The Last Guardian, impresiones desde la Barcelona Games World

Gracias a PlayStation España he podido jugar 45 minutos a The Last Guardian en Barcelona Games World, un título al que los calificativos de “Esperado” o “Hype” se quedan cortos.

TRICO es la mejor mascota del mundo

TRICO es la mejor mascota del mundo

La experiencia, a rasgos generales, ha sido bastante fiel a la idea que tenía en la cabeza de cómo sería el juego, pero hay puntos que me han llamado la atención. Intentaré centrarme en ellos.

TRICO es AMOR

Lo mejor de mi experiencia de 45 minutos ha sido sin duda interactuar con TRICO. Puntualizaré: lo mejor de mi experiencia ha sido escalar a Trico y acariciarle la cabeza. El bicho es GIGANTE, mucho más grande de lo que esperaba tras ver capturas y algún vídeo. Pero lo mejor de todo es que realmente da la sensación de que está vivo, de que realmente existe. Tanto, que me hizo evocar ese infame ¿prototipo?¿vídeo objetivo? de Milo, la enésima visión de Peter Molyneux. Es grande y poderoso, pero no da la sensación de se

Enviarle a realizar alguna acción es una mecánica que me pareció poco intuitiva o amigable. Había poca ayuda para el jugador a la hora de saber qué objetos o qué elementos del escenario realmente eran relevantes para resolver los puzles, algo que me recordó, salvando las distancias, a los primeros Tomb Raider. El control del protagonista tampoco me pareció demasiado pulido, quizá el principal damnificado con lo eterno del desarrollo, pero también puede ser que sea únicamente debido a que esa era mi primera toma de contacto con el juego de Fumito Ueda, aunque la principal decepción fue el hecho de que a TRICO tenía que pedírselo TODO: el bicho tenía, en mis 45 minutos, muy poca iniciativa, y aunque nos estemos despeñando delante de su cara, le tendremos que suplicar ayuda. Entiendo el razonamiento a la hora de convertir esas situaciones en mecánicas jugables en las que el jugador tenga que participar proactivamente, pero eso le resta mucha fuerza a la relación entre TRICO y el protagonista. No puedo generalizar, claro, igual es por el fragmento del juego en el que estaba, quizá en una sección posterior el bicho tomará más la iniciativa.

Visualmente me quedo tanto con TRICO como con el chaval protagonista, que me pareció muy Ghibli. Especialmente curiosa la animación con la que le pide a TRICO que se dirija a algún lugar en concreto, en la que el niño apuntará en una dirección mientras correrá sin moverse del sitio. Los escenarios están detallados pero tienen un acabado que no les hace especialmente espectaculares, pero muy sobrios y elegantes.

Una toma de contacto sin grandes sorpresas

Estas impresiones, remarco, se basan en apenas 45 minutos de juego en una sección que, según parece, se encuentra a mitad del juego, aproximadamente. No había ninguna mención a la historia durante ese trozo, cosa que agradezco, más allá de la extraña reacción de TRICO ante unas cristaleras de colores. Mis sensaciones han sido positivas, pero va a ser complicado gestionar el hype con la realidad. A mi personalmente no me ha parecido atractiva la apuesta por los puzles como mecánica principal, pero soy consciente de que ahí ya entramos en el terreno de los gustos. Lo que sí que te puedo decir es que, si alguna vez te ha llamado la atención, le des una oportunidad.

  1. Buenas, me das tanta envidia… 45 minutazos, aunque yo hubiera increpado al pobre “operario” que estuviese a cargo del stand y me habrían echado por iniciar revueltas.

    Las sombra de Ico y del Coloso son muy, muy largas. Súmale “Diez años de retrasos!” (son 7, lo sé). El resultado es: Primero, no confío en la fecha de lanzamiento (Diciembre´16). Segundo, no lo voy a comprar por 60€ el (supuesto) día del lanzamiento, por miedo a la decepción que pueda causarme.

    Por lo demás, pues espero que sea un juegazo que haga honor a sus antecesores (no confío, deseo) y que todos los que lo adquieran lo gocen a lo grande (sin necesidad de comprar también Ps4 Pro, cuidado que Sony necesita vender todo o cualquier cosa).

    Saludos.

  2. Por fin!!! no sé si han tocado algo en el blog o no, pero llevo intentando entrar toda la tarde y hasta ahora, nanai… bueno, vamos a ello:

    Tengo claro que el mayor logro que el ICO Team puede conseguir con este The Last Guardian es representar de la forma más realista posible un ente animal vivo digitalmente e interactuar con él, con sus reacciones inesperadas, sus miedos, sus sustos, sus comportamientos innatos, etc… ni el aspecto visual, ni siquiera el gran trabajo artístico que cualquier juego del ICO Team hasta ahora ha mostrado. Su gran valor que podrá hacerlo un título histórico es hacer que a TRICO lo sintamos un ser vivo en su más amplia expresión. Si lo logran, entrarán en la historia de este arte, además de por joyas como ICO o Shadow of the Colossus, por ser los primeros en conseguirlo de forma plena.

    Me interesa ver cómo han conseguido mezclar una mecánica de “puzzles-exploración-mini combates con enemigos” en un juego que debe de tener por lo menos unas 8-10 horas de juego para justificar tantos años de programación-optimización, y qué aspectos del desarrollo de la relación entre los dos profundizan al mismo tiempo en sus formas de ser y en las formas de interactuar en los puzzles. Argumentalmente no tengo miedo ninguno, cualquiera de sus dos juegos anteriores consiguió atraparme en su universo, un estilo personal único e intransferible, con historias emotivas como mínimo.

    Quizás lo de las órdenes a TRICO está hecho así a propósito, entiendo que el personaje conoce a TRICO durante un lapso de tiempo muy corto, y llegar a entenderse con él debería de llevar mucho tiempo, con lo que lograr que el chico logre comunicarse con TRICO y que éste logre saber qué quiere requiera de una comunicación difícil, ardua y repetitiva. Creo que han intentado reflejar la dificultad de la comunicación a corto plazo entre dos seres con lenguajes tan diferentes… esa es mi primera impresión ante el hecho de la dificultad de hacerle saber a TRICO qué quieres hacer…

    … y paso de saber nada más, quiero llegar a The Last Guardian lo más “virgen” posible, y disfrutarlo, sufrirlo (sé que sufriremos por TRICO, eso está más que cantado) y abandonarme entre esos escenarios que ya forman parte propia del universo ICO Team.

    Cuando lo juegue en Diciembre, según salga, os dejaré mi opinión sobre el juego en esta santa casa.

    saludos y gracias por el artículo, Kris!!! 😀

  3. Tenemos claro que el exito del juego tendra sus cimientos en la relación/interactuación con Trico.. ¿no?.

    Por ese lado yo tengo mis dudas, y mas despues de lo que dice Kris.

    • Es complicado extrapolar mis sensaciones al juego final, básicamente porque lo que pude probar está, según me dijeron, ubicado por la mitad del juego. No sé hasta qué punto es “normal” que a esas alturas no se quiera llevar de la mano al jugador.

Deja un comentario