Helios 300 da un paso más hacia un portátil casi perfecto

Hace un par de semanas estuvimos en el evento especial de presentación de Acer en el que nos enseñaron sus nuevos productos de cara al final de este 2020 tan atípico y nos esbozaron un poco de lo que está por llegar en 2021. Hoy, os traemos un análisis de uno de los productos que se actualizan de cara al final de este año y que vuelve a poner este modelo como referente gaming, decimos hola al Acer Predator Helios 300.

Nota del autor: Tenemos que agradecer a Acer España el apoyo que nos da al mandarnos las unidades de prueba e invitarnos a los eventos y a las charlas privadas con los responsables de la marca. De esta manera podemos conocer más y mejor a Acer y ver hacia donde va el mercado de hardware para los próximos años, además de tener la posibilidad de dar nuestro feedback sobre las necesidades que creemos hay en el sector.

Una de estas necesidades, y que hablamos en una de las anteriores charlas, en referencia a los portátiles de la marca, era que tenía algunos defectos, no graves, pero si dignos de mención por parte de los medios especializados, que, como veremos en este análisis, se han tratado de solucionar. Vamos a hablaros del sistema de refrigeración, el teclado y la posición del cableado, que son algunos de los problemas que habíamos visto en anteriores portátiles gaming de Acer y que en este Acer Predator Helios 300 están parcialmente solucionados frente al modelo anterior que analizamos a principios del 2020.

La caja y los accesorios

Poco podemos decir de la caja y los accesorios más allá de lo que ya hemos hablado antes sobre la gama Predator de Acer. Todo está perfectamente empaquetado en la caja y, como hacen otras empresas, el abrir por primera vez el equipo se convierte en una experiencia especial. La caja en la que se incluye el portátil, la funda que lo protege, entendemos que estamos ante un producto de gama alta y de esa manera se debe cuidar en su transporte hasta nuestra casa. La marca Predator predomina sobre todo el conjunto y, mucha gente, no sabrá ni que es un producto de Acer. Este posicionamiento me parece genial, el diferenciar los productos de esta manera y que el usuario sepa qué está adquiriendo y el valor que tiene. Predator ya es sinónimo de gaming.

La fuente de alimentación, siendo grande, no es demasiado aparatosa y todo el conjunto, una vez fuera de su caja, se nota ligero, pero al mismo tiempo potente. Los materiales exteriores son bastante resistentes, aunque uno de los mayores problemas es que tienen un efecto brillo que hace que se ensucien en seguida. Como detalle, y que parece una tontería, cambiaría la caja de color marrón tipo de la fuente por una de color negro, acorde al resto del conjunto y que equilibra mucho las cosas en cuanto a presencia.

El portátil Acer Predator Helios 300

Como solemos decir, más allá de entrar en benchmarks técnicos os vamos a decir la experiencia de un usuario medio, con los conocimientos típicos y lo que nosotros valoramos, además de en lo técnico, este producto. Estas son las características del Acer Predator Helios 300 que ha llegado a la redacción:

– Procesador: Intel® Core i7-10750H 2.6 Hgz, Turbo 5,0 Ghz
– Memoria: 20 GB RAM DDR4
– Disco duro: 512 GB NVMe WD
– Tarjeta Gráfica: Nvidia Geforce RTX 2060 6GB GDDR6
– Tarjeta red: Killer Ethernet E2600
– Tarjeta Wifi: Killer Wifi 6 AX150i, banda dual 5 Ghz y 2,4 Ghz
– Dispositivo de audio: DTS X
– Tipo de pantalla: LED 15″ IPS, 300 nits, 144 Hz, FullHD 1920×1080
– Conexiones: 1x USB 3.2, 2x USB 3.1, 1x HDMI 2.0, 1x Mini DSP, 1x jack dual micrófono+audio, 1x RJ45
– Teclado: teclado retroiluminado RGB
– Batería: Polímero de litio 59 Wh
– Medidas: 22,9 mm alto, 363,4 mm ancho, 255 mm profundidad
– Peso: 2,20 Kg

Tenemos cambios respecto al Helios 300 del año pasado, lo primero y más obvio, el cambio de procesador, en el que pasamos a la serie 10 de Intel que tiene un rendimiento excepcional en portátiles. Otro de los cambios es que el portátil es un poco más fino y un centímetro más ancho y largo. Apenas lo vais a notar, pero el cambio de algunos componentes de lugar ha dado la posibilidad de reducir un poco su tamaño.

Uno de los mayores problemas que tenía la serie Helios 300 el año pasado era la posición del cable de alimentación en un lateral y, al tener las zonas de ventilación en ambos laterales, el cable se ponía muy caliente, dando lugar a posibles problemas. Por fortuna, en el nuevo Helios 300, el cable ha pasado a una posición trasera y nos quitamos ese posible quebradero de cabeza de encima.

Manos a la obra con el Helios 300

Vamos a empezar por lo malo, que nunca lo hacemos. Hemos tenido algún pequeño problema con el teclado y algunas de las teclas había que pulsarlas más de una vez cuando escribíamos con velocidad y es la primera vez que me pasa. Si lo hacíamos con conciencia de este problema, no nos pasaba, parecía que teníamos que hacer la pulsación en el centro justo de la tecla. Es un problema sí, pero en los anteriores modelos no nos pasó por lo que es posible que sea de la unidad de pruebas que nos pasaron. El trackpad sigue mejorando y es uno de los más amplios y más cómodos de usar que hemos tenido la ocasión de analizar.

En cambio, la zona WSAD no nos dio ni un solo problema, por lo que hemos podido jugar sin mayor problema a muchos títulos, aunque no llegamos a tiempo de hacer el análisis con Cyberpunk 2077 como piedra de toque. La combinación i7 serie 10 más la RTX 2060 es de lo mejor que hemos podido ver en portátiles hasta que salgan los primeros con la serie 30XX de NVIDIA y veamos hasta donde puede llegar un equipo portátil y potente. Es un auténtico lujo tener un equipo de estas características en solo 15″ y 23mm de ancho, además de que por precio no es ninguna locura ya que los Helios 300 rara vez pasan de los 1500 euros.

Seguimos con lo malo, aunque es algo que ya hemos hablado con los propios responsables de Acer y es el ruido. Aquí tenéis las capturas de los DB que genera el portátil a pleno funcionamiento y, se escucha, bastante, aunque menos que el modelo del año pasado y lo mejor, no tiene el problema de temperatura en el teclado que vimos en el Helios 300 de comienzos del 2020. Siguen dando buenos pasos hacia delante, pero creo que las temperaturas siguen siendo bastante altas, rodando los 90 grados en pleno funcionamiento.

El sistema Aero Blade 3D sigue mejorando, pero como decimos, las temperaturas están más comedidas que antes, pero el sonido ha bajado pocos decibelios respecto a modelos anteriores.

Pero ahora nos vamos a lo bueno. La pantalla 144hz y 3ms es perfecta para shooters y para, ojo, trabajar muchas horas. Ese refresco tan alto de la pantalla nos ayuda a que la vista se nos canse mucho menos con largas horas de hojas de cálculo, autoCAD y todos los programas que sabemos que sois asiduos aquí en AKB. ¡Qué no todo es jugar! Pero fuera de bromas, aúna en poco espacio la potencia necesaria y la versatilidad además de no irse por las nubes en el precio. Creo que Acer sigue dando en el clavo con este modelo y las prestaciones que tiene.

La duración de la batería es bastante alta, en nuestras pruebas, viendo vídeos de Youtube a 1080p nos ha durado más de 6 horas. En cambio, a la hora de jugar, vemos como siempre que el rendimiento baja mucho en modo batería y nos será imposible conseguir los mismos FPS que con el portátil conectado a la red eléctrica. Vemos como poco a poco las baterías de los portátiles son cada vez mejores y que la duración se alarga superando ya, en casi todos los modelos, las 4 horas si no le exigimos demasiado al equipo.

Conclusiones

Hemos encontrado defectos, como el tema de que algunas teclas no nos respondían correctamente en las pulsaciones laterales o no tan plenas, el sonido de los ventiladores a máxima potencia supera los 65DB y sigue rozando los 90 grados a máxima potencia, pero la gama Helios 300 de Acer sigue evolucionando de forma magistral, escuchando a los profesionales e intentando corregir los problemas que vamos encontrando en los equipos.

Por mi parte, entiendo que el tema del teclado es algo de nuestro equipo de pruebas. El resto es sencillamente sensacional. Seguimos viendo como la serie 10 de Intel se comporta de forma excepcional en portátiles con un rendimiento muy alto además de consumir muy poco y alargar la vida de nuestro portátil hasta las 6 horas si no le exigimos demasiado. Si juntamos eso con la RTX 2060, tenemos un portátil perfecto para jugar a los últimos juegos del mercado y disfrutar del Ray Tracing en tu PC. Sin duda, si estáis buscando un portátil potente, pequeño y que no te haga rehipotecar tu casa, este Helios 300 es perfecto como regalo de Reyes Magos. Nota: 85

Deja un comentario