Análisis: Soul Calibur VI, el regreso de un gigante

Tras seis años de espera, la aclamada saga Soul Calibur —antes conocida como Soul Edge — vuelve de ese limbo donde se encontraba. Tiempo que le ha servido a Bandai Namco para perfeccionar el género de lucha con Tekken 7 y Dragon Ball FighterZ. Sin más que decir, hoy os traemos el análisis de Soul Calibur VI en su versión de PC.

Soul Calibur VI

El retorno del modo historia

Parece ser que Project Soul ha escuchado las críticas de los usuarios tras la ausencia del modo historia en las dos últimas entregas, y lo hace a lo grande, creando dos modos historia para el sexto título de la saga.

Ambos son muy diferentes entre sí, y ahora os explicaremos por qué. El primero de ellos tiene como nombre Crónicas de almas, y se podría decir que es la historia principal. Tiene lugar en el siglo XVI, donde descubriremos los planes del villano Cervantes y la magia de la Soul Edge. Podremos jugar la trama con el personaje que deseemos, pero si lo hacemos con el invitado de honor, Geralt de Rivia, tendremos una misión secundaria que trata sobre la búsqueda de una más que conocida bruja. Por otra parte, pero no menos importante, tenemos la toma de decisiones, que nos modificarán el transcurso de la historia ligeramente. No estamos ante un hito narrativo, pero para los fans más acérrimos será interesante descubrir la historia de sus luchadores favoritos.

Soul Calibur VI

Por otra parte, tenemos el modo Balanza del Alma, donde usaremos un personaje totalmente creado por nosotros. Aquí el transcurso de la “historia” es diferente, pues nos moveremos por un mapa donde deberemos completar las distintas fases, tal y como ocurre en Cuphead. A medida que vayamos avanzando podremos subir de nivel o comprar nuevas armas y potenciadores. Este modo viene bien para ir cogiéndole el punto al título, ya que más bien sirve de tutorial en sus inicios, pero igualmente tendremos una historia, aunque no es ni de lejos tan interesante como Crónicas de almas.

Además, Soul Calibur VI nos trae un modo arcade, donde debemos jugar contra ocho personajes de forma consecutiva; el modo enfrentamiento, donde podremos luchar contra otro jugador o la máquina en modo local; el modo entrenamiento, que nos servirá para practicar las habilidades; y el modo en red, que como su nombre indica, podremos luchar contra otros usuarios de forma online.

Para finalizar con este apartado, debemos hacer mención al modo creación que tanta polémica ha dado desde su salida. Desde aquí podremos crear a nuestro personaje desde una base predefinida o desde cero. Es mucho más profundo de lo que parece, pues a parte de la apariencia física y cosmética, tenemos los estilos de combate, que nos definirán como jugador. Si te da pereza crearlos siempre puedes acudir a la comunidad para “robárselo” a alguien, y la verdad, te encuentras auténticas virguerías como las que puedes ver en las imágenes.

Jugabilidad por encima de todo

Otro de los grandes cambios introducidos en Soul Calibur VI tiene que ver con su jugabilidad. Las últimas entregas habían optado por un combate más directo y dinámico, para agradar al espectador más que al jugador. Ya no será el típico machacabotones, ahora requiere de técnica, donde la defensa juega un papel tan importante como ataque.

El timing es clave en la batalla, tendremos que dar nuestros golpes con exactitud, porque si nos lo bloquean se puede tornar en un contraataque letal. Como en todo juego de lucha tendremos los ataques básicos y combos, pero para romper la defensa enemiga podremos hacer uso del Reversal Edge, una habilidad especial que tiene como consecuencia hacer un quick time para dañar a nuestro enemigo. Por otra parte, tendremos el Soul Charged, una carga que variará dependiendo del personaje.

Si sois principiantes como yo no debéis preocuparos, pues con los modos historias os haréis con la habilidad suficiente como para entrar en el multijugador. Aunque el sistema es igualado, pues dependiendo de tus victorias/derrotas encontrarás a contrincantes con un nivel similar al tuyo.

Soul Calibur VI

El elenco de personajes está formado por: Azwel, Astaroth, Cervantes, Groh, Ivy, Kilik, Mitsurugi, Maxi, Nigtmare, Raphael, Seong Mi-na, Sophitia, Siegfried, Taki, Talim, Voldo, Xianghua, Yoshimitsu, Zasalamel y el invitado Geralt De Rivia, con su propio estilo de combate. A través del pase de temporada irán llegando otros personajes como 2B de NieR: Automata.

No parece de esta generación

Indiscutiblemente el apartado más flojo del juego, y es que sus desarrolladores parecen haberse olvidado que un juego también debe entrar por los ojos si quiere atraer a nuevos usuarios. Pienso que se podía haber sacado más partido al motor Unreal Engine 4, pues, aunque las expresiones faciales y efectos especiales están muy logradas, los modelados y los escenarios cuentan con texturas sin gran detalle y con dientes de sierra bastante convincentes.

Soul Calibur VI

Sin embargo, hay que decir que en temas de rendimiento la cosa mejora. La versión analizada es la de PC, y aunque lo máximo que deja son 60FPS, hay que decir que son constantes. No creo que se requiera de un gran equipo para disfrutar del título.

Por su parte, recomiendo jugar con mando o con un Arcade Stick, ya que con teclado se hace demasiado tosco. Es más, el propio menú muestra los botones del mando de Xbox, por lo que quedáis advertidos.

Eso sí, debo hacer el comentario, que al desinstalar el juego pierdes todo tu progreso. No sé si se debe a un bug o es que realmente el juego no guarda tu progreso en la nube.

Soul Calibur VI

Un título para fans y no tan fans

Soul Calibur VI transporta a los fans y no tan fans a los inicios de la saga, donde lo importante no era el espectáculo, sino la técnica que tuvieses. Tanto la renovada jugabilidad como la inclusión de dos historias, lo convierte en una de las mejores opciones en el género de lucha.

En resumen, tanto si te gusta el género como si quieres comenzar, cómpralo, no te va a decepcionar. [88]

Deja un comentario