Impresiones con la alpha de Smite para Xbox One

El mundo de los MOBA casi siempre ha sido exclusivo de PC. LOL y Dota eran títulos que solo podías jugar si eras el poseedor de un ordenador, eso fue hasta que los responsables de Smite, Hi Rez Studios, decidieron superar esa barrera y llevar su MOBA a consolas. Más exactamente a una de ellas, es así como ahora podemos disfrutar de Smite en Xbox One.

Smite

Desde hace unas semanas he tenido la oportunidad de jugar Smite en su versión para Xbox One, pues aunque a primera vista puede parecer idéntica a la que todos conocemos en PC en el fondo tiene sus diferencias, ya que no solo se juega con mando sino que lleva la acción en tercera persona a la que estábamos acostumbrados a un nuevo nivel.

En general tendría que suponer que todo aquel que pueda estar leyendo esto ya debería tener hecha una idea de como funciona Smite, aún así me tomaré el tiempo de explicar rápidamente las mecánicas del juego para aquellos que llegaron aquí por coincidencia o mero interés en el titulo.

En Smite juegas como un dios, pudiendo seleccionar campeones de gran variedad de mitologías y religiones de todo el mundo, en partidas JcJ online en las que pueden participar un máximo de 10 jugadores. Los modos de juego en Smite son en su mayoría los mismos que encuentras en cualquier otro MOBA, con la excepción que al cambiar la perspectiva isométrica por tercera persona la acción se vuelve mucho más rápida y diferente al resto de los juegos del género. En Smite puedes jugar partidas de 1v1, 3v3 y 5v5 a través de 4 diferentes modos de juego, Arena, Asalto, Asedio y Conquista, cada uno con diferentes objetivos en equipo o individuales, de los cuales solo 3 están disponibles en la actual versión de consola.

Originalmente la jugabilidad de Smite se diferenciaba bastante de la ya conocida en otros Moba, utilizando controles de movimiento y accesos directos para los ataques y sus mejoras. En su mayoría todos los botones quedaban al alcance de una mano mientras la otra controlaba la cámara y apuntado, llevar esa jugabilidad compleja y mantener su estilo frenético en Xbox One no parecía una tarea fácil, pero en HiRez Studios lo ha hecho a la perfección.

SMITE-Xbox-One-Controls

Colocar las habilidades de los dioses en los botones alfabéticos y la opción de utilizar los objetos con un solo botón y la cruceta para la tienda se vuelve más cómodo a medida que juegas. Curiosamente han logrado adaptar a la perfección gran cantidad de teclas en un número reducido de botones en la consola, permitiendo realizar la mayoría de las acciones apenas moviendo un dedo.

Jugar Smite en consola me ha llevado bastantes horas para acostumbrarme al mando, utilizar los botones alfabéticos y los gatillos para activar ataques en un principio me pareció de lo más incomodo, ya que para activar un ataque has de separar el dedo del stick y posteriormente utilizar el gatillo para desencadenarlo. Finalmente le he tomado la gracia encontrándome con una de las configuraciones más cómodas a la hora de usar el mando. A pesar que la jugabilidad en consola dista bastante de la que me tenía acostumbrado en PC, al final se vuelve más fácil y accesible al usuario, logrando combinar perfectamente el estilo de los juegos del género Hack & Slash con las mecánicas de un MOBA, de manera que aún sigo buscando la forma de jugar Smite con un mando en PC.

SMITE_XB1_feat

Con más de 60 dioses disponibles en la versión de consola, Smite hace gala de una variedad extraordinaria, tomando prácticamente todo lo bueno de la versión de PC y trasladándola a un entorno mucho más cómodo y accesible. Puedo decir fácilmente que Smite es uno de los juegos que más horas de mi tiempo ha consumido desde que poseo una Xbox One y la mejor parte de todo es que el juego será totalmente gratis. La única contra respecto a la versión de PC es que la que podemos encontrar en Xbox One no está traducida al español, por ahora.

¿Juegas Smite y estás interesando en probar la experiencia en consola? Recuerda que puedes apuntarte a la beta aquí. Por el momento yo esperaré que añadan conquista y la opción de traspasar todo mi progreso y mis dioses de PC a Xbox One.

  1. Solo puedo decir que me SMITE me ha parecido muy caótico, y a la vez muy aburrido, con una caídas exageradas de frames y tearing por todas partes a veces si y a veces no, pero misteriosamente hay veces que el tearing le sale estando tu solo en pantalla y otras veces no, yo creo que sale cuando le da la gana, dando la sensación de videojuego poco pulido (para variar y siguiendo la norma de todo juego que salga, parece ser).

    Tengo varias claves para la beta, os las quedo aquí, aprovechadlas 😉

    Un saludo.

    Q2HTT-FVYFQ-PKD26-RXDGQ-VYTTZ

    PMM2F-JXH23-73FCX-P9D4V-QXJCZ

    • Es curioso, justo estaba pensando mencionar algo de ello en el post. Lamentablemente no experimenté ninguna caída de frames ni tearing en ningún momento, eso si he oído que está pasando bastante. Lo que si me pasó fue un caso terrible de lag durante la mayoría de mis partidas, aunque eso seguramente se deba al servidor.

      • Si, eso también pensé yo, que el LAG era culpa del servidor y de que está en fase Beta, pero coño, ya que vamos a probar algo… lo “normal” sería que tuviésemos una experiencia aproximada de lo que ofrecerá el juego una vez terminado, pero a decir verdad, entre todo lo negativo experimentado con este juego… ganas de volverlo a jugar… CERO.

        Esto de las betas ya es de traca, uno no sabe ni como coño va a quedar el juego final, tengo varios ejemplos…

        – Beta de Battlefield 3: Funcionaba mas o menos bien, algo inestable, bugs varios y un net-code que dejaba “dudas”.
        — Juego final… un net-code que terminó por funcionar muy muy bien, y con mínimos bugs, un juego recomendable al 110%.

        – Beta de Battlefield 4: La beta funcionaba muy bien, apenas había caídas de frames, todo se movía muy estable, apenas había bugs y parecía estar todo muy pulido, el net-code funcionaba de 10.
        — Juego final… un net-code PESIMO, casi injugable el 90% de las veces, bugs a cascoporro, caídas de frames estrepitosas, vehículos e infantería que a veces hacen “extraños”, no lo recomendaría ni aunque me pagasen.

        – Alpha y Beta de Destiny: Todo apuntaba a maneras, unos eventos estupendos, enemigos variados, muchos mundos por visitar y un PvP que funcionaba genial.
        — Juego final… en poco se parece a lo visto en la Alpha y en la Beta, el evento aquel de la “araña robot” desapareció como por arte de magia, lo que parecía divertido al “llamar” a todos los jugadores de la sesión pasó a convertirse en una mera misión para 3 jugadores, muy triste, su PvP no puede estar mas roto, y de contenido pues… le falta por todos lados, 4 simples mundos con un mísero mapa por mundo, si te gusta el ajo… Destiny te encantará ya que lo repetirás hasta la saciedad.

        … etc, etc, si, he probado muchas mas Betas que a decir verdad al final poco o nada tienen que ver con el producto final, asi es que… probar una Beta de un juego a día de hoy… solo sirve para pasar un rato jugando a un juego nuevo (o a parte de el), porque lo mas probable es que cuando salga el juego completo todo cambie, la cosa es que uno no sabe si va a cambiar para bien o para mal, con lo cual… probar una Beta de un producto para hacerse una idea de lo que el juego vaya a ofrecer… no vale para nada.

        Un saludo.

  2. yo juego la version de PC, y puedo decir que es uno de los mejores juegos que hay en el momento, super entretenido, en el post falto mencionar el modo 4v4 que es el modo asedio

Deja un comentario