Tera viene pisando fuerte

El panorama de los MMO para PC pinta bastante bien para este año 2012. Si a finales del pasado año nos llegaba SWTOR, un título de gran calidad aunque para el que os escribe resulto un chasco, para este año se esperan sobre todo dos juegos de renombre que harán las delicias de los fans del género, estos dos nombres propios son Tera, del cual os voy a hablar hoy tras poder ponerle las manos encima durante unas pocas horas y Guild Wars 2.

Tera es un MMO asiático y eso se nota desde que arrancamos por primera vez el juego y nos ponemos manos a la obra para crear nuestro personaje. El estilo artístico del título es de una calidad muy alta, aunque a algunos jugadores occidentales se le puede atragantar esta estética tan orientada al publico oriental, la verdad es que para mi es maravillosa.

A nivel gráfico Tera es amor en estado puro. No vamos a meternos en los complicados detalles de texturas y diferentes temas específicos que se podrían tratar mejor en un análisis, simplemente, el juego resulta sorprendente a nivel visual, los diferentes escenarios están repletos de vida y colorido, así como todos los personajes y enemigos que vamos a encontrarnos a lo largo y ancho de este maravilloso mundo, todo ello acompañado, como ya he dicho, de texturas de gran calidad, lo que hacen de Tera todo un paraíso a nivel visual.

Una de las cosas que más han llamado mi atención a la hora de empezar a jugar han sido la gran cantidad de razas y clases que tendremos a nuestra disposición para crear nuestro personaje. No suele ser habitual este despliegue en los MMO sin expansiones o actualizaciones de por medio por lo que hay que aplaudir este gran detalle. Además el nivel de personalización de nuestros personajes también es muy alto, dejando atrás las continuas caras repetidas y planas que podemos ver en otros títulos del género.

Dentro de las clases contamos con las típicas funciones, DPS, Tanque o Healer o las clases intermedias que realizan mejor soporte o actúan bien en segunda línea, además el juego nos indica desde el propio menú de creación de personaje el nivel de exigencia que tiene manejar cada una de las mismas.

Una vez entramos en el juego nos encontramos con un maravilloso y colorido mundo. El sistema de combate es una combinación de los MMO clásicos, con los atajos de teclado para algunos objetos y habilidades y el sistema característico de los action RPG como Diablo. Nos moveremos con las típicas teclas (W,S,A,D) pero para realizar nuestros ataques deberemos pinchar encima de nuestro objetivo con el botón izquierdo o podremos realizar otro tipo de ataque especial con el botón derecho del ratón. La verdad es que esta combinación de géneros resulta bastante divertida y en un principio no deberemos aporrear tanto el teclado como en otros juegos del género, aunque puede que esto vaya cambiando en los niveles más altos del juego a los cuales no me ha dado tiempo a llegar.

Respecto al sistema de misiones la verdad es que es donde más se notan las raíces de Tera. Una buena parte de las tareas que nos encomendarán los diferentes PNJs serán de farmeo puro y duro. En este sentido muchos jugadores pueden llegar a aburrirse, sobre todo si llegan cansados de realizar tareas de leveo en otros juegos como WoW o SWTOR, aunque sin duda es un punto negro en la mayoría de los MMO. Siempre he dicho que en el género hay dos tipos de jugadores, los que les gusta subir personajes y los que lo odiamos y preferimos pasar esa infinita tortura cuanto antes y conformarnos con centrarnos en uno solo.

En definitiva, tras las primeras horas de juego de Tera me he llevado sensaciones bastante agradables, un sistema de creación de personajes muy completo, combates frescos y un nivel audiovisual exquisito que hará las delicias de muchos jugadores. El único punto negro, como ya os he dicho, es el sistema de misiones, que en una gran parte están pura y duramente orientadas al farmeo, característica que no suele gustar al público occidental, sino seguro que algunos podéis recordar el batacazo inicial de Aion por esto mismo, aunque en Tera subir de nivel me ha resultado mucho más sencillo.

¿Alguno de vosotros ha podido probar el juego? ¿Qué sensaciones os ha dado? ¿Estáis de acuerdo conmigo o tenéis unas vibraciones completamente distintas?

Opinad, amigos míos.

  1. Yo estuve jugando con mi hermano (siempre es más entretenido en compañía) y aunque me sentí un poco como un recadero (mucha misión de matar enemigos o ir a hablar con algún NPC para contarle cosas), visual, técnica y jugablemente me encantó.

    Me lo compraría sin dudarlo si usara el mismo modelo de negocio que el Guild Wars 2, es decir, pagas el juego, si sacan expansiones, las pagas (como ocurrió con el primer Guild Wars), pero sin cuotas.

  2. Yo dejé el Wow después de 4 años, me pasé al SWTOR y ahora los he dejado todos, los MMO son una pérdida de tiempo, tiempo que cuando valoras te das cuenta que vale la pena gastarlo en otros juegos o incluso en la vida misma.

  3. “pero para realizar nuestros ataques deberemos pinchar encima de nuestro objetivo con el botón izquierdo…”

    Esto no es del todo correcto. Precisamente lo revolucionario de este MMO es que es acción pura, nada de “selecionar” un objetivo, es como un shooter o un hack & slash. Si tienes malas puntería no le das al objetivo.

    La forma en que lo explicas es confusa.

    Yo ya he creado mi personaje y mañana empiezo a jugar la pre-release ^^
    Saludos 😉

  4. Saúl, no es por ser tocapelotas (que lo soy xD), pero no es lo mismo. El juego tiene retícula, y sirve para apuntar como un shooter, pero no tienes que clickar precisamente sobre un enemigo, o sea, no lo “seleccionas”.

    Por ejemplo, con un melé, si apuntas la cámara hacia abajo al golpear le darás igual al objetivo, aunque no apuntes hacia él. Lo mismo si apuntas alto.

    Con un ranged, la cosa cambia, tienes que disparar apuntando con la retícula.

    Yo con el Warrior atacaba hacia un lateral del enemigo, de esta forma te mueves en círculos a su alrededor, tu le das y él falla.

  5. Pingback: Impresiones con Guild Wars 2

Deja un comentario