Análisis Asgard's wrath: Algo más que el God of War de Oculus

Tras meses y meses de jugar y jugar y volverlo a comenzar con el parche de traducción al castellano, por fin ha llegado el momento. Es la hora de hablar de lo último de Sanzaru, el juego para VR Asgard’s Wrath.

Asgard's Wrath

La madurez de un estudio

Sanzaru Games, creadores de Sly Cooper entre otros títulos, ofrece su último trabajo en exclusiva para Oculus. Asgard’s Wrath es sin duda el juego más grande del estudio californiano hasta la fecha, con una duración de más de treinta horas para completar su historia principal y, si queremos terminar todo el contenido secundario, seguramente superemos las cincuenta horas de juego. Estamos ante el juego más ambicioso jamás creado para realidad virtual tanto por contenido, aspecto gráfico y posibilidades jugables y cumple sobradamente con casi todo lo que intenta, pese a que todavía estamos lejos del juego de acción y espadas perfecto para VR. Unas mejores físicas y un combate más pulido le hubieran llevado a una nota casi perfecta, pero no consigue poner la guinda en el pastel a pesar de quedarse francamente cerca de ello.

Al principio el juego no llegó ni siquiera con subtítulos al castellano, pero ahora mismo, tras numerosas actualizaciones con muchas mejoras en distintos apartados, podemos disfrutar de un título completamente en español. Aunque sea un español neutro se disfruta sin mayores problemas y solo debes preocuparte en mirar todo sin tener que leer nada. El premio para el estudio llegó a principios de este 2020 cuando Oculus anunció la compra de Sanzaru, por lo que pasa a ser un estudio interno de la compañía de Facebook y desarrollará juegos de realidad virtual exclusivos para Oculus.

Asgard's Wrath

El Valhalla desde otro punto de vista

En Asgard’s wrath recorreremos las tierras de la mitología nórdica controlando a una deidad que a su vez controla a distintos humanos. Justo ahí está la clave jugable de la que os hablaré más abajo. Un juego que ofrece unas vistas y parajes sobrecogedores, a la altura de cualquier AAA y donde además podemos disfrutar de todas esas estampas compuestas por estatuas, salones y todo tipo de escenarios recargados desde una perspectiva única gracias a la escala y presencia que ofrece la realidad virtual. la sensación de ser un mortal pequeño e insignificante frente a este mundo enorme creado por los dioses está realmente conseguida y no es raro acabar con dolor de cuello de tanto mirar hacia arriba para ver en todo su esplendor todas esas obras arquitectónicas que decoran todos los escenarios.

El título es técnicamente un mastodonte y no exagero. Estamos ante uno de los juegos más impactantes que he podido disfrutar últimamente. Cuando controlamos a la deidad todo nos parece una maqueta y cuando tomamos el control de los personajes mortales es cuando podemos disfrutar realmente de la enormidad de los escenarios y monumentos a Thor y compañía. Entrar en un palacio o recorrer cualquier esquina del juego es simplemente sobrecogedor y estás constantemente con la boca abierta. Se nota el trabajo de diseño y al arte que Sanzaru han logrado trasladar al juego y como han cuidado hasta el mínimo cada detalle hasta la última esquina.

Asgard's Wrath

Mitología Nórdica por los cuatro costados

Thor, Loky, Freya, Loky, Midgard, Jotunheim, Asgard…son palabras que a todos nos suenan si hablamos de la mitología nórdica y todos están presentes en esta aventura que nos transporta de lleno a estas tierras y a estos personajes. No es la primera vez que visitamos esta ambientación en un videojuego. God of War ya nos dejó disfrutar de ello en 2018., y un año después, Asgard’s wrath llegó en exclusiva para realidad virtual.

En mi opinión, el juego está a la altura de la obra de PS4 a la hora de tratar este mundo de una forma distinta pero igual de efectiva. Cabe reconocer que no es tan buen juego como la obra de Santa Monica Studios ni sus protagonistas están a la altura de Kratos, pero por contra nos traslada en primera persona y consigue una inmersión difícilmente comparable en otra plataforma gracias a la realidad virtual y una experiencia inigualable que cualquier fan de esta mitología y de los buenos juegos de acción no debería dejar pasar.

Jugabilidad y contenido para aburrir…

El mundo de Asgard’s wrath está dividido en actos aquí llamados Sagas. El nexo que los une es una taberna donde charlaremos con otros dioses y aceptaremos las misiones. Desde este nexo podemos viajar a los distintos reinos que son una especie de mini sandbox donde se desarrolla toda la parte jugable y podremos viajar entre ellos y la taberna cuando nos plazca para seguir con la misión principal o completar todas las tareas secundarias. En este nexo podemos comprar o vender objetos y mejorar a nuestros personajes, crear nuevas armaduras o armas y mejorarlas.

Si hay algo importante en Asgard’s wrath es el combate. Aunque no perfecto, consigue mucha variedad gracias a la alternancia entre los distintos personajes protagonistas que el juego nos brinda. Cada Saga nos ofrece un mortal distinto al que manejar y nos encontramos con una guerrera que domina el arte de la guerra con armas cuerpo a cuerpo y lanza un hacha que vuelve como en el último GOW, un anciano que domina la magia, una suerte de Elfo que maneja una especie de alabarda o lanza que se parte en dos y queda unida por un cable láser para cortar a enemigos y que podemos lanzar. También hay un personaje inspirado en Hulk que lanza su puño y para más variedad podemos manejar arcos y ballestas, cuchillos y algún artilugio mágico.

…y momentos donde pensar sin parar

Pero no todo es combate en Asgar´s y los puzles tienen una parte importante en la ecuación. En cada nuevo escenario nos encontramos un altar donde podemos alternar entre nuestra forma mortal y nuestra deidad y bajo la forma de dios podemos transformar a algunos animales en humanoides que se convertirán en nuestros compañeros y nos acompañarán durante la aventura. Estos compañeros tienen habilidades únicas de combate y cada uno domina otras que nos ayudarán a la hora de resolver puzles para avanzar en la historia o abrir caminos para acceder a zonas secundarias a las que en la primera visita era imposible llegar. Eso nos brinda la posibilidad de revisitar reinos para completar áreas que quedaron pendientes.

Hay momentos en la aventura en los que llegaremos a enfrentarnos a enemigos enormes, mini jefes finales que aportan más variedad a un bestiario que, aunque no es la panacea y a veces se vuelve repetitivo, si es lo suficiente diverso como para divertirnos destrozando enemigos masillas, intermedios y más grandes. La joya de la corona de las secciones de acción se la llevan los auténticos jefes finales a los que te enfrentas en forma de deidad contra otros dioses y criaturas gigantes, es ahí donde el juego muestra todo el potencial jugable, variado y espectacular con mayúsculas.

Un espectáculo audiovisual para VR

Desde el minuto uno hasta el pitido final estarás con la boca abierta gracias a un apartado gráfico y sonoro a la altura de cualquier AAA del mercado y sin duda lo mejor que vas a ver a día de hoy en realidad virtual. Desde la exigente carga poligonal hasta el último detalle de cualquier arma que empuñes, todo está cuidado al máximo y nunca pones en duda su condición de proyecto caro y especial. El primer juego de Sanzaru Games para realidad virtual consigue posicionarse como un estandarte dentro del catálogo VR, un ejemplo de cómo se debe realizar un proyecto serio para el consumidor. A veces crees que estás jugando a GOW en realidad virtual, por momentos te sientes en el mundo de Skyrim y gracias a la buena banda sonora y contundentes efectos sonoros todavía se logra mayor sensación de que estás viviendo algo importante y grande.

No es casualidad que durante el análisis hayas leído más de una vez el nombre de una de las sagas más importantes del videojuego como es la última aventura de Kratos, que aunque poco tiene que ver en lo jugable y en la perspectiva de la cámara, es la confirmación de que el aroma está ahí y esto son palabras mayores, pero es lo que he sentido jugando a Asgard´s Wrath y no he podido dejar de pensar en lo extraordinario que era aquel para darme cuenta de lo bueno que es este y lo enorme de todo lo que aquí se intenta y se consigue con un éxito rotundo.

asgard's wrath bar

Bueno, bonito y barato

Si después de la larguísima campaña todavía tienes ganas de más, tienes contenido para aburrir; acertijos, combates, cofres y partes del escenario que revisitar… Desde luego en el estudio no han dejado nada descuidado y con Asgard ofrecen un juego enorme y con contenido más que suficiente para satisfacer al jugador que apueste por ellos. Hablando de la campaña tengo que reconocer que no me ha acabado de enganchar y aunque si es lo suficiente interesante como para seguir hasta el final, creo que el fuerte del juego es la unión de todo el conglomerado tanto jugable como audiovisual que es lo que hace de Asgard’s wrath un juego muy completo y recomendable.

Por menos de 40 Euros tienes un juego AAA de verdad para VR. Si Stormland era un juego notable y Half-Life Alyx es un Excelente redondo, Asgard’s wrath es un excelente alto que, sin ser perfecto, es un imprescindible dentro del catálogo para VR. [90]

  1. Me mola mucho la separación de los escenarios del juego. El lobby central que es el bar y como cada zona esta tratada… joder, ojala tener unas VR XD

Deja un comentario