Sensaciones agridulces del salón del cómic de Bcn

Ya lo avisé el año pasado que el salón del cómic está pasando por un bajón tanto a nivel visitantes como a nivel evento mientras que a nivel de autores ha sido alto. Una paradoja que le puede costar cara en vista a futuras ediciones.

Este año decidí ir al salón en los días que debería ser su máximo apogeo, el sábado, para contrastar realmente si el evento esta de bajón o tan solo fue una sensación infundada. La respuesta fue agridulce.

SalónBCN

El sábado, los 2 pabellones habilitados se quedaron con un medio lleno que permitia pasear y mirar tiendas mejor de lo que debiera siendo un sabado y un salón importante como este: colas de firmas de autores en las que a la hora de la firma seguían quedando números, tiendas con mucho visita pero poca compra, ausencia de tiendas, mala colocación por parte de algunas otras, espacios vacios y una sensación de desgana general que hacia augurar lo peor para eventos futuros.

ISalónBCN

Desde los últimos 4 años he notado el bajón, y seguro que vosotros también, y no quiero darle la culpa a la organización, porque considero que no la tiene ya que creo mas en otros fáctores, pero desde aquí si me gustaría darles un toque de aviso conforme encuentren algo para mejorar la situación de este salón de cara al año que viene.

Pero no todo ha sido malo, la exposición sobre la guerra con sus vehiculos, representaciones y viñetas era espectacular, no todos los días puedes posar al lado de un tanque. La zona dedicada a autores, tomando como referencia salones americanos, donde poder comprar firmas o trabajos suyos fuera de las editoriales fue algo que se agradece, ya que considero el modelo americano algo digno de copiar. La cantidad de autores que había este año era realmente abrumadora, incluyendo monstruos del calibre de Ibañez, haciendo difícil la elección sobre a cual ir al solaparse en ocasiones.

SalónBCN

Lo que más me sorprendió fue la ausencia de compañías del videojuegos, ya que el sector estaba tan solo representado por un pequeño Stand de Nintendo, que a pesar de estar siempre lleno, daba una sensación de estar muy dejado a su suerte.

SalónBCN

En lineas generales, un salón a medio gas que no fue malo, pero tampoco espectacular como años anteriores. La buena noticia es que repitieron el mismo aforo que el año pasado, mejor eso que bajar aforo. Así que esperemos que este declive haya sido pasajero y los años venideros empiece a recuperarse.

Deja un comentario