[Top 5] De porqué la Games Convention de Leipzig mola más que el E3

Tras nuestro paseo triunfal por la Games Convention 08 – nunca había disfrutado tanto en un evento, toca reflexión de lo vivido… Y planificación de la próxima temporada. Descartado el Tokyo Game Show, y a la espera de qué pasa con la Games Con de Colonia, las dos opciones que quedan son o ir al E3 o repetir en Leipzig. Y aunque a priori puede parecer más cool ir al E3 que a una ciudad alemana sita donde Jesús perdió sus Converse All-Stars, ya os digo que, según mi punto de vista, no hay color: La Games Convention mola el triple.




5.Hay Babes
Pues sí, a pesar de que en el E3 las han erradicado, en la zona abierta al público no es raro encontrarse con estas azafatas con menos ropa que tela se necesita para hacer un cinturón. Muy simpáticas y atentas, no dudarán en dejarse fotografiar por cuantos frikones y salidorros se lo pidan. Eso sí, ni hagáis amago de intimar, que los francotiradores del tejado las tienen más que vigiladas. ¿O te pensabas que esos puntos rojos eran de unos focos de discoteca?

4.La prensa tiene sus propios pabellones
Comida a muy buen precio, café y WIFI gratis… Y encima pabellones enteros, en los que tienen lugar las citas y los booth tours, con la entrada restringida a feriantes y prensa en los que no tendrás que pasar por encima de miles de chavales con acné que van desesperados de stand en stand buscando pósters gratis. Además, hay un Lástima que haya azafatas bordes cuya forma de realizarse es prohibirte el paso para jugar a los juegos que han traído a Leipzig las compañías precisamente para eso, para jugar.

Que sí, Dandel, que sólo valen 1 euro…

3.Es la meca de los Mercedes
Pedir un taxi, que te cobren por kilómetros y no por tiempo y que encima sea un Mercedes no tiene precio. Y si encima te alquilas un coche para hacer el recorrido de Berlín-Leipzig (el avión directo a Leipzig es un pastón si no vives en UK) tendrás el indiscriptible placer de conducir un Mercedaco por carreteras desiertas, con los semáforos apagados y sin saber como meter la marcha atrás o poner el freno de mano.

Consejo para navegantes: El tren Berlín-Leipzig/Leipzig-Berlín vale sólo 20 €, y el autobús entre Berlín TXL y la estación de tren es gratuito.

2. Asistir es infinitamente más barato que el E3
Tan sólo el avión para ir a L.A. te puede salir por más de 1000 €, y súmale unos 500 € extra de hotel+comida+gastos, mientras que todos los gastos de comida + hotel 4 estrellas al lado del recinto + avión a Berlín + tren + WIFI de pago del hotel me ha salido por unos 700 € en total. Bastante menos de la mitad. Y ya os digo que la Games Convention mola bastante más. Vale, no es lo mismo pasear por el Hollywood Bulevard que por el descampado que rodea a la GC, pero total, si eres prensa online, con eso de tener que actualizar por la noche, no te vas a salir del circuito aeropuerto-hotel+(hotel-recinto)*díasdeevento+hotel-aeropuerto.


1. Las Fiestas
Vale, en el E3 también las hay, eso de estar en Los Ángeles corta el rollo – a ver quién es el guapo que vuelve andando el hotel a las 3 de la mañana y no le atracan. Claro, si te ponían un taxi para volver sin problemas, pero sino, te comías los mocos y te dejabas medio sueldo en cabs. En cambio en Leipzig tienes las fiestas en la misma Games Convention, barra libre de la mejor bebida del mundo (Cab), producers alcoholizados ambientando y encima con el hotel al lado…Por lo menos los que lo reservamos con la suficiente antelación.

Inspirado por | Crispygamer

  1. La Games Convention ha heredado ese carácter de show o espectáculo que poseía el E3. Se nota que pasar allí un día tiene que ser la leche.

    Lástima que aún las grandes compañías no la utilicen para dar sus más grandes bombazos, aunque, a este ritmo, todo se andará.

Deja un comentario