Unboxing de la Xbox One made in AKB

Por fin, tras un largo día de espera ya tengo en mi poder la flamante y nueva Xbox One de Microsoft y antes de proceder a conectarla, actualizarla y demás pormenores he decidido hacer un unboxing para compartir el olor a nuevo y las sensaciones al sacar la consola de la caja con vosotros.

Xbox One frontal, sensor y mando con logo

Aquí os dejo con el vídeo. Recordad que podéis suscribiros a nuestro canal de Youtube y que aceptamos propuestas sobre qué vídeos grabar de Xbox One y de PS4: unboxings, probar funciones, gameplays… todo lo que queráis y os podamos dar estará aquí en AKB “Puro Fanservice”.

  1. ¿La pensabas abrir por delante como los reproductores VHS de antaño?… XDDD, tu cerebro tenía claro que no era una consola lo que tenías entre tus manos, tu cerebro sabía muy bien que es lo que a simple vista veía 😛

    En fin, esperando a ver que gameplays nos pones 😉

    PD: El gameplay del Ryse no lo pongas porque por lo visto dura un suspiro el juego y en un ratejo nos lo destriparías XDDDD

  2. Yo quiero pedir que hagáis CUALQUIER gameplay pero… con el Kinect activado, para partirme la caja… jajaja.

    PD: El Kinect a Saúl le duró 5:35 minutos hasta que se decidió a desconectarlo (supongo que la otra opción sería tirarlo por la ventana 😛 ), ¿le durará menos a Kristian?, tengo ganas de verlo… jajaja.

  3. Hoy, bueno… ayer ya, que son las cuatro, realicé el unboxpolling. Tontadas con las palabrejas, apertura e instalación. 😀

    Muy bien lo que viene en la caja, muy mono, muy chulo, calidad… como siempre con estos de Redmon, aunque esa sensación con la primera Xbox fue brutal. Especialmente comparando calidades con el resto. Nivelazo entonces, ahora muy bien. No es una chorrada, todo es importante, llama, y la caja por dentro está muy chula.

    Vistazo fugaz a los escasos papeles. Tampoco hace falta más, tanto porque ya se sabe que los gamers, especialmente los hard y más viejos, somos alérgicos a los mismos ( “…las quitamos, porque como todos los niños saben, las dos primeras rebanadas de los paquetes de pan de molde están envenenadas” XD ), como porque, y ahora en serio, la instalación es cuestión de 2 minutos 2 (una vez que tienes clara la ubicación y la disposición). Nada: ethernet, HDMI, Kinect y corriente. Sencillísimo (a estas alturas), luego cuatro tontadas de configuración en pantalla y a correr.

    ¿Curiosidades? dos.

    – Una. Que estuve un ratillo mosca porque no veía nada en pantalla, mientras todo funcionaba perfectamente y sabía estaba bien conectado (es difícil hacerlo mal, salvo seas tu abuela… y espérate, que igual te sorprendes, jaja)… y yo descojonándome pensando ¡Pero si esto del HDMI es lo que les pasa a las PS4, coño, que esto es una XBO! XDDD

    ¿Problema? tontuna tan tonta como el el jodido cable HDMI venía jodido, valga la rebuznacia. Manda huevos, Murphy. ¡Viva Honduras! 😀

    Casualmente, tenía aún conectado el de la PS3 que vendí. Principalmente con la idea de, el viernes, usarlo con la Wii U (monarro tengo de LCU, juegazo). Conectar la XBO con ese cable y verse fue todo uno.

    – Y dos. Que cuando acabé de configurar, cuestión de apenas ratillo: Esos “peacho” de archivos, sexuarls… quinientos y pico Mb. Eso de que requiere Kinect conectado y te espían, mentira. Y justo… las ocho y un minuto, empezaba el partido del Madrid: consola nueva apagada. Por la tarde probaré los juegos, que tengo cinco o seis por aquí, gracias a haberme salido cuasi por el morro el tochomanpack al soltar parte de mi ex-extensa colección, especialmente 360.

    Por lo demás… 0-5 en un partido sin historia, como el 4-0 del barça, y no digamos el 7-0 del atleti al Geta (S’an pasao, coño). Montaje/instalación demasiado larga, debido a estar jodido de la espalda (por eso no la instalé el viernes, como no fuí a por ella el jueves). También es cierto que, en general, sigo/estoy en plan relaxburrido de todo y… pues eso, que (cuasi)todo me la suda.

    ¿El cable? preocupación cero. Primero porque no es más que una anécdota y un jodido cable que cuesta… yo qué sé. Y segundo porque, evidentemente, en mitad de la tonterida, llamé a la amiga de la tienda y (ésta llamó directamente “al jefe”, aunque ella es jefa de zona) me devolvió la llamada a los diez minutos sugiriéndome la que fue finalmente la solución al problemilla y diciéndome que me darían otro.

    Y el domingo le dare(mos) caña a los juegos. Si se tercia, que seguramente se terciará, mañana (esta vez sí) dejaré impresiones videojueguiles en esta santa (mi) casa, faltaría plus. 😉

    Salud brodars games amics.

    • PD: En marzo, cuando me pille la PS4, con lo bien que lo tengo todo ahora mismo ubicado… contando ya con el espacio reservado para la Wii U… joder, tendré que ver dónde coño acoplo la niú negra de Chony. Qué coñazo, por Dios. Todo se andará, inevitablevidementente, pero que aunque el espacio videojueguil del bunker es amplio… ¡cuatro máquinas! tiempo hacía, y mira que… ya me preocuparé en su momento, coño, que son “tardías horas golfas” y de sábado.

      Hale. 😉

Deja un comentario