Análisis Pokémon Let's Go ¡Hazte con todos!

Pokémon Let’s Go es una aventura. Una gran aventura.Dejando de lado si es o no un remake, lo primero que tenemos que tener claro es que la compra es obligada.

Pensaba eso antes, y lo pienso ahora que he terminado la historia principal. Y digo historia, porque terminar el juego es algo muy distinto. Una vez terminemos la historia, se abren nuevas opciones. No quiero entrar en detalles para no estropearle sorpresas a nadie, pero las 25 horas que nos puede durar la historia, se pueden quedar cortas si el mundo nos engancha y queremos hacer todo lo que nos propone.

Estamos ante un juego con una dificultad baja. Es cierto que se nota la curva, y conforme avanza el juego la dificultad sube. Pero quizás no sube lo suficiente. Y es que el Pokémon que nos acompañe, Eevee o Pikachu según la versión comprada, está claramente por encima del resto. Además, muchos de los instructores nos ofrecerán caramelos para hacerlo aún más fuerte.

¿Y qué pasa en este juego con Bulvasaur, Charmander y Squirtle? Pues estos Pokémon los obtendremos según avancemos en la historia. Esto por un lado es un acierto, porque creo que son Pokémon que todos los jugadores van a intentar conseguir. Pero, por otro lado, el hecho de disponer a los 3 junto con Eevee/Pikachu, nos hace disponer de un equipo muy equilibrado, que influye en que la dificultad del juego sea pequeña.

Hay una conexión importante con Pokémon Go, y la manera en que está hecho nos va a obligar a seguir jugando a ambos títulos. Y es que, cada vez que enviemos Pokémon de Pokémon Go a Let’s Go, recibiremos en Pokemon Go una caja misteriosa. Sólo podemos tener una caja misteriosa sin abrir, y tarda 7 días en abrirse. Es decir, para poder tener esa segunda caja, tienen que pasar 7 días. ¿Y qué tiene esta caja? Pues creo que es mejor que lo descubráis por vosotros mismos. No es un secreto, y seguramente si habéis leído cosas lo sabréis. Pero si no lo sabéis os invito a no leer nada, y esperar a que se abra para verlo.

Hay que tener en cuenta que no podremos hacer esta conexión entre juegos hasta que la historia esté bastante avanzada. Creo que es buena idea, porque evita que contemos desde el principio con Pokémon excesivamente fuertes. Cuidado, porque los Pokemon que enviemos a nuestra Switch, los perderemos en Pokémon Go.

Otra de las mecánicas nuevas que aporta este juego, es la racha de capturas. El juego nos invita a capturar el mismo tipo de Pokémon una y otra vez. Conforme mayor sea la racha, más opciones tenemos de conseguir un Pokémon con mejores características. Y las recompensas que nos van a ir dando por capturarlos son cada vez mejores.

¿Y qué hacemos luego con todos estos Pokémon del mismo tipo que hemos capturado? Pues tenemos dos opciones. Podemos enviarlos todos al Profesor Oak. Así nos enviará caramelos, que podremos usar para mejorar a los Pokémon de nuestro equipo titular. Pero otra opción es enviar estos Pokémon al Go Park, lo que nos abrirá la opción de realizar minijuegos con ellos.

Y por supuesto, la nueva mecánica de captura de Pokémon sin combatir. Tendremos que capturarlos al estilo Pokémon Go. Lanzando bayas para que sean más sencillos de capturar, y luego lanzando la Pokéball y cruzar los dedos.

Y esto no quiere decir que vaya a haber pocos combates. Hay muchos, muchísimos combates. De hecho, la dificultad muchas veces no viene por un combate individual, sino porque tendremos tantos combates seguidos, que tendremos que gastar pociones, o cambiar de Pokémon si nos los debilitan o si se acaban los ataques que estemos utilizando.

En resumen, no es un juego perfecto, pero un juego muy muy disfrutable, que nos dará muchas horas más allá de la historia principal. [90].

Deja un comentario