Firewall: Zero Hour, tranquilidad y parsimonia en el mejor shooter VR

Todos los jugadores de PC han trasteado en algún momento, o deberían, con los shooters, probablemente la saga escogida haya sido Counter Strike, sea el que sea, para los más puretas en comparación a la saga de Activision, Call Of Duty.

Vale, da igual si usáis ratón y teclado o mando, es más, prefiero no saberlo. No, no, ¡no me lo digáis!

Sin embargo, en esta ocasión la plataforma es PS4, y el que podría ser considerado punto de referencia para los de First Contact Entertainment es el Rainbow Six: Siege, ya que ambas experiencias se centran prácticamente en el multijugador de estrategia. Con Firewall: Zero Hour nos encontramos ante uno de los mejores FPS en Realidad Virtual.

La precisión del Aim Controller

Necesitaremos del uso de este dispositivo. Sí, es posible utilizar vuestro impasible, y quizás mostoso, Dualshock 4, pero… ¿recordáis lo que hemos comentado antes del mando en PC? Pues es aplicable. Realmente, si tenéis la posibilidad de emplear el Aim Controller no lo dejéis escapar, ya que os dotará de una mayor inmersión y de una jugabilidad más cómoda y divertida.

¿Para qué ir al gimnasio pudiendo disparar un poquito en la play?»

La jugabilidad es muy buena, como ya hemos comentado acerca del gadget, y la Realidad Virtual es absolutamente inmersiva y fiel. Desde esta casa recomendamos emplear auriculares a la hora de jugar, para estar mucho más situado con el entorno.

Esto no es un mata-mata

Un aspecto a destacar en lo que se refiere a lo intrínseco de la «historia» del videojuego es la munición. No tendremos kilos y kilos de balas a nuestra disposición, es más, esta será bastante escasa, con lo cuál, cada disparo es importante y no jugar a lo loco un must.

Conociendo que las dos vertientes disponibles son el JCJ y el JCE (Jugador Contra Jugador // Jugador Contra Entorno). Siendo el primer caso el más empleado por los usuarios, formándose partidas realmente divertidas, lo único que nos escama ligeramente es la demora a la hora de encontrar partida, con largos periodos de charlas entre países e idiomas variados.

El JCE podría ser interesante, si no fuera porque es absolutamente diferente a la parte multijugador, rompiendo esa magia, además de ser bastante básica la IA a lo que nos enfrentamos. Además, la personalización de los personajes será altamente importante, ya que tendremos diferentes habilidades, pudiendo jugar con aquel mejor se adapte a nuestro estilo. Por otro lado, los accesorios en las armas no podían faltar y muchos tendremos, la mira de punto rojo o el silenciador no se harán de rogar.

Apartado gráfico y doblaje

El apartado gráfico no es un gran punto destacable, sin embargo, no es horrible. La ambientación está muy bien conseguida, pero algún que otro error de físicas le hace caer, sumado al sistema de iluminación poco detallado o a los modelados sencillos. Por otra parte, una constante incógnita en los juegos de VR es su traducción. Mientras los últimos videojuegos que hemos probado estaban en inglés, Firewall: Zero Hour nos llega totalmente traducido y doblado.

En resumen, Firewall: Zero Hour nos ofrece una experiencia en el mundo inmersivo de las VR basta enriquecedora. Pese a que en cuenta a aspectos técnicos pueda ir más o menos justo y que la variedad sea casi nula… Hemos de fijarnos en esos apartados importantes, con el Aim Controller tenemos ante nosotros una propuesta sumamente interesante, pero aquel apartado que destaca por encima de todos es, sin duda, la diversión.

¿Si un juego es divertido qué más importa?

Deja un comentario