Análisis de My Time At Portia: La tranquila vida postapocalíptica

My Time At Portia es la última propuesta indie de Pathea Games y Team17 basada en los simuladores de vida que han proliferado en los últimos años y que beben de clásicos como Harvest Moon, siendo Stardew Valley el máximo exponente indie de los últimos años, el cual ha sentado un éxito sin precedentes.

My time at portia

El mundo postapocalíptico de Portia

Ahora, analizamos este nuevo título, ambientado en un mundo postapocalíptico diferente a como solemos conocerlos. La premisa de My Time At Portia bien podría ser la de Animal Crossing o la del propio Stardew Valley, con el o la protagonista, creado por nosotros mismos, trasladándose a Portia para hacerse cargo del taller de su padre y devolverlo a su vieja gloria completando nuevos encargos, cultivando, criando animales y entablando amistad con el resto de habitantes del lugar, en un tierra que, aunque no lo parezca por su aspecto, es postapocalíptica. El planteamiento, como habréis podido comprobar, es el de la mayoría de juegos de su género, el cual funciona bastante bien para situar al jugador en un nuevo lugar, el cual tiene que explorar y al cual tiene que adaptarse.

Al igual que en Stardew Valley, aunque sin esa esencia tan suya que envuelve al juego de Eric Barone, My Time At Portia deja al jugador en el mundo que plantea, donde tendrá que obtener recursos, craftear elementos, relacionarse con sus vecinos y explorar, dando vital importancia a este último apartado, ya que la mayor parte de recursos podremos obtenerlos si descubrimos nuevas fuentes para conseguirlos. En este sentido, My Time At Portia contentará a todos aquellos que busquen una experiencia de simulación cuya base se funda en la recolección y el crafteo.

Siempre hay algo que hacer

El sistema de crafteo de My Time At Portia está orientado a acumular recursos para poder acceder a otros recursos superiores, como se esperaría de muchos de los juegos de su género, y nos obligará a gestionar nuestro inventario, nuestras visitas a las minas y nuestra forma de recolectar recursos en el mundo de Portia. Además, incorpora un sistema de stamina en el que tendremos que tener puesto siempre un ojo para no agotarnos y quedarnos sin poder cumplir los objetivos diarios que nos pongamos.

En cuanto a la minería, resulta poco inspirada, con un sistema que se siente algo tosco e impreciso. No lo es así el encontrar elementos antiguos que podremos elegir si entregar a los partidarios de la ciencia o a los partidarios de la religión, una contraposición entre ambos conceptos que le sienta muy bien a la historia de la ciudad, viendo cómo transcurre en un periodo postapocalíptico. Además, esta dicotomía entre ciencia y religión bien podría ser extrapolable a muchos de los casos que nos encontramos día a día en el mundo real.

El otro aspecto importante en My Time At Portia es que podremos entablar relación con nuestros vecinos y subir nuestros puntos con todos ellos según cumplamos encargos, hagamos favores, hablemos u ofrezcamos regalos a quienes deseemos. Llegados a cierto punto, podremos también comenzar una relación amorosa con cualquiera de los personajes “romanceables” que queramos, siempre y cuando nuestro nivel de relación con él o ella sea el adecuado.

Conclusiones

Hay que tener en cuenta que My Time At Portia es un juego realmente lento. A causa de un mundo enorme y de la gran cantidad de cosas que hacer, la evolución que se dará a través de nuestras acciones será muy pausada, con un ritmo que no está ideado para todo el mundo. Esto puede suponer un pero para los jugadores que vayan buscando un juego más dinámico, con una respuesta más rápida a las exigencias que tengan. Este ritmo lento, unido a un diseño de sonido poco inspirado, puede hacer que la inmersión del jugador en el mundo de juego se haga pesada.

No obstante, My Time At Portia es un buen juego dentro de su género, ofreciendo un mundo enorme con un gran número de localizaciones que explorar y un montón de cosas que hacer. El 3D aporta a este tipo de juegos un punto de vista distinto, aunque si lo comparamos con Stardew Valley, siempre va a salir perdiendo, por mucho que las comparaciones sean odiosas. Si estáis estáis buscando un juego al que poder echar muchas horas y estáis dispuestos a llevar un ritmo lento, dad una oportunidad a My Time At Portia. [72]

Deja un comentario