[Top Five] De consejos útiles para no fracasar siendo un blogger de videojuegos

Recojo el testigo de Toño y escribo mi primer Top 5, basándolo principalmente en experiencias personales y otras profesionales que me han hecho darme cuenta, a marchas forzadas que lo de bloggear está muy bien, pero no está de más tomar unas cuantas precauciones. Y es que como en otras actividades placenteras es mejor llevar una gomita para no acabar pillando la gonorrea por un brevísimo momento de satisfacción:

5.Móntate una identidad secreta: Cual Clark Kent o Peter Parker, un blogger necesita una identidad que le permita ser identificado por su trabajo como blogger pero que no llegue a interferir en su vida cotidiana. Mirad lo que le ha pasado al de la moción de censura del Barcelona. Se ha llenado tanto la boca que al final le ha pasado factura. Como se suele decir, nunca se sabe dónde estaremos mañana, así que intentad llevar el menor lastre posible. Y ya sabes, si te llamas Pedro búscate un nick como Johny o Robbie69, da el menor número de pistas posible que luego pasa lo que pasa. Tengo un compañero de trabajo que por decir unas cuantas verdades de su empresa en su blog le cayó un buen marrón. Lo dicho, no des pistas de tu verdadera identidad y así nadie te preguntará cosas como “Oye, El post éste de tu blog se acaba de publicar, ¿No estarás bloggeando en horario de trabajo, ¿Verdad?”




4.Crea una red de contactos: No veas a los demás bloggers como enemigos. Son bloggers que, como tú, sólo quieren llevarse la alegría de que al llegar a casa y comprobar los stats les han visitado unas pocas personas más que al día anterior. Tienes que meterte en la mollera que todos estamos en el mismo barco, que si vas de buenas, compartes info y linkas recibirás el mismo trato, porque en la blogoesfera, quitando a Vida Extra y alguno más, todos necesitamos ayuda de todos. Eso no quita, claro, que con un par de cocktails en el Don Jaime o con una Sangría de Litro en El Caliu la lengua pille más velocidad que Hamilton Senior sacando el coche del garaje y los pongas a todos finos. Pero ya sabes, de buen rollo. Entre mosquitas muertas hay que ayudarse.

3.No bloguees para los demás: Como bien me ha dejado claro mi padre, nunca te vas a hacer rico trabajando para otro. Esta enseñanza vital se puede extrapolar a la miseria compartida de todos los bloggers del mundo, en el sentido de que, una vez hayas asumido que no vas a ganarte la vida con ésto – salvo excepciones -, el objetivo debe ser crear un proyecto más o menos serio, o al menos coherente con una linea editorial. No es lo mismo invertir días de vacaciones para cubrir eventos o gastarte los escasos duros que tienes en comprarte todas las consolas para poder hablar con fundamento del puñetero ruido que hace la 360, de lo mucho que se calienta la PS3 si es para el blog de otro que para uno que has levantado tú mismo o con unos pocos colegas. Piensa que, aunque seguramente no te llegarás a ganar la vida nunca bloggeando, la satisfacción personal de conseguir cosas como éstas no te la quitará nadie.

2.No te granjees más enemistades de la cuenta: Meterse con Microsoft o Sony es algo inevitable, y el KCET de Konami y los de EA Sports seguro que tendrán el culo pelado estarán acostumbrados a recibir leches por todos lados, pero quizá otras compañías sean menos diplomáticas a la hora de recibir críticas. Cala rapidito a los Relaciones Públicas y anota mentalmente de qué palo va cada uno. Otro consejo que te servirá para todas las facetas de la vida: Si no sabes la edad de una mujer, apunta para abajo. O mejor aún, no intentes adivinarla.

1.No estés de rebajas: El que diga que no se ha vendido alguna vez miente. Todos tenemos un precio, lo que pasa es que algunos tenemos, además, orgullo y dignidad y otros parecen El Riviera: Cliente con pasta, cliente que se pasan por la piedra. Si viene una compañía X y te quiere poner una campañá de publi del copón no pierdas la perspectiva, pero tampoco muerdas la mano que te da de comer. Es decir, que si te ponen una campaña de Spore y juegas el juego y no te gusta, tampoco hace falta que pongas un pedazo banner que diga “WILL WRIGHT, TE PUEDES METER EL SPORE POR EL OJAL”. Hay formas y formas de dar el mismo mensaje, incluso de no darle más bombo del necesario. Por ejemplo, no es lo mismo dejar un banner en el flash de portada durante un mes que publicar un post y que a los dos días ya no esté visible desde la página principal. Estamos aquí para informar pero no queremos hundir a nadie ni morder la mano que paga el hosting. Así que si hace falta, pues no se hace análisis del Spore o del juego que no nos guste. Lo que no hay que hacer, claro, es decir que os gusta sólo porque os han untado, porque entonces poca credibilidad tendréis ante vuestros lectores. A no ser que os ofrezcan mucha, mucha pasta, en cuyo caso lo que tenéis que hacer es llamarnos rápidamente y darnos un buen pellizco como buenos amigos vuestros que somos…

  1. Toda la razón del mundo y Cristian de esto sabe un rato. Atención importante al último punto, si te pagan por hacer publicidad de algo hazla y no valores.

    Por cierto, el punto 5 veo algún toque personal… Y ya nos contarás quién es el Riviera

  2. Secundo el 5º consejo por vivencias propias, el anonimato evita engorros y malentendidos. Me tendría que haber puesto de Nick Brujitajugona o algo así y hacerme una cabecera para el blog en la que salga giñando con una peluca frondosa y papel de periódico en las pechugas… igual así todo sería más fácil.

  3. Soy el apuntillador oficial, pero como “nuevo blogger” creo que este consejo es muy importante. No te desanimes. Tenga 0 visitas, 1, o tu madre mirando tu pantalla, creo que en la constancia de tu trabajo está la recompensa. Los comienzos son duros, nosotros llevamos 5 días (nada vaya) e intentamos no desanimarnos por la escasez de comentarios, visitas, pero es que esto es así. Hay 1000000 blogs de videojuegos, que te visiten, ya es todo un lujo.

    Siento la parrafada ;(

  4. Pingback: Lecturas recomendadas · El Blog de Manu

Deja un comentario