Yakuza 0, autopsia

El primer cuadrimestre del año 2017 ha sido brutal. Da miedo echar la vista atrás y ser conscientes de la ingente cantidad de juegos de alto nivel que han salido a la luz. No sabemos cómo acabará el año, pero tiene difícil mejorar lo presente… y sobre todo, es difícil que volvamos a ver un año como este en un futuro próximo.

Perspectiva

Es por eso que qué mejor momento que este, cuando empieza una relativa calma chica, para recordar uno de los primeros juegos que se dejaron ver al inicio de esta avalancha de títulos: Yakuza 0 (aquí las impresiones de Kristian). 165 horas que nos llevó conseguir el 100% del juego entre enero y febrero. Un 100% que es agradecido, ya que no exige de verdad completar al 100% todas las actividades y no supone sacar todos los trofeos. Es decir, que incluso tras esa abrumadora cantidad de horas, todavía quedaría juego para rato.

¿Qué tal lleva el paso del tiempo Yakuza 0? Pues tal y como ya comenté las dos veces que analicé el juego en su momento, definitivamente no es el mejor Yakuza y el paso del tiempo remarca este hecho. La historia es sencilla y bastante básica, muy alejada de lo que se logró en el primer Yakuza (cuya remasterización llegará a nuestro mercado a finales de verano de este año) y en Yakuza 5, juegos que son obras maestras en todos los aspectos narrativos.

Pero esto no quiere decir que la historia no esté a la altura, puesto que el mundo de Yakuza 0 nos narra una historia muy interesante y entretenida. Sobre todo, las subhistorias son las que le dan ese aderezo especial que consiguió que nos pasásemos tantas horas pegados al mando. Sí, el crecimiento personal de unos Kiryu y Majima adolescentes es brutal y tiene momentos dignos del mejor cine de yakuzas que se haya rodado jamás… pero no dejan de ser historias que ya se nos habían contado entre líneas y cuyo desenlace final ya conocíamos, algo que lastra bastante la historia principal, sobre todo en los momentos en los que se intenta hacer creer al jugador que un personaje principal ha muerto.

Un fondo de armario de lujo

Pero el centenar de historias secundarias son oro e historia viva de los videojuegos. La franquicia Yakuza siempre destacó por ser la heredera de Shenmue en lo que a mundos abiertos se refiere; nada más lejos de la realidad, puesto que son completamente diferentes en todos los aspectos, pero sí que hereda esa sensación de habitar en un mundo vivo con muchas historias que contar, y en este aspecto es donde Yakuza 0 brilla por encima de la media.

No quiero entrar a desvelar todas las sorpresas de las historias secundarias del juego, pero ayudaremos a familias a resolver sus problemas, a camareros a mejorar su reputación en el barrio para conseguir clientela, desarticularemos bandas organizadas… y aunque la gran mayoría de las historias están contadas con un toque de humor (para contrastar con la dureza cinematográfica de la historia principal), consiguen transmitir un mensaje de fondo imborrable y aprovechan para hacer una crítica social importante. Y eso es lo más importante, que un juego consiga hacerte pensar e incluso empatizar con personajes secundarios que, a priori, parecerían ser de quita y pon.

Cuestión de prioridades

Y es que lo secundario es enorme en Yakuza 0. Gestionar una inmobiliaria, regentar un club nocturno, billar, dardos, pesca, torneos de lucha, apuestas ilegales, bolos, modelismo y competiciones de radiocontrol, teléfonos eróticos, béisbol, póquer, mahjong, shogi, salones recreativos (con juegos clásicos completos como Outrun, Space Harrier, Super Hang-On o Fantasy Zone), karaoke, competiciones de baile, tráfico de armasLas posibilidades son tan numerosas que, en sí mismo, Yakuza 0 es como una fusión perfecta de un montón de juegos completos.

Hay un hilo conductor, pero puedes ignorarlo completamente para perderte por las calles de las dos ciudades protagonistas y participar en esos cientos de actividades secundarias, ya sea por los logros, por lograr el 100% del juego o, simplemente, por pasar un buen rato. Posiblemente eso sea lo que más se eche de menos a estas alturas del año. Aunque hemos tenido grandes mundos abiertos disponibles desde entonces, pocos han conseguido semejante grado de variedad y profundidad.

Una fórmula depuradísima

Vale que, en Japón, Yakuza es una franquicia anual y se recupera mucho material de un capítulo a otro, de tal modo que cada entrega es más completa que la anterior al mantenerse gran parte de lo desarrollado y añadir nuevos elementos, pero aun así consiguen siempre darle nuevos toques para pulir sobremanera la base y cimentar lo que son títulos cada vez más complejos, variados y completos. En ese aspecto, el sistema de combate de Yakuza 0 se recuerda como algo digno de mención también.

Como tiene bases de juego de rol, la evolución del personaje es lenta y paulatina y, al principio, seremos unos inútiles que pegarán patadas al aire a ver qué pasa; sin embargo, con el paso de las horas iremos aprendiendo técnicas y habilidades que nos llegarán a convertir en auténticas máquinas de matar. En ese aspecto, la franquicia Yakuza es muy satisfactoria y divertida de jugar, ya que podemos notar a través del propio mando el crecimiento que está sufriendo el personaje y nos sentiremos en todo momento artífices de esa evolución.

Sin duda, los meses transcurridos desde el lanzamiento europeo de Yakuza 0 le han sentado mal a esta entrega porque, ante tal avalancha de títulos, son muy pocos los que recuerdan ya la obra de Sega. Sin embargo, sigue siendo un título especial y que ofrece mucho más que títulos lanzados posteriormente y mucho más cacareados.

Sigue siendo un grande

Desde luego, salvo Persona 5, ningún otro juego ha ahondado tanto en la psique humana, nos ha hecho pensar, analizar la sociedad en la que vivimos, querer luchar por mejorarla y jugar nuestro papel de yakuza con un pasado que superar y un futuro por el que luchar. Todo ello, como decimos, perfectamente fusionado con momentos ridículos y humorísticos que tienen como objeto aliviar la densa atmósfera y la pesada carga de tantísimos momentos de la historia, tanto de la principal como de las secundarias. Es un equilibrio perfecto, que nos abraza en todo momento y nos hace sentirnos habitantes del universo que se nos presenta; y eso es algo de lo que no somos tan conscientes mientras jugamos como cuando no lo hacemos.

Y es que, pasados todos estos meses y con el gran cariño de las numerosas experiencias vividas, a veces vuelves a meter el juego en la consola para disfrutar de alguno de esos minijuegos tan divertidos. Todo sea por hacer tiempo hasta que llegue Yakuza Kiwami en agosto, una remasterización de la primera entrega en la que se prevé que se fusionará lo mejor del mundo abierto con la mejor historia de la franquicia hasta la fecha. Porque nunca son suficientes horas invertidas en Kamurocho.

  1. Un verdadero lujazo leer esta exposición en AKB, mil gracias Ramón!

    Me parece tremendamente interesante el cuestionar a un videojuego cuando hace muy poco tiempo que ha salido, debido al resto de lanzamientos. Creo que la variable percepción de los videojuegos es su peor enemigo.

  2. Yakuza para mi es una de las grandes franquicias y de las que mas horas me han hecho pasar, el idioma si no te defiendes bien con el es un problema por el ingente texto, pero pasada esa barrera es un disfrute.
    Gran texto Ramón!

  3. En mi opinión este juego se ha puesto una barrera para vender , no está traducido al castellano y eso es un muro para muchos jugadores (me incluyo) , es una lastima me hubiera gustado jugarlo

      • Es complicado vender un juego con tanto texto si no traduces… en un país donde deberíamos tener un nivel de inglés (el idioma universal) bastante superior que la cutrez que tenemos.

        Ahora, que en generaciones anteriores no se traducía casi nada y jugábamos igualmente.

        Pan pa tol mundo. XD

      • Si un juego no vende en España en Playstation es que no interesa a la gente. De hecho esta franquicia en concreto no nunca ha sido de masas precisamente por estos lares.

        Si se quiere vender algo qué mínimo estar traducido en cualquier país.

  4. Diablos ! tantas cosas buenas, tan poco tiempo, excelente reseña, me hace decidirme a jugarlo, siempre lo he tenido en el apartado de “tal vez” pero ahora es un “must play”.

    saludos.

  5. Gran repaso del juego, ahora le tengo incluso más ganas.

    Mi experiencia con otros Yakuza (aunque aún tengo varios pendientes, no tengo perdón…) es la capacidad de inmersión que proporciona en esa otra cara de Japón y lo cuidado que están todos los detalles. Son de esos títulos que te transportan por completo y es una alegría que sigan llegando a Europa.

Deja un comentario