SteelSeries Sensei, un buen ratón con demasiados fallos en su funcionamiento

Hace un año aproximadamente que compre el SteelSeries Sensei, un ratón muy utilizado por los jugadores profesionales de CS:GO y del que siempre había oído buenas críticas. Pobre de mí.

SteelSeries

Sí que es cierto, que a nivel de rendimiento el ratón, por características, es muy destacado, reproduciendo con absoluta precisión todos los movimientos de mi mano y, en mis primeros meses con el, comportándose de manera perfecta, sintiéndome muy cómodo con su rendimiento después de un periodo de adaptación en el que tuve que acostumbrar mi mano al nuevo tipo de agarre que me ofrecía este Steel Series, que era muy diferente al de los ratones que estaba usando hasta ese momento.

Sin embargo, tras 8 o 9 meses, comencé a sufrir severos fallos de funcionamiento en el ratón, fallos que eran bastante rándom y que parecen no tener que ver con ninguna pieza del producto, y sí con el software interno del mismo.

El fallo ha ido desde desconexiones repentinas del ratón, que ha vuelto a funcionar de forma milagrosa sin tocar ABSOLUTAMENTE nada pasados unos minutos, a fallar en la precisión del puntero de forma aleatoria, volviendo a comportarse con normalidad, también, a los poco minutos.

hqdefault

Todo esto me ha hecho pensar que se trata de un movimiento de Steel Series, de una muerte programada del producto para que pases de nuevo por el aro, para que vuelvas a dejarte otros 60, 80 o 90 euros en un producto, y no estoy dispuesto a consentirlo.

Yo, por mi parte, le cierro la puerta a Steel Series en lo que a ratones se refiere, y a pesar de que estoy muy contento con sus cascos, no creo que vuelva a comprar jamás otro de sus productos, ni que recomiende la compra de ninguno de ellos.

Si eres jugador y quieres un buen ratón para tu ordenador, no te vayas a Steel Series, hoy en día hay marcas que cumplen de sobra, desde las más conocidas, como Razer, Logitech o Zowie hasta marcas más nuevas como NewSkill o ThunderX3.

Yo, ya estoy buscando ratón nuevo.

Deja un comentario