Impresiones con la beta de Starcraft II: Legacy of the Void

Todo aficionado a los RTS debe de conocer la saga de StarCraft. Una de las pocas que ha sabido guardar su esencia original, velando con celo sus propias mecánicas jugables, aunque si es cierto que se tomó su tiempo para crear una continuación, no siendo hasta 2010 cuando veríamos un nuevo título.

Legacy of the Void

Mientras que el resto de juegos de estrategia en tiempo real han ido modificando y probando diferentes opciones, StarCraft confiaba en sus virtudes, y por ello ahora mismo es el juego de RTS más jugado. Mérito tiene también que haya sido uno de los pilares en lo que a e-Sport se refiere, ya que desde el año 2000 ha sido un deporte nacional dentro de Corea, y ha gestado en este país el germen de “e-Sport”.

Por estos motivos tiene tanta importancia Legacy of the Void, la última expansión de esta segunda parte. En primer lugar cierra el arco argumental, el pilar central para muchos aficionados, y segundo, trae nuevas unidades y modos de juego, algo fundamental para otros tantos. StarCraft siempre ha sabido mantener el equilibrio entre mantener una campaña entretenida y hacer un buen juego en si mismo.

Legacy of the Void

En esta beta de Legacy of the Void controlamos a uno de los iconos Protoss de la saga, Zeratul. Con el jugaremos 3 misiones, y para ahorrarnos spoilers , simplemente diré que nos explican el devenir de la futura campaña de los Protoss. Éstas se disfrutan y siguen el tono habitual de la serie, y como siempre, ofrecerán un desafio a la altura para aquellos que se atrevan a jugar en la máxima dificultad, pero al menos a mí, me han resultado aburridas en dificultad normal, pero si es verdad que no me he atrevido en una dificultad mayor.

Las novedades en el plano multijugador son los torneos diarios. El modo Arconte, en el cual compartiremos una base junto a un aliado y deberemos de combatir contra 2 jugadores y por último, y para mí, lo más interesante, las misiones cooperativas, donde jugaremos una serie de misiones junto a un aliado.

Ademas tenemos 2 nuevas unidades para cada facción, en las cuales se encuentra el famoso Merodeador del Broodwar, una poderosa unidad zerg que se entierra para atacar bajo tierra a quien se acerque. Lo conozco bien de cerca, demasiado de cerca, y es que esta maldita unidad me ha traído más de un maldito dolor de cabeza. Cuando veáis como un ejercito completo de Merodeadores destroza toda tu base, conoceréis lo que se siente.

Para mí, Legacy of the Void una de las mayores expansiones y de las más completas, además, me encantan los Protoss, y desde que empece a jugar a StarCraft II he notado, que estaban un poco débiles, o no he sabido adaptarme bien al nuevo meta juego, ya que me dedicaba a estamparme con Fanáticos contra el enemigo, algo que nunca salía bien.

Starcraft 2: Legacy of the Void sale a la venta el 10 de noviembre de este año.

Deja un comentario