The Cave juega sobre seguro

La verdad es que no fui una de esas personas que siguió los pasos de The Cave desde que se anunció su desarrollo. Era un juego cuya estética, ambientación y planteamiento despertaban mi curiosidad, pero sin llegar más allá. Finalmente, hace unos días, gracias a las crueles rebajas de Steam, me decidí a adquirir el título y a descender hasta las profundidades para encontrar lo que me habían preparado Ron Gilbert y compañía.

Lo cierto es que, antes de adquirirlo, dudé bastante. No soy en absoluto una de esas personas cuyas compras están marcadas por las notas de Metacritic, pero me llamó la atención que viniendo el juego de donde venía, se le hubiese valorado de forma tan “humilde” (entiéndase humilde en el contexto de la actual tendencia a considerar que un juego con una nota inferior a 8-9 es un título normalucho y que no destaca en ningún aspecto).

Y es que precisamente, parece que The Cave es una víctima del propio Ron Gilbert, por así decirlo. Un título que, comparado con otras de sus creaciones anteriores, ha bajado el listón en cuanto a frescura e innovación. Mientras estamos acostumbrados a que otras sagas usen su nombre para catapultar las ventas de títulos de dudosa calidad, aquí ha tocado que el juego sea castigado por tener detrás a gente que ha hecho cosas tan grandes como Maniac Mansion o Monkey Island, y que parece que con The Cave solo ha conseguido quedarse en una ejecución aceptable de una idea con mucho potencial.

A pesar de todo lo mencionado anteriormente, The Cave no me ha parecido un juego mediocre, como lo pinta mucha gente. La idea de la que parte es sencilla: escogiendo a 3 personajes, debemos descender a las profundidades de una cueva en busca del objeto más preciado para cada uno de ellos. Los equipos que podemos formar, son completamente heterogéneos, ya que contamos con un caballero, una aventurera, un monje budista, unos niños gemelos, una científica, una viajera del futuro y un paleto. Sí, como lo leéis: 7 personajes que no tienen ninguna relación entre sí. ¿Qué nos hará decantarnos por uno u otro?

En primer lugar, cada uno de ellos cuenta con una habilidad especial. La aventurera, por ejemplo, puede columpiarse con una cuerda que tira a unos ganchos; el paleto, puede aguantar la respiración bajo el agua; el monje puede coger cosas con el poder de la mente… Mediante estas habilidades características, tendremos que ir abriéndonos paso alternando entre el control de los 3 personajes.

Por otro lado, el juego cambia según la combinación que hayamos escogido, y aquí es donde encontramos uno de los puntos por los que apuesta The Cave: cada uno de los protagonistas tiene asociados una historia y unos niveles con una ambientación característica. En su descenso hacia la búsqueda de lo que más anhelan, iremos descubriendo las motivaciones y los secretos que esconden, y hasta dónde están dispuestos a llegar para conseguir lo que quieren. Para ello, además de sus respectivas secciones jugables de la cueva, iremos encontrando unas pinturas en la pared que desbloquean unas viñetas que irán desvelando qué les ocurrió antes de adentrarse en ella.

Así pues, necesitamos completar el juego 3 veces si queremos vivir las historias de los 7 personajes. ¿Merece la pena? Yo escogí para la primera vuelta al caballero, el monje y la aventurera, y he de decir que las historias son completamente normaluchas. No hay ninguna sorpresa, ningún giro del guión ni nada extraordinario; ni siquiera un amago. Y ahí está uno de los puntos en los que flaquea: intenta envolver dichas historias en la idea de los escrúpulos, la maldad y los deseos más oscuros que puede albergar un ser humano y lo que es capaz de hacer para satisfacerlos, pero no consigue ni el más mínimo impacto porque los personajes no van a enseñarnos nada que no hayamos visto ya decenas de veces en los videojuegos, el cine o los libros.

¿Qué invita entonces a rejugar The Cave? Los niveles exclusivos. La base del juego es la exploración y la resolución de puzzles. Para ello, cambiaremos el control entre los 3 personajes de nuestro grupo para accionar palancas, recoger objetos o acceder a zonas especiales y restringidas a uno de ellos debido a sus poderes. ¿Cuál es la pega? Que dichos puzzles son bastante fáciles y no van a ofrecernos ninguna dificultad que no podamos solventar explorando un poco. La mayoría de ellos se basan en la mecánica de “busca la pieza para que esto funcione” y ahí se quedan. No intentan ir más allá. Aún así, a veces podremos quedarnos atascados y tendremos que pensar un poco más. Lo bueno de todo esto es que el componente de exploración del juego es bastante notable. Los niveles son amplios, hay muchas bifurcaciones y caminos (¿qué cueva sería si no?) y encontraremos cosas tan disparatadas como un zoo, una tienda de recuerdos o una isla en medio del océano; todo ello aderezado con mucho plataformeo light. Gracias a esto, el gameplay se distancia de ser un avance lineal y sin ningún tipo de chicha.

Como guinda de todo esto, tenemos la propia Cueva. Sí, estáis leyendo bien. La Cueva tiene vida propia y actuará como comentarista del juego, haciendo constantes chistes que a veces harán gracia y otras no tanto; pero sobre todo, insistirá en la idea de los secretos y las motivaciones de cada personaje según vayamos desvelando sus historias.

En cuanto al apartado técnico, no he sufrido ninguno de los problemas que comentaba mi compañero Kristian tras probar la demo de Wii U. Gráficamente es un juego bonito, con unos gráficos bastante sencillos que pueden echar para atrás a los más graphicwhores. El doblaje de la Cueva es fántástico (en perfecto inglés, eso sí) el framerate se mantiene estable, no hay bugs escandalosos… En ese aspecto cumple perfectamente.

Así pues y a modo de resumen, ¿qué tenemos en The Cave? Una mezcla de puzzles, plataformas y exploración aderezada por una narración graciosa y 7 historias diferentes. La combinación da como resultado un juego bueno, ni más ni menos. Lo triste es que se ve al kilómetro que dicha combinación podría haberse explotado y pulido para dar un producto mucho mejor, con unas mecánicas más trabajadas y una jugabilidad más compleja, y así conseguir un juego cercano al excelente. Yo he completado la primera vuelta en unas 7 horas, yendo con calma y tratando de descubrir todos los secretos y pinturas, y supongo que le daré otra vueltecita para intentar explorar algunos rincones a los que no pude acceder y ver cómo son los demás niveles característicos de cada personaje. Además, podéis jugar solos o con otra persona en modo cooperativo sin que cambie el control o las mecánicas (cada uno de los dos puede asumir el control de un personaje cuando quiera, como en el modo de un jugador)

¿Merece la pena comprar The Cave? Pues depende. Si dejas a un lado quiénes son sus creadores, no castigarás tanto el hecho de que podría haber dado más de sí y encontrarás un juego divertido, bien ejecutado y con el que pasarás unas buenas horas. Si eres un incondicional del carisma y el humor que imprime Gilbert, lo más seguro es que pases a formar parte del grupo de jugadores que consideran toda una decepción que haya hecho un juego que “está bien” y ya. Porque The Cave es eso: un juego que está bien, que ha decidido no arriesgarse buscando reinventar ni redescubrir ningún género; pero con el aliciente que le otorgan su humor, su exploración y sus 7 personajes diferentes. [70]

  1. Sobre lo que comentas de los problemas gráficos, yo probé la versión de Wii U; tal y como me comentaron los del SAT de Double Fine, son problemas específicos de esta versión.

  2. Completado con todos los personajes
    Me esperaba mas, sobretodo por los nombres que hay detras
    La parte de los Gemelos y el Paleto las mejores
    Cansa un poco lo de los 3 personajes, andar moviendolos de un lado para otro
    Algunas ralentizaciones en los puntos de guardado justo antes de cada nivel
    Jugablemente no es nada del otro mundo, resolver puzzles la mayoria de veces repetidos y no sentia ninguna satisfaccion al resolverlos
    Lo mejor que tiene el juego es la voz de la cueva
    Muy muy del monton este juego

  3. No se por que, pero no veo ni mi ultimo comentario, ni el tuyo en respuesta, Kristian XD
    En el email si lo leo, pero aqui no. He probado F5 y borrar las cookies.
    Ya me ocurrio el otro dia en la noticia del MGS, pasaron horas y seguia sin verlo.

    En respuesta a tu pregunta. Me encantaria!
    Mi email, por si quieres ponerte en contacto conmigo para lo que sea adri-t@hotmail.es

Deja un comentario