Magic The Gathering lore : el plano de Theros

El lore de Magic es, en ocasiones, un poco rebuscado. La idea de esta entrada es intentar poneros en situación, sin entrar en demasiado detalle en las conspiraciones políticas o eventos paralelos, de los hechos más relevantes que han pasado en Theros la primera vez que lo visitamos y que nos depara la nueva colección Theros: beyond death.

Theros

El plano de Theros es uno de los pocos planos existentes que toma como referencia historia real de la humanidad para traspasarla a las cartas.

Basado en temática griega fantástica, nos encontraremos un panteón de dioses gobernando el plano, uno de cada color, oráculos, sátiros, centauros, resurgidos de la muerte (zombis) o los nativos de Nyx (criaturas creadas por los dioses), polis griegas etc.

Todo empieza cuando Xénagos, un sátiro nativo del plano y especializado en transformar cualquier fiesta en un espectáculo digno de mención por todos los territorios, despierta su chispa de planeswalker. Al visitar otros planos descubre como aquellos dioses a los que venera no tienen poder en otros lugares.

Decepcionado por creer en algo tan superfluo que no existía más allá de su mundo, no puede volver a la normalidad de sus fiestas y excesos.

En su depresión descubre que el panteón de dioses obtiene su poder de la fe de los habitantes del plano, por lo que, si se deja de creer en un dios, este pierde fuerza. Esto le lleva a pensar en la relación inversa: si mucha gente piensa que alguien es un dios, este podría ascender al panteón de dioses, como tal, y obtener dicho poder.

Born of the Gods

Xénagos urde un plan y convence a una gran cantidad de sátiros, minotauros y otros monstruos y ataca las 3 grandes polis del plano de Theros: Meletis, Setessia y Akros . El ataque coordinado fue tan severo que los dioses perdieron poder y no pudieron hacer nada por defender a sus creyentes.

Elspeth y Daxos defienden la ciudad de Akros y ganan la batalla, gracias a las instrucciones de un Xénagos «capturado». Este, usando sus poderes de planeswalker, manipula la mente de Elspeth para conseguir que, durante la celebración de la victoria, mate a Daxos, su amado.

Tras este acto, la celebración general por la victoria y la expectación creada en sus sirvientes, por sus ataques a las 3 polis, hacen que Xénagos, ascienda al Nyx para transformarse en Xénagos, dios del deleite

Los viejos dioses vieron, sorprendidos, como alguien había sido capaz de colarse entre ellos: un enemigo peligroso capaz de desestabilizar el statu quo del que gozaban y del que no podían atacar directamente, ya que podría generar alianzas peligrosas entre dioses resentidos o la destrucción de toda la fe puesta en ellos.

Xénagos necesita mantener su estatus de dios y no puede por sí solo, por lo que crea una gran cantidad de criaturas de Nyx para crear el caos y que sus adeptos crean en él con más fuerza, mientras planea cómo destronar el panteón entero de dioses.

Heliod , el dios blanco, empieza a tramar en secreto planes para derrocar a este «usurpador», por lo que contacta y se enfrenta a Elspeth, por su naturaleza de planeswalker. Durante la batalla, Heliod reconoce la espada que Elspeth porta: la espada del caos. Una espada creada por el dios rojo Purphoros y capaz de desgarrar todo lo creado con Nyx (incluidos dioses) y la cual se creía perdida.

Ante tal revelación, y ver que los poderes de Heliod no surgían efecto en la planeswalker gracias, en parte, a la protección que la espada otorga, decide erigirla como su campeona. Transforma la espada en una lanza, la mata dioses, y le encomienda la misión de derrocar al nuevo falso dios.

Journey To Nyx

Con esta nueva misión en mente Elspeth y Ajani necesitan entrar en el Nyx para enfrentarse al dios Xénagos. Pero acceder al Nyx no es tarea fácil y acaban negociando con el dios de la muerte Erebos, para poder acceder a Nyx a través del inframundo.

Tras llegar Ante el falso dios y tras una dura batalla, Elspeth logra derrotar a Xénagos clavándole la lanza en el pecho, desgarrando todo su ser y destruyendo su cuerpo divino.

Todo Theros ve como Xénagos cae y las esperanzas y rezos a los antiguos dioses se restablecen. Tras la victoria Heliod se aparece a Elspeth y tras agradecer el éxito de la misión atraviesa a la planeswalker con su propia lanza, delante de los ojos de Ajani.

Heliod teme el poder de la planeswalker, no solo por su arma sino también porque era capaz de ver más allá del mundo de Theros , al poder saltar entre planos. Tras eliminar su mayor amenaza rompe la lanza y el arma para evitar futuras represalias.

Theros: Beyond Death

Pero una de las peculiaridades del plano de Theros es que la muerte no es el final, sino el principio de un nuevo camino. Erebos , el dios de la muerte y encargado del inframundo, ha creado una máscara funeraria para Elspeth, como todos aquellos que mueren en Theros.

Los humanos que usan la máscara para volver al mundo de los vivos vuelven como zombis, sin memoria y como cascarones vacíos de aquello que fueron. Pero Elspeth no es un humano normal, por lo que Erebos ha tramado su venganza contra Heliod. Con la ayuda del planeswalker Ashiok, intenta manipular a Espelth para que clame venganza contra el dios blanco.

Elspeth ha vuelto con plenas facultades y su chispa sigue con ella, de una forma distinta, ya que no sabemos si puede cambiar de plano. Además, trae con ella su antigua lanza, reforjada por el dios del inframundo con un único fin: matar a Heliod.

La estabilidad en Theros es patente, pero la vuelta de Elspeth, la mata dioses, puede generar un caos en el panteón de dioses más allá de lo que Xénagos pudo llegar a hacer.

Aunque ya se sabe cómo acabará, debido al spoiler que tiene una de las imágenes de la propia Elspeth y que no he querido poner … ¿Que deparará al plano de Theros con la vuelta de Elpeth? ¿Podrá Ajani convencer a su fiel amiga que su plan es una manipulación o la ayudará a conseguir su venganza?

Próximamente en Theros: Beyond Death

Deja un comentario