Umbrella Corps, otro Resident Evil que no quiero

Durante la conferencia de Sony en la TGS 2015 se anunció una nueva entrega de la serie Resident Evil llamada Umbrella Corps, la cual, como es costumbre por parte de Capcom, se aleja totalmente del Survival Horror, centrándose en los combates por equipos y la acción.

Umbrella Corps

De verdad que me parece muy triste lo que Capcom está haciendo con la serie Resident Evil, ya simplemente se están valiendo de su nombre para sacar juegos y lo peor de todo, juegos que no son buenos. Primero fue Operation Raccoon City y ahora este Umbrella Corps, que por lo visto en su video de presentación no es que vaya a ser la última maravilla.

Como todas las entregas basadas en este universo apocalíptico, los zombies serán un elemento más de los escenarios, los cuales serán enemigos, pero a la vez armas contra nuestros contrincantes, ya que podemos utilizarlos para que ataquen a cierto personaje marcado o incluso como escudos humanos (o no muertos, como les quieran decir). El resto, lo mismo de siempre, militares super entrenados enfrentándose entre si en batallas frenéticas (eso ultimo lo dice el trailer, no yo).

Lo más probable es que también nos encontremos con escenarios reconocidos de la serie, como Raccoon City o la Mansión Spencer. Que tampoco se nos haga extraño que en algún momento, por un módico precio, se pongan a disposición personajes como Leon, Wesker, Ada o Claire, para incentivar a la personas a comprarlo, digo, para que se sienta mas como Resident Evil.

Umbrella Corps llegará a principios de 2016 en exclusiva para PS4 y PC solo en formato digital. Por mi parte no me motiva en lo absoluto y de hecho me enoja el saber como se está jugando nuevamente con el nombre de Resident Evil solo para vender, así como ha sucedido con esas pesimas peliculas, que no se por que las siguen produciendo.

Fuente | Vidaextra

  1. ¿En que momento una de mis sagas favoritas pasó de ser un survival horror a un miserable shooter? Supongo que si a Capcom ya no le importa Resident Evil a ninguno de nosotros tampoco.

Deja un comentario