Street Fighter x Tekken pega duro en Vita

¿Ryu o Jin? ¿Blanka u Ogre? ¿ Chun-Li o Xiaoyu? ¿Por qué elegir si podemos quedarnos ambas cosas? El crossover de lucha más bestia ha llegado a PS Vita, subsanando errores de la versión de sobremesa y dejando una impresión bastante buena.

Todo comienza cuando un extraño artefacto, Pandora, llega a la tierra procedente del espacio exterior. Dicho objeto está cargado de una poderosa energía y en seguida llama la atención de la gente con ganas de camorra… ¿Quiénes son? Pues ni más ni menos que los personajes de dos de las sagas estrella de lucha: Street Fighter y Tekken. Con este argumento, justificamos la unión de estos dos juegos de lucha a priori tan dispares. ¿Se ha conseguido justificar también la jugabilidad? Pues vamos a verlo.

Buscando el equilibrio
Personalmente, siempre he considerado Street Fighter y Tekken dos sagas bastante dispares en cuanto a jugabilidad se refiere. En la primera, necesitábamos más habilidad y reflejos para vencer a los jugadores más experimentados, mientras que en Tekken la técnica de machacar botones nos permitía superar muchos combates complicados sin ser jugadores experimentados (y que levante la mano el que no ha cogido a Eddie y se ha puesto a bailar capoeira arrasándolo todo sin tener ni idea). Por ello, tenía bastante curiosidad acerca de cómo conseguirían encontrar un equilibrio entre dos mecánicas jugables que, a pesar de pertenecer al mismo género, son muy diferentes, y la verdad es que lo han logrado obteniendo buenos resultados (y permitiéndonos darnos cuenta de lo tremendamente maravillosa que es la cruceta de PS Vita, todo hay que decirlo)

Así, encontraremos los movimientos más significativos de cada personaje sin que nos chirríe mucho la manera de efectuarlos respecto a los juegos originales. Para ello, contamos con 6 golpes sencillos diferentes: puño débil, medio, fuerte y patada débil, media y fuerte. Combinando estos golpes, podemos realizar combos o técnicas más poderosas.

Como característica especial, podemos encontrar diversas habilidades que vienen dadas por el modo de combate por parejas. Además de poder intercambiar a nuestro luchador en cualquier momento (pero ojo, que el rival conseguirá el K.O matando a uno de nuestros jugadores, no a los dos) podremos realizar ataques combinados aprovechando el intercambio, luchar con ambos personajes a la vez durante un corto intervalo de tiempo, o sacrificar a nuestro compañero si estamos a punto de morir para obtener un bonus de energía y poder que debemos aprovechar rápidamente, ya que consumirá nuestra vida en unos segundos.

Aunque pueda parecer complicado a priori, tenemos a nuestra disposición un extenso tutorial donde nos explicarán paso por paso todas las habilidades y técnicas. Dominarlas, por otro lado, es cuestión de habilidad y tiempo.

Además, aprovechando que Vita tiene 2 superficies táctiles (y todo el mundo tiene que saberlo, así que metamos controles absurdos) se incluye la posibilidad de asociar botones y atajos a la pantalla o al panel posterior. Una solución que sería buena si no fuese bastante incómodo acceder a los primeros y bastante molesto tocar el segundo por error al sujetar la consola.

Equipando gemas
En el género de lucha, cada uno tiene su manera predilecta de jugar. Algunos pensamos que la mejor defensa es un buen ataque, mientras que otros optan por bloquear pacientemente esperando a encontrar un hueco entre los combos del rival. Las opciones son variadas, y para apoyarnos, tenemos las gemas.

Podemos equipar a nuestros personajes con boost gems, que nos otorgarán un extra de fuerza, mejor defensa, mayor velocidad, carga en la barra especial… al realizar ciertos movimientos o, por otro lado, podemos optar por las assist gems que nos lo pondrán más fácil a la hora de defendernos, como un número de autobloqueos o de contraagarres limitado, por ejemplo. A pesar de que lo lógico es pensar que dicho sistema está equilibrado, algunas gemas, si dominamos bien un determinado tipo de estrategia, pueden resultar devastadoras.

En la variedad está el gusto
Subsanando los errores de sobremesa, esta vez, Capcom, ha tenido la decencia de introducir 12 personajes más (que antes desbloqueábamos previo pago del DLC correspondiente) sin tener que soltar ni un duro extra. Así, llegamos a la nada despreciable cantidad de 55 luchadores seleccionables. Nos encontramos también con varios modos de juego (Arcade, Versus, Entrenamiento, Combate Online y Desafío); los típicos de cualquier juego de lucha al uso.

El modo online no va todo lo fluído que debería ir. Sin llegar a ser injugable, sí que podemos notar lag y algún tirón puntual que si coincide con el momento de realizar una técnica especial o un agarre, nos puede dejar en bragas ante el rival. Esperemos que dichos problemas se deban a la reciente salida del título y que se solucionen en el futuro, porque el rendimiento en un juego de este género es algo primordial. Por otro lado, se ha incluído la función de crossplay con PS3, y se ha añadido de forma muy acertada la opción de elegir si queremos jugar con cualquiera o solo con gente que use PS Vita (algo muy acertado para evitar posibles ventajas).

Además, tenemos a nuestra disposición un editor de personajes (bastante pobre, todo hay que decirlo) en el que podremos cambiar el aspecto de nuestros luchadores, variando el color de la ropa, el pelo o los accesorios.
No podía faltar el modo galería, que estamos acostumbrados a ver desde hace tiempo en los juegos de este tipo. Ahí, podremos trastear con la RA de Vita para ver a nuestros personajes y hacerles fotos, ver figuras de los luchadores…

Un digno port desde sobremesa
Vita vuelve a demostrar que mueve lo que le echen, y en Street Fighter x Tekken, nos encontramos unos gráficos cell shading muy coloridos, con escenarios muy vistosos y detallados, con numerosos detalles animados. Las animaciones de los personajes son fluídas, y el rendimiento no se ve afectado en ningún momento. Nada de tirones, ralentizaciones o caídas de frames. Los tiempos de carga antes de las batallas, eso sí, a veces son un poco elevados, pero viendo el conjunto general, es fácilmente perdonable. La banda sonora, hecha a base de remixes de las dos sagas, pasa sin pena ni gloria. No molesta, ni entusiasma; algo que deberían haber mejorado, ya que hay piezas originales muy buenas.

Street Fighter x Tekken: conclusiones
Seguro que si os dais un garbeo por internet, encontraréis a gente que se queja del sistema de combate de este título. A mí personalmente, lejos de parecerme malo, me ha gustado bastante (tomando como referencia que Dead or Alive o Soul Calibur están en mi top de sagas de lucha por encima de Tekken o Street Fighter, así que quizá os sirva para haceros una idea) y me parece bastante completo en cuanto a técnicas y habilidades. Eso, sumado a un apartado técnico más que correcto, crea un juego que, a pesar de sus fallos, deja muy buen sabor de boca y ha sabido subsanar errores de la versión de la que viene portado. [80]

Lo mejor:

55 luchadores (nos han regalado los DLC’s de sobremesa) de dos de las mejores sagas de lucha.
– Destacable apartado técnico. Visualmente sobresaliente, sin caídas de rendimiento.
– Un buen juego para una portátil, permitiéndonos echar partidas rápidas en cualquier momento o tirar del online (con Crossplay incluído)

Lo peor:

– Es un port de sobremesa. Para los que hayan jugado a la versión de las “mayores” las novedades resultarán insuficientes.
– El rendimiento del online debería mejorar, sobre todo en el modo crossplay.
– El sistema de gemas, que presentaba una muy buena idea de partida, hace que equipando algunas, los combates queden completamente desequilibrados.

  1. Una muy buena opcion para los amantes de los juegos de lucha y que tengan una PSVita.
    En cualquier caso, me quedaria antes con el BlazBlue Continuum Shift Extend 🙂

Deja un comentario