Impresiones con la beta de The Division

He jugado a la beta de The Division y lo que al principio era un “wow, qué pasada”, se fue convirtiendo poco a poco en un “bueno, no está mal” , para finalizar siendo un “genial, otro grupo de encapuchados malotes a los que matar”.

The Division

No me malinterpretéis, me ha gustado y lo he disfrutado, pero no ha sido la bomba. Quizás mis expectativas fueran demasiado altas por eso del famoso hype, o quizás simplemente The Division tiene muy buenas intenciones, pero no acaba de llenar del todo, al menos con lo que nos han mostrado por ahora.

Cosas Molonas

La ambientación

Sinceramente le doy un aplauso a Ubisoft en este sentido. Por fin un mundo en proceso de ser apocalíptico que no está lleno de monstruos y zombies. ¡BRAVO! Y digo bravo porque últimamente parece necesario introducir algún tipo de elemento grotesco para recrear un escenario apocalíptico. En The Division se las han apañado para que esto no ocurra, y por eso tienen mis felicitaciones.

Aún sin tener elementos demasiado estrambóticos (aka trambólicos), la recreación de la ciudad de Nueva York transmite una sensación de caos general perfectamente fidedigno y racional, sin necesidad de tener que ser encasillado en el género de la ciencia ficción pura.

Al fin y al cabo, el escenario en el que nos ubica es algo completamente factible en la era actual, ya que bien podría ocurrir una catástrofe que paralizase los principales servicios públicos, haciendo que la sociedad quede sumida en una orgía de desorganización.

La personalización y la atención al detalle

Una cosa que nadie le puede negar a The Division es su alto nivel de personalización. Ésta comienza en la creación del personaje y parece no terminar durante el desarrollo del juego, permitiéndonos modificar nuestras armas al estilo Far Cry, cambiar la forma de vestir y la armadura de nuestro agente con las ropas que encontremos, o evolucionar sus habilidades a nuestro gusto sin estar restringidos por la pertenencia a una clase, tan habituales de los RPG.

Por encima de la personalización, destaca la atención al detalle en cuanto a los personajes y el entorno. Se trata de rasgos sencillos que mejoran la calidad del juego en su conjunto. Tenemos desde puertas de vehículos que se cierran al acercarnos a ellos, pasando por reflejos de edificios en los charcos de las calles, hasta armas visibles en la espalda del jugador, sin bazookas ocultos al estilo GTA.

The Division

Cosas no tan molonas

Los enemigos, ¿por qué son enemigos?

En la beta me he encontrado principalmente con saqueadores y bandas cuyo propósito no tengo muy claro. Hay enemigos que tiran granadas, otros con pistola, otros que atacan cuerpo a cuerpo, etcétera, pero no es falta de variedad lo que más me rechina, sino la frialdad con la que matamos a diestro y siniestro.

Me explico. No me resultó del todo extraño ir caminando por la ciudad y encontrarme un par de encapuchados saqueando un cuerpo. Después de todo, la gente intenta sobrevivir de la manera que puede en esa situación de anarquía. No sabía si los sospechosos habían matado a esa persona, o si simplemente se la habían encontrado así y estaban aprovechando la ocasión, pero, por lo visto, el motivo no era algo relevante, ya que automáticamente me identificaron como amenaza y comenzaron a disparar. Yo me vi obligada a defenderme matando a esas personas.

Quizás llegados a este punto nos falte información sobre quiénes son esos encapuchados, pero no puedo evitar preguntarme por qué me disparan y por qué tengo que matarlos de manera instintiva. Si queremos recuperar la normalidad, tiene que haber ciertos valores de justicia, o ¿nos regimos por el “dispara primero y pregunta después”? Valoradlo vosotros mismos.

¿Es que nadie piensa en el sigilo?

En mi opinión, el modelo de “puedes ir a saco, o montarte tu estrategia y pasar desapercibido” es lo mejor que se puede aplicar en un videojuego de estas características. De hecho, los controles de The Divison parece que dan pie a ello, con terrenos llenos de elementos de cobertura que permiten al jugador esconderse y avanzar de manera muy natural. Sin embargo, no parece que vayamos a tener la posibilidad de superar misiones utilizando técnicas como los asesinatos sigilosos empleados en Rise of the Tomb Raider, la distracción con elementos del entorno, o el noqueo de enemigos.

Si eso fuera poco, tengo la sensación de que la variedad de las misiones, además de la forma de resolverlas, será muy homogénea y repetitiva. Espero que me equivoque, pero mi instinto me dice que nos encontraremos con encargos de matar a encapuchados para mejorar nuestra base, o salvar a Rita La Cantaora, mientras vamos de aquí para allá y nos encontramos a más encapuchados malotes.

The Division

Cosas que me aterrorizan

La narrativa

Poco hemos podido atisbar en la pasada beta y dudo que podamos saber algo más en la próxima beta abierta, pero la historia me produce autentico pavor, pues temo que sea pobre y sin propósito. Creo que nuestro personaje, a pesar de toda la personalización que le daremos para hacerlo nuestro, va a ser una simple marioneta sin relevancia que se dedicará a ir de aquí para ya sin un trasfondo de quién es y por qué hace lo que hace. Detalles como que nuestro personaje no hable, hace que inevitablemente tenga reminiscencias de un Battlefield con aspectos de RPG. Battlefield: The Division, no por favor.

Quiero darle el beneficio de la duda a Ubisoft en este aspecto, porque realmente espero que, dada la buena premisa que tienen en sus manos y el magnífico escenario, sería una pena estropearlo por la falta de creatividad a nivel de argumento.

El multijugador o cómo morir 500 veces seguidas

Lo cierto es que la mayoría de análisis que he leído no hacen más que alagar el multijugador. Mis disculpas a todos, pero no siento que se merezca una medalla de oro, aunque tampoco de plata. ¿Quizás algo intermedio?

Siguiendo la dinámica de Destiny, The Division nos da la posibilidad de mejorar nuestro equipo entrando en lo que se llama la Zona Oscura, es decir, la zona multijugador. El objetivo, por lo que he visto, se basa en la recolección de objetos, bien matando a enemigos de la IA, saqueando cofres o eliminando y robando a otros jugadores antes de que puedan alcanzar una de las zonas de extracción.

Consejo: nunca entréis [email protected] en la zona oscura. Esta premisa que parece tan básica, es tremendamente necesaria si quieres sobrevivir más de cinco minutos.

Y es que es realmente increíble el nivel de hijoputismo que te puedes encontrar en la zona oscura, donde no existen las reglas. Quizás estés tranquilamente caminando por las calles de Nueva York cuando de pronto te cruzas con otro jugador que aparentemente no es hostil, ya que pasa de largo y no te hace nada. Cuando por fin crees que estás fuera de peligro sigues tu camino y ese mismo jugador comienza a dispararte por la espalda, convirtiéndose así en un renegado y en un auténtico [rellenen ustedes con adjetivo despectivo]. Sin embargo, no todo son ladrones y asesinos, también te encuentras con personas a las que no les interesa en absoluto quitarte tus cosas, porque implica arriesgarse a perder las suyas, o con grupos de desconocidos que se unen para aniquilar a un renegado y se ayudan mutuamente. Yo he perdido botiquines por salvar a jugadores que no conocía de nada por el simple hecho de estar colaborando juntos para conseguir un objetivo. Es extraño y curioso el vínculo de solidaridad y fraternidad que, en mi opinión, consigue generar un juego que se basa en pegar tiros.

Ahora sólo nos queda esperar. La beta abierta estará disponible el 18 de febrero en Xbox One y un día más tarde en PC y PS4, y os animo a que la probéis y me comentéis si estáis o no de acuerdo con toda la retahíla que os he contado.

P.D. Insisto, no vayáis solos a la zona oscura.

  1. ¿Alguien dijo Destiny? Todo el tema de las misiones y el PVE está bastante logrado y engancha, pero el respawn de la zona oscura es para que se lo piensen y revisen. Me gustó el principio, pero no entendí nunca como van a enfocar la zona oscura… ya que va a ser necesaria, sí o sí, para conseguir equipo decente.

Deja un comentario