Deus Ex Machina: "O el lector nos ayuda o desapareceremos"

Escribir siempre ha sido un hobby para mi. No es que no haya tenido otras pretensiones – sobre todo durante los años en los que colaboré en Meristation -, pero la realidad te pone en tu sitio; y esa realidad es que escribir sobre videojuegos no es un mercado lleno de oportunidades. Al menos no remuneradas.

Deus Ex Machina

Seguir en esto tras Meri, dejando atrás la suerte de nómina con la que allí contaba, fue recuperar las sensaciones de por qué empecé a escribir sobre videojuegos. Era más una necesidad que un medio para conseguir algo, ya fuera dinero, juegos gratis o canapés.

Así, tras liarme la manta en la cabeza con Toño, empezamos la odisea AKB. Una odisea que ha evolucionado a lo largo de los años, pasando de ser lo que podría considerarse un fanzine a un blog que, aunque sea por lo que pagamos de hosting, merece ser categorizada en otra dimensión. Reciéntemente, e inspirado por la iniciativa de Anait, montamos un Patreon que nos ha permitido sufragar los gastos de mantenimiento de la web e incluso plantearnos el mejorar el template. Siendo realistas, difícilmente vamos a adquirir la dimensión de la iniciativa de mecenazgo de Anait, que les permite ofrecer un sueldo a los principales miembros de la redacción. Pero a mi ya me está bien. AKB, ahora mismo, se mantiene sola, económicamente hablando, gracias a las aportaciones de la comunidad. Y para mi eso ya es un logro considerable.

Cuando me planteé cómo se podía incitar a la comunidad a participar en el Patreon de AKB el principal gap era identificar algo sostenible y que no dejara atrás a nadie. Al final, lo único que se me ocurrió fueron los rangos y el ofrecer la posibilidad de participar en determinadas tomas de decisiones relativas a AKB. A efectos prácticos, ningún Patrón/Patrona se ha interesado por este tipo de beneficios, más allá de el priorizar los sorteos/concursos entre los que se dejan los euros en apoyar este proyecto.

Ahora llega Deus Ex Machina proponiendo la misma dicotomía que en su día planteó Anait: sin apoyo económico no hay más fiesta. O lo que es lo mismo, si la comunidad no responde, Deus Ex Machina cerrará las puertas. La financiación de medios digitales en esta época en la que la prensa de papel está quedando relegada a un segundo plano me parece un tema fascinante, repleto de matices y abierto a múltiples interpretaciones, tanto desde el punto de vista del medio como de la recepción de las iniciativas por parte del lector: ¿cómo sumar (dinero) sin perder a la base de lectores ya existente? Leyendo la presentación de la iniciativa de mecenazgo, parecía que Deus Ex Machina iba a restringir parte de su contenido, que hasta ahora era de libre acceso, a los lectores que no fueran “socios”, el término con el que Deus Ex Machina pasa a catalogar a los mecenas de la web.

Así pues, contacté por Twitter con la gente de Deus Ex Machina para ver si podrían clarificarme su aproximación a la iniciativa de mecenazgo y han sido tan amables de contestar mis preguntas.

…………………

Kristian: Habéis presentado la campaña de financiación de Deus Ex Machina, entre otras, con las siguientes declaraciones: “Si conseguimos recaudar una cifra mínima que para nosotros demuestre que hay un interés en que sigamos existiendo, seguiremos haciendo lo que hacemos (…) Si no es así detendremos el proyecto y entenderemos que al fin y al cabo estábamos equivocados y nuestra presencia no es necesaria.” ¿Cómo os planteáis la disyuntiva de seguir o desaparecer dependiendo del factor económico?
Deus Ex Machina: Le dedicamos mucho tiempo a mantener Deus Ex Machina en activo. Tiempo que necesitamos dedicar, porque somos humanos, a obtener dinero con el que poder alimentarnos. En realidad es muy sencillo: no podemos seguir dedicándole el tiempo que merece Deus Ex Machina si no tenemos dinero con el que pagar la hipoteca, la ropa o el pan. Intentamos decir, preguntar, sondear: “¿Merece la pena que sigamos existiendo?”. Y queremos intentar convencer al lector de que sí.

K: ¿Tenéis hitos definidos a nivel de medir el apoyo recibido? Por ejemplo, recibiendo X continuáis, recibiendo Y os lo pensáis, recibiendo Z cerráis..
DEM: Sí, aproximadamente. Entendemos que si publicamos un contenido que no es ciertamente mayoritario vamos a pasar dificultades. Entendemos también que el lector español habitual está poco acostumbrado a pagar por contenidos de este tipo. Pero nos inspira el comportamiento de medios periodísticos modernos como eldiario.es o ElEspañol que intentan sobrevivir con el apoyo de sus socios. Estamos convencidos de que este modelo se acabará estableciendo también en los medios de videojuegos. La duda recae en si quizá hemos llegado demasiado pronto. Teniendo en cuenta todo esto, consideraríamos un verdadero éxito alcanzar los 500 socios, pero alcanzando la mitad, 250, nos daríamos por satisfechos. Si pasados tres meses, por poner un ejemplo, apenas llegáramos a los 50 socios, para nosotros sería una muestra clara de que, por los motivos que sean, nuestro intento no ha funcionado y, sencillamente, lo que hacemos no interesa lo suficiente como para convencer a más de 50 personas de que merece la pena pagar diez euros al año por lo que hacemos, que en esencia es justo la forma de definir lo que ocurriría. En cuanto a alcanzar cifras intermedias… habría que estudiarlo.

K: ¿Os planteásteis utilizar plataformas como el Patreon?
DEM: Muy brevemente. Entendemos que parte de lo que el lector medio de videojuegos conoce como “financiación” llega desde Patreon. No sólo porque algunos medios españoles lo hayan acogido sino porque ejemplos internacionales –Jim Sterling– también lo han usado. Pero, primero, nos parece un modelo más acorde a individualidades que a entidades. Y, segundo, pensamos que al haber empezado a usarse en distintos colectivos españoles podría sufrir un cierto “sobreabuso” en la mentalidad del lector. Como decimos, nos parece interesante la otra opción, la de socios suscriptores que además es la opción que usan medios periodísticos modernos en los cuales queremos inspirarnos.

K: ¿Valorásteis experiencias como la de Anait, que también se llegaron a plantear cerrar el chiringuito?
DEM: Sí. Para nosotros Anaitgames es referencia por muchos motivos y de hecho el que saliera bien su Patreon nos animó a probar nosotros. Si todos los intentos de financiación por parte de medios españoles hubieran salido mal nos habría costado mucho más decidirnos. Y efectivamente pensamos que la decisión de colocar en una disyuntiva al lector -o nos ayudas o desaparecemos- es vital para entender la importancia de la financiación. Cuesta más pagar a quien te dice que puedes pagarle o no pagarle, que no cambiará nada, mientras que el hecho de que se plantee una desaparición eleva la importancia de los motivos existenciales: “sólo valorarás algo cuando lo pierdas” resume quizá de forma insuficiente el fenómeno pero pensamos que se acerca. El lector debe valorar lo que se le ofrece, porque podría perderlo. Y si no quiere perderlo debe ayudar. Es muy simple pero a la vez arriesgado. Pero es el argumento que debe fundamentar un intento de financiación exitoso para un lector poco acostumbrado a pagar. Pensemos en Kickstarter y en cómo los proyectos sólo salen a la luz si logran financiarse. ¿Lograrían financiarse si se dijera “lleguemos al mínimo o no, lanzaremos el juego”?

policenauts y deus ex machina

K: El papel parece condenado y vosotros, con la colaboración con ArsGames, lo elegís para premiar a vuestros socios. ¿Es lo que le queda al formato impreso, el rol de chuchería, de plus, y, a la vez, de justificación del pago de una cantidad de dinero por un contenido (texto)?
DEM: No elegimos el papel para premiar a los socios. El papel lo elegimos desde hace meses, antes incluso de pensar en optar por un modelo de financiación. Ocurre que nos parece una buena opción relacionarlo con la suscripción, porque se produce una interesante retroalimentación entre nosotros y el sello editorial ArsGames, retroalimentación que evidentemente nos interesa a ambas partes. Quien quiera el libro puede aprovechar para apoyarnos. Quien quiera apoyarnos puede aprovechar para comprar el libro. Simplemente facilitamos la relación que se ha establecido entre ArsGames y nosotros y de la cual estamos muy orgullosos. Pero, como decimos, la planificación del cuaderno se hizo meses antes de que decidiéramos buscar financiación y de hecho ambos proyectos, el digital y el editorial, caminan por separado pese a su evidente relación. En cuanto a que el papel esté condenado: es cierto que en general está viviendo una época de declive, que debe empezar a considerarse como un producto premium. Pero pensamos precisamente que por eso debe tener algo especial: lo que se publica en el cuaderno no se podrá leer en versión digital, cuenta con un elenco de personas interesantes con diferentes temas y estilos, y se aleja mucho del formato revista de papel de videojuegos al que estamos acostumbrados. No es una revista ni tampoco un libro, sino un cuaderno. De todas formas, la nueva consideración que debe tomar el papel en la temática de los videojuegos en España no sólo está tomada por nosotros, sino que podemos ver cómo otras editoriales como Héroes de Papel, Editorial Síntesis, Star-t Magazine o ZehnBooks han apostado por ella.

K: Otro de los privilegios que ofrecéis a los que aporten dinero a vuestra iniciativa es continuar accediendo a contenido que procederéis a vetar al resto de usuarios. ¿Hubo alternativas para justificar la suscripción de los socios a este modelo freemium?
DEM: Se han considerado posibles ventajas para las socios. Entendemos que si logramos sobrevivir a partir de ahora lo vamos a hacer gracias a ellos. ¿Cómo no tomarlos como máxima prioridad? Una de las ventajas que creemos adecuadas es la de poder acceder a un contenido restringido sólo a ellos. Estamos considerando desbloquear ese contenido meses después de su restricción, pero de momento es tan sólo una consideración. Pero nos parece un pensamiento que sigue la lógica expuesta anteriormente: si le decimos al lector que o nos ayuda o desaparecemos le instamos a que valore nuestros argumentos; si le decimos que sólo puede leer algunos de nuestros contenidos si se hace socio valorará nuestros textos.

K: ¿Creéis que vais a dejar a parte de la comunidad por el camino a costa de esta iniciativa?
DEM: No. La amplia mayoría de contenidos podrá seguir consumiéndose de manera pública. Pero lo entendemos de otra manera. Cuando anunciamos el proyecto de financiación recibimos múltiples menciones en las redes sociales. Muchas palabras de cariño y de apoyo, tanto de personas relacionadas con nuestra comunidad como de personas ajenas a ella. Pasados los días, una parte muy pequeña de estas personas se había suscrito. Nuestra existencia depende de esos suscriptores que van a pagar por nuestro esfuerzo. Es la comunidad que queremos tener y en la que vamos a depositar nuestras esperanzas y nuestros intereses, porque es la comunidad que no sólo va a depositar palabras de cariño y apoyo en nosotros, sino que también va a depositar dinero, que es lo que nos va a permitir seguir existiendo.

…………………

Tienes toda la información sobre cómo apoyar a Deus Ex Machina en el post que publicaron en su página web.

Fotografía | Fabrice Cuenin

  1. Como siempre es interesante este tipo de cosas, pero también, siempre me surge la misma pregunta (ya me ocurrió cuando pasó lo del Patreon de AKB):

    ¿Y si se juntan dos medios en uno?… ¿o tres?… Al final sería más gente colaborando en un mismo sitio y no habría tanta “desperdigación” de contenidos -y repeticiones de los mismos.

    Y si, tal vez se perdería la identidad de 2 o 3 blogs… pero a cambio, los editores / escritores / colaboradores, seguirían en pie y a su vez, todos los usuarios se juntarían bajo una misma “marca”.

    … No se… siempre me rondó por la cabeza este tema…

    • Buenas tio, al final la gente escribe por motivaciones y por creer en un tipo de proyecto. Un proyecto mixto, con diferentes estilos o gestiones es complicado de cuadrar si estamos hablando de un hobby, que se hace por gusto. Nunca llueve a gusto de todos y menos si hablamos de algo voluntario.

Deja un comentario