No Man’s Sky: la odisea en el espacio de Hello Games

Parece mentira que hagan ya seis años desde que No Man’s Sky fuera anunciado en el VGX de 2013, lo que ahora son los Video Game Awards. Medio año después, con Sony respaldando el proyecto, un nervioso muchacho engalanado con una camisa a cuadros y una camiseta de diseño críptico se mostraba al público para prometernos las estrellas.

Bitácora 1: Preparaciones para el viaje. La creación de No Man’s Sky I

Seis años desde que la nave espacial rumbo a las estrellas comenzara a tomar forma. La carrera espacial había comenzado. Un trabajo frenético y accidentado les aguardó durante los siguientes tres años. No fue fácil sacar adelante el proyecto, pues en menos de un mes desde su primer anuncio, la base espacial se vio inundada. Datos y equipo perdido, sumergidos bajo las aguas de un canal del Tamesis que se había desbordado por las lluvias. El viejo Padre Tiempo mostró su carácter, y con ello, destruyó gran parte del material de Hello Games. Sin embargo, las estrellas aguardan y ni esto podrá frenarlos. Aprovechando su otra IP, Joe Danger, estiraron la licencia para conseguir mantenerse a flote económicamente mientras su otro proyecto seguía su viaje por el espacio. Litros de gasolina digital para permitir que la nave pudiera seguir su rumbo sin peligro. Mientras tanto, Sean Murray seguía hablando, seguía contándonos lo que nos esperaba. Y nosotros bebíamos de sus palabras deseosos de adentrarnos en el espacio.

Llegó el momento. El transbordador ha llegado a un punto crítico, se enfrenta a un desafío como nunca antes había visto. El terrible día de lanzamiento. El 9 de agosto de 2016 apareció en las tiendas americanas para la PS4, un día después en Europa y tres en Steam. Esa fecha tiene truco, pues unas semanas antes ya habían aparecido copias por el mundo, ya fuera comprándolo de manera ilegal como el usuario que pago 1250$ por el producto o copias pirata por internet. Incluso medios como Kotaku hicieron caso omiso a la fecha de lanzamiento, realizando un streaming del juego 4 días antes de la fecha oficial. Pero eso es otra historia, volvamos al día D, pues el peligro acecha.

Horas pasaron desde que entró en el campo de asteroides de su lanzamiento hasta que el primer gran problema ocurrió. Una piedra golpeó ferozmente la nave, una roca llamada “multijugador” acompañada de otra llamada “probabilidad”. En menos de un día, a palabras del propio Murray, ocurrió algo, un acontecimiento con menos de un cero por ciento de probabilidades de ocurrir. Y solo fue el principio.

Bitácora 2: La catástrofe

Dos jugadores coincidieron a la misma hora; coincidieron en el mismo planeta; coincidieron en el mismo instante. Pero nunca jamás se vieron; Jamás estuvieron juntos. La promesa del “multiplayer”, de llevar este sandbox espacial a un nuevo nivel donde el primer contacto humano en el infinito del cosmos fuera algo digno de contar a futuras generaciones, fue una ilusión. Un duro golpe que minó completamente la credibilidad de Hello Games y desvió de su rumbo perfecto el cohete del estudio británico.

Y esto fue el primero de muchos, pues No Man’s Sky, pese a cumplir en general las promesas con las que su director nos llenaba la cabeza, palabras de un hombre que ama su producto, una persona a la que no podemos culpar, pues el mismo fue el primero en creerse sus mentiras. El juego salió falto de contenido, sin apenas un objetivo más allá de explorar mundos prácticamente vacíos y carentes de vida. No existía esa riqueza de escenarios, más los planetas, pese a las diferencias evidentes por el desarrollo procedural, parecían similares en su mayoría. Existían varios “prototipos” de biomas y se jugaba con ellos, dando esa pobre sensación de variedad.

Además, ¿qué hacemos en el juego? Los objetivos no existen realmente, es un sandbox con todo lo que ello conlleva, y su máximo aliciente, la exploración pura, no era una motivación suficiente para aquellos jugadores dolidos. Se sentían traicionados, corrieron a devolver los juegos e incluso existieron polémicas de Sony y Steam aceptando reembolsos del juego pese a superar las horas máximas para realizarlo. Amenazas de muerte llegaban a la central de Hello Games después del fracaso del lanzamiento inicial y la decisión fue cerrar las puertas. Para colmo, los problemas de rendimiento de su versión de PC fueron el último golpe de la nave. Mayday, mayday, aquí No Man’s Sky, perdemos el control.

Bítacora 3: No Man’s Sky I ha caído, iniciando segunda incursión

Se hizo el silencio. Hemos perdido la primera astronave. Muchos otros se hubieran rendido. Deshazte de todo, huye, no merece la pena, no hay nada que podamos hacer. Pero no, Hello Games no abandonó. Aún existían jugadores ahí arriba, no podían dejarlos a su suerte. El primer intento fracasó, pero no por ello podían desfallecer. La carrera espacial no es un sprint, es una maratón en la que la dedicación y la tenacidad, sumadas a la experiencia, son las que diferencian a los vencedores. Gloria o ruina, dos caras de una misma moneda y Hello Games quiere volver a lanzar. El espacio observa, y para volver a enfrentarnos a él, debemos hacer cambios.

Primero, el equipo capitaneado por Murray envió una nueva sonda, un primer parche, la “Foundation Update”. Esta nueva nave mejoró la No Man’s Sky, con nuevas funcionalidades y un módulo de expansión que permitía a sus tripulantes la creación de bases rudimentales allá donde acabaran. El primero de muchas actualizaciones a ritmo constante, frenético. Se había acabado dar charlas, no más conferencias, tenemos que cumplir con lo dicho. Internet es más oscuro que el mismo cosmos, más frío y cruel y las especies que lo pueblan no son benignas en su mayoría, no iban a perdonarles. No aún, al menos.

Bitácora 4: Avanzando, descubriendo el espacio

Siguiente lanzamiento, nuevo comienzo, “Pathfinder Update” incluía una mejora jugable con respecto al original, mayores dificultades, mejor construcción de bases. Los astronautas están mejor preparados esta vez, ahora podían explorar el infinito e incluso toparse con otros caminantes del firmamento. No podemos parar ahora, vamos en buena dirección. La nave Atlas se alza. La tecnología es más moderna, avanzamos, comerciamos y viajamos a la velocidad de la luz. Aprendemos a leer los astros con mayor precisión, que nos cuenta epopeyas espaciales como la humanidad nunca había visto. Redención. Siguiente, Next. No Man’s Sky V emprende el vuelo.

La conquista del espacio esta muy avanzada, con flotas estelares comandadas por intrépidos cosmonautas surcando el vacío. Por fin, tras dos años desde la primera nave fracasara, los jugadores teníamos lo que se nos prometió. Multijugador, base building, fragatas, comercio, historia, exploración. Hemos llegado a nuestro destino, pero no podemos parar aquí, nos aguarda el abismo.

Bitácora 5: Nuevos horizontes, el nacimiento de un universo en movimiento

Abyss y Visions ampliaron nuestro conocimiento del mundo que nos rodeaba. Nuevos biomas a los que acceder, tanto terrestres como acuáticos, formaban un lienzo atractivo al ojo espectador. Esos dos lanzamientos, cercanos en el tiempo, expandieron las fronteras de lo conocido. El espacio era ya nuestro patio de juegos, no había miedo, pues el horizonte no existía ante los millones de viajeros de las estrellas. Millones de planetas descubiertos, especies exóticas donde todo era mágico. Todo lo que veíamos era objeto de investigación y conquista, ya no existen barreras en el espacio.

Pese a todo, desde Hello Games no habían dejado de soñar. Volvían las entrevistas, nuestro capitán Sean Murray volvió a aparecer ante el gran público esta vez entre vítores. Debían avanzar más allá de todo lo cognoscible hasta el momento, un punto de no retorno de lo que era una empresa absolutamente diferente a la que había visto el mundo en 2016. Beyond. VR en vena para una experiencia única en el mundo.

Es imposible no recordar el cartel aparecido frente a sus oficinas que unos usuarios de Reddit, fieles seguidores de la epopeya espacial que este pequeño equipo británico había creado, habían alquilado. “Gracias Hello Games” rezaba el mismo, una muestra de cariño y agradecimiento de los fans más apasionados del videojuego, que habían visto su sueño de viajar a las estrellas cumplido bajo el amparo del equipo formado por Sean, Grant, Ryan y David, los miembros fundadores del estudio.

Bitácora 6: El viaje de una vida. Seis años, un infinito intermedio

Pese a todo, los confines del infinito no han sido encontrados aún. Un nuevo parche fue lanzado el 28 de noviembre, apenas hace unos días desde que comencé a plantear este texto. Mejoras en todo, desde la terraformación hasta el almacenaje de materiales. Una última nave para dominar todo el espacio, donde mires donde mires ves el cariño de la mano creadora. Pero sigue sin ser el final. La escuadra de Hello Games sigue trabajando constantemente para mejorar su obra magna, la odisea de sus vidas. Más viajes nos esperan en el futuro.

No puedo si no aplaudir a estos intrépidos aventureros que se han aventurado a través de todo este viaje. Han vivido experiencias increíble y evolucionado con el juego. Las notas originales que posee el juego son injustas viendo el producto que es hoy, superior en todos sus aspectos. Internet no perdona, pero en este caso, podría ser una excepción. Ojalá más equipos de desarrollo así, padres de sus hijos, tratándoles con cariño y acompañándoles a lo largo de su vida permitiendo su crecimiento y maduración. Un juego único con una historia fascinante. Una aventura más allá de los limites de lo conocido. Eso es No Man’s Sky.

    • Cuando le des, cuenta la experiencia por el discord a ver que tal. Yo soy un enamorado de la historia que hay detrás, pero aún no he podido probarlo.

Deja un comentario