1. Dios, la de horas que le habré dedicado al maldito juego. Si hiciese una lista con los juegos que más he jugado este seguramente estaría entre los tres primeros.

Deja un comentario