AOC AGON AG273QX: un monitor gaming perfecto para FPS

Hemos tenido la oportunidad estas semanas de poner a prueba dos monitores de la marca AOC. Empezamos con uno que, si estás buscando monitor de cara al mercado navideño, puede ser un producto la mar de interesante. Os traemos el análisis del monitor gaming de 27 pulgadas AOC AGON AG273QX.

AOC nos presenta tres modelos con diferencias notables

Siempre suelo liarme con las nomenclaturas de los monitores, y en esta ocasión me pasa exactamente lo mismo. AOC ha creado un modelo, el AG273, en el que cada variante tiene unas características diferentes, por lo que no quiero que os llevéis a confusión y sepáis que vais a comprar si, por algún casual, encontráis alguno de los otros modelos en el mercado.

El monitor que tenemos hoy en el banco de prueba de AKB es el modelo AOC AGON AG273QX, del que os daré las especificaciones más adelante. Los otros dos modelos son el AOC AGON AG273QXP y el AG273QZ. ¿Qué tienen ambos modelos en común y qué los separa? Todos tienen la misma resolución: 2560×1440; todos son de 27 pulgadas; todos son Freesync Premium; pero cada uno tiene un tipo de panel y una tasa de refresco diferente, aunque siempre superior a los 144Hz.

Especificaciones técnicas

Como hemos comentado, y contando con 3 modelos diferentes, estas son las características que vamos a encontrar en el AOC AGON AG273QX:

– Tamaño de la pantalla: 27 pulgadas
– Tamaño de la pantalla (cm): 68,58 cm
– Resolución del panel: 2560×1440
– Tipo de monitor: plano
– Tipo de panel: VA
– Brillo: 400 nits
– Tasa de refresco: 165Hz
– Tiempo de respuesta: 1ms
– Contraste: 3000:1
– Ángulo de visión: 178 grados
– Potencia del altavoz: 5Wx2 + DTS

Hablemos del AOC AGON AG273QX

Como buen panel gaming de última generación, sobrepasa los 144Hz por lo que, en lo que a tasa de refresco, está en consonancia con los monitores de la competencia. Nos enfrentamos a un panel 2K, 1440p, que no requiere de un hardware demasiado extremo para hacerlo rendir de forma eficiente y eso es un punto a favor, ya que la imposibilidad de poder comprar nuevas gráficas a precio decente hace que sea una compra muy inteligente si tenemos un viejo panel 1080p y 60Hz. En mi caso, con el ordenador de testeo, cuento aun con una NVIDIA Geforce 1070 8GB y hemos conseguido sacarle jugo a este monitor.

Como punto más negativo, evidentemente y como el 99% de los monitores, los altavoces no dan la talla aunque nos sacaran de algún apuro; y tenemos el tema del Vesa Display HDR 400. Os cuento: este nivel nos da el máximo de nits de iluminación del monitor y, está en los mínimos que se le piden a este tipo de monitores, pero solo en los mínimos. Evidentemente, y como AOC asume en su página web: incluso los niveles más bajos de este estándar ya son una mejora impresionante sobre los monitores convencionales.

Ya hemos hablado de los herzios en otros análisis y como afectan al efecto stuttering y al tearing si generamos más fotogramas de los que el monitor es capaz de enseñarnos. Por fortuna, la tecnología AMD Freesync y el LFC viene a paliar y solucionar ese problema por lo que nuestro monitor siempre va a enseñarnos los fotogramas sin esos efectos tan molestos.

El panel del AOC AGON AG273QX

Y vamos a terminar este paseo por las características técnicas del AOC AGON AG273QX hablando de su panel. Este monitor cuenta con un panel 2560×1440, el que creo que se va a convertir en el estándar de resolución en el próximo año para cualquier monitor que consideremos gaming. Dentro de los paneles tenemos diferentes tecnologías y aquí, este panel es de tipo VA. ¿Qué significa esto?

Los paneles VA y los IPS son el común entre los monitores gaming, aunque no nos podemos olvidar de los TN. Si ponemos en un extremo el TN y en el otro el IPS, los paneles VA estarían en medio de la ecuación, con muchas ventajas sobre los TN. Lo más importante de este tipo de paneles es que sus negros son más puros, mucho mejores que los IPS y que su reproducción del espectro RGB es casi del 100%. Como efecto negativo y como hemos visto anteriormente, los nits no son muy altos, alcanzando aquí los 400 nits, los ángulos de visión no son del 100% y el tiempo de respuesta sube en muchas ocasiones hasta los 4ms como máximo.

En este caso, creo que la elección de este modelo de panel es de los más acertados, porque supone una gran media entre calidad de negros, tiempo de respuesta, velocidad del panel y reproducción del color. Todo esto convierte al AOC AGON AG273QX en un monitor no solo gaming sino bastante todo terreno. Eso sí, si estáis pensando en este monitor para una zona cockpit tipo simracing, yo me iría a por le modelo IPS.

El montaje

Este tipo de monitores suelen venir en dos o tres «piezas». Decimos piezas a los elementos sobre todo que montan la peana, que es donde vamos a dar el equilibrio al monitor en su peso. En monitores como este, en que el se nos permite girar 90 grados para ponerlo en posición vertical, la peana suele ser bastante robusta y pesada. En este caso es así, y nos vamos a encontrar con dos elementos: la base y el cuerpo de la peana. Tenemos que encajar la base en el cuerpo de la peana, con cuidado para que queda perfecto en el centro y no nos va a ser sencillo a la primera. En mi caso me costó un par de oportunidades hasta que conseguí dejarla perfecta.

Una vez con la peana montada, simplemente vamos a encajar en el cuerpo del monitor la peana gracias a dos pequeñas lengüetas móviles que nos van a facilitar mucho su montaje y su desmontaje. Una vez con el monitor montado, conectamos el DP a nuestro ordenador y el cable de fuente de alimentación. En menos de 10 minutos tendremos el AOC AGON AG273QX completamente operativo.

Como punto negativo tenemos que decir que la peana es increíblemente grande y que sale demasiado del frontal del monitor y tenemos que tener eso en cuenta a la hora de comprarlo ya que ocupara bastante espacio en nuestra mesa.

Por fortuna viene con una calibración bastante buena de fábrica, sin cosas extrañas ni demasiado subido de brillo o contraste. Aun así, siempre es bueno que bucees por internet para encontrar la mejor de las calibraciones. Además, este monitor trae de serie seis modos de juego: FPS, Racing, RTS, Game 1 y Game 2, además del predefinido. Con un simple clic podrás adaptar el monitor a lo que estés jugando en ese momento.

No soy demasiado fan del software que suele acompañar a los monitores y aquí AOC nos tiene preparada su propia suite AOC G-Menu en el que vas a poder adaptar aun más el monitor a tus gustos.

Uso del monitor AOC AGON AG273QX

Hemos tenido un par de semanas para probar este monitor y tenemos que decir que hemos estado encantados con él. Nuestro primera prueba de fuego fue con Forza Horizon 5 y, desde el primer momento, sus 2K brilla con luz propia. Aquí si es cierto que el HDR 400 da poca espectacularidad a la imagen, pero en definición y fotogramas, nos mostró todo lo que mi pobre y vetusta 1070 puede dar cuando pasa de los 1080p. Pero donde más ha brillado este monitor es con los FPS. Ahí los 165Hz se notan y mucho.

Como decimos en este análisis, un monitor como este, de más de 400 euros, tiene que estar acompañado con un mínimo de hardware para poder sacarle todo su jugo. Evidentemente, si no tenéis equipo para intentar rendir a 2k con un mínimo de 60 FPS, iría a por otro producto.

En las pruebas, solo hemos echado en falta ese puntito más de brillo y, por ejemplo en New World, donde tenemos zonas muy oscuras, si es cierto que el balance de grises podría estar mejor conseguido.

Conclusiones

Tengo que reconocerlo, el monitor AOC AGON AG273QX me ha gustado, pero me ha dejado una sensación un poco agridulce. Creo que es uno de los mejores monitores que hay en el mercado a 2k y que superen los 144Hz, por lo que es perfecto para shooter, FPS o cualquier otro juego que requiera de un refresco de pantalla alto. Me hubiese encantado que el HDR fuese de más nivel, que creo que es el único punto negativo que puedo ponerle realmente a este equipo, pero es que la propia AOC reconoce que es el mínimo exigible ahora mismo a cualquier monitor.

Otro de los mejores puntos es que tiene uno de los mejores soportes AMD Freesync del mercado y es totalmente compatible con NVIDIA Gsync. Tiene conectividad de sobra para conectar tus consolas o tu PC, por lo que es un monitor muy interesante si tienes una consola, pero al no tener HDMI 2.1, no vamos a poder disfrutar de su velocidad de refresco.

Por precio está en la media de todos los productos con las mismas especificaciones del mercado, por lo que si eres un fan de los shooters o cualquier FPS competitivo, tendría muy en cuenta este AOC AGON AG273QX, pero si apenas juegas a este tipo de juegos y eres más de modos historia u otro género, creo que este monitor no se ajusta tan bien a esos videojuegos. Igualmente, por definición, soporte completo RGB, tasa de refresco, puede ser un todoterreno, pero claro, de los que brillan a altas velocidades. Nota: 80.

PD: Por problemas técnicos perdimos las fotos que le hicimos a la calibración con EIZO Monitor Test y las de juego. Os pedimos disculpas.

Deja un comentario