cabrones, eso sí, tal y como intenté describir en este texto.

Entre hoy y mañana, ponentes de la talla como Matias Myllyrinne (CEO de Remedy, Quantum Break), Victor Kislyi (CEO de Warwaming, World of Tanks), Hilmar Veigar (CEO de CCP Games, EVE Online), Sue Gardner (directora ejecutiva de la Wimedia Foundation) o el ex-astronauta Leland Melvin, darán su opinión sobre el mundo de los videojuegos y la tecnología en su término más amplio o sesgado, según les venga a su buen criterio.

ResacaSlush

Os iremos informando de todo lo que se cueza por estos lares vía @akihabarablues. A ver quién la caga este año durante la cena familiar, quién es el que da la noticia más cachonda o hace el chiste más gracioso. También podéis echarle un ojo a @SlushHQ o el hashtag oficial #slush14.

  1. Buenas, recuerdo aquel artículo de hace menos de un mes.
    No uso Twiter, ni Tuenti, ni Facebook, ni pollas….
    Esperaré a leer las impresiones del autor en próximas entregas aquí, en Akb.
    Saludos de un mozo agradecido.

  2. Dejemos de chuparnos las pollas, por favor, señores, un poco de decoro 😀

    Me estoy volviendo un poco loco porque es brutal la cantidad de información que recibes simultáneamente y en cuestión de minutos. Aún así creo que sobreviviré tendré para escribir quinientas entradas en AKB, aunque igual al final acaban siendo menos 🙂

Deja un comentario