Tercer dia de Gamelab 2016: un final a la altura

Llegué al recinto del Gamelab más tarde de lo habitual varios asuntos reclamaban de mi atención y no pude escaparme antes, pero este último día lo iba a dedicar entero a tachar de la lista los juegos que me habían recomendado algunos compañeros, por lo que pude tomarme esa licencia.

1

Gamelab 2016, esto se acaba

Bajé las escaleras directo a hincarle el diente a un juego del que me habían hablado bastante bien, Scarf: Walking With Souls, de los chicos de Uprising Studios. A primera vista no parecía ser más que un intento de Journey poco inspirado, pero me equivocaba, cuenta con una capa de profundidad que no ves hasta que te pones a los mandos. Pese a tratarse de una versión muy temprana del título y no tener ni siquiera todas las habilidades disponibles ya apunta maneras.

Basado en la exploración, con un desarrollo parecido al de los metroidvania pero en un mundo tridimensional. Controlaremos a un alma que tiene que recorrer su camino junto a otras almas hasta llegar a lo que han denominado el gran árbol, para ello contaremos con varias habilidades aunque de momento solo conozco el salto doble y el planeo. El juego como ya he dicho se encuentra en una fase muy temprana, el equipo me comentó que solo trabajaban en sus ratos libres, pero ya se podían apreciar ciertos destellos tanto a nivel artístico como de gameplay que prometen algo interesante.

2

La VR en Gamelab 2016

Tras eso era el turno de la Realidad Virtual, las demos de Sony ya las había probado en este y otros eventos, buscaba algo distinto y encontré a Hypnos. Un rompecabezas basado en los sueños de nuestro protagonista y que alterna entre la realidad virtual y en juego clásico, una premisa que a priori no me parece mala pero tendrá que calcular muy bien el ritmo del juego para que no resulte tedioso.

Artísticamente parecido a The Witness, el juego se divide en una aventura en primera persona que ocurre en los sueños que requiere de las gafas de realidad virtual y otra parte que es más parecida a una aventura point & click clásica. La parte en VR es sin duda la más interesante, tenemos el poder de relantizar el tiempo para resolver ciertas situaciones y cambiar entre día y noche para que eso afecte al propio escenario y nos permita avanzar. El sistema de rotación de la cabeza sin embargo no me convenció, al girar la cabeza 15.º la cámara gira contigo y eso provoca giros demasiado bruscos y mareos. Con la popularización de la plataforma esta va a ser una de las barreras que los pequeños estudios sin presupuesto para testear sus proyectos se van a encontrar.

3

Despedida y cierre de Gamelab 2016

Ya había probado todo lo que tenía pendiente, era tarde y disponía de poco tiempo antes de coger el tren, ya caminaba sin rumbo, la mayoría de los estudios ya estaban recogiendo sus pertenencias, pero justo en la zona de Flat Heroes me encontré con 3 conocidos así que era buen momento para unas partidas, las anteriores veces que había jugado el juego había sido con desconocidos y pese a ser terriblemente divertido con amigos mejora aun más si cabe. Y eso es lo que me he llevado del Gamelab, juegos y algunos amigos.

En esta clase de eventos siempre encuentras gente que te cae bien y gente con la que te relacionas porque al final sois del mismo gremio y es lo que debe hacerse, es complicado, pero sinceramente espero con ansias otro evento de este tipo para reencontrarme con esas sensaciones, ¡hasta la próxima!

Otras crónicas de Gamelab 2016:

Deja un comentario