Análisis: Spider-man es una maravilla imprescindible

Me llaman sonyer cuando aplaudo hasta las orejas a PlayStation y a su catálogo de imprescindibles que la sitúan muy por delante de la competencia, pero es que no recuerdo nada parecido en las últimas generaciones de consolas.

Sony se ha convertido en una suerte de factoría de magia, una especie de Nintendo, que aunque muchas veces se limite a poner el talonario, ha sido capaz de producir una sucesión de imprescindibles Triple A de una calidad que quita el sentido.

Una colección de gigantes

God of War, como ya destaqué en mi análisis, me parece el mejor juego que he jugado nunca. Pero es que Shadow of the Colossus, en su regreso en forma de remake, aún hace que me estremezca. Qué decir de Uncharted 4, con unos valores de producción que no parecen de este mundo. Bloodborne cogió toda la mística de Dark Souls y creó un juego con una atmósfera y una jugabilidad únicos. Y hay muchos más.

El último en sumarse a la fiesta, de momento, ha sido Spider-man. Acabo de finalizar el título, que salió a la venta hace ya más de dos meses, pero que me ha costado horrores abandonarlo. Quería completar cada misión secundaria, cada reyerta callejera, antes de compartir mis sensaciones. Aunque aún me quedan algunas actividades para alcanzar el Platino, soy consciente que la cantidad de horas que le he dedicado superan en mucho las aconsejables teniendo en cuenta la pila de juegos que tengo pendientes aún.

Spider-man se suma a la lista de los imprescindibles

Y es que la franquicia de Marvel, de un valor incalculable, ha creado el que, para mi, es un grandísimo videojuego, capaz de capturar toda la atmósfera del mítico personaje. Aquí el casi inigualable lore viene a sumarse a a una jugabilidad que consigue algo tan difícil como que el jugador se sienta un auténtico superhéroe, todo ello regado por una producción de muchísimos quilates, que se sitúa a poca distancia de monstruos del calibre Uncharted 4 o God of War.

Además, se incluye uno de los mejores doblajes que he visto en un Videojuego (lástima de unas cuantas frases de NPCs que se han quedado sin doblar, que quedan muy WTF y desconectan al jugador de la inmersión de forma puntual). Pero me gustaría destacar, por encima de todo, el logro que supone crear de manera creíble a un héroe en un videojuego sin acabar con cualquier balance de la jugabilidad.

Lo repetitivo de las misiones, lo peor con diferencia

Las numerosas virtudes de Spider-man no esconden que es un juego tremendamente repetitivo. Las misiones de las mochilas, los delincuentes, etc. son todas iguales, y se repiten hasta la saciedad. Lo mucho o poco que te guste el paquete en su conjunto determinará cuánto se te atragantará esta repetición incesante de tareas.

A mi me ha parecido más un placer que una put…, pero puedo entender que a más de uno se le puede hacer muy cuesta arriba, sobre todo si se pretende acabar todas las misiones para completar el juego en su totalidad. La parte buena de todo esto es que la vida de Spider-man se alarga un montón si pretendes completar su Modo Historia al 100%.

Unos malabares complicados

El balanceo de la dificultad es siempre complicado cuando estás encarnando a un héroe con super fuerza y poderes que le permiten recorrer Manhattan en minutos, saltando de rascacielos a rascacielos, pero Insomniac consigue triunfar y crear un título en el que el jugador no se centra únicamente a los enemigos, sino que descubre en la ciudad en si un ecosistema en el que se siente increíblemente cómodo. El balancearse con la telaraña para desplazarse no es una obligación, sino un placer al que no nos costará renunciar aunque tengamos que recorrer la ciudad de punta a punta.

Créditos finales de Spider-man, con la mención al homie Jaume Mora, lead UI designer

El trepamuros, así, desafía no solo a la gravedad en sus inverosímiles desplazamientos, sino a una lógica que dicta que un juego de acción no puede ser un desafío si el superhéroe ha visto respetados sus poderes. Spider-man es una maravilla que ningún fan del héroe o de los juegos de acción debería perderse bajo ninguna circunstancia. [90]

  1. Buenas kristian! Buen texto, pero te hare una critica algo constructiva, no te lo tomes a mal xD pero en realidad durante todo el análisis comentas lo que te gusta el juego, pero no tengo claro como funciona.

    Es repettitivo? las misiones son todas diferentes entre si? cuantas horas puede llevarte? gráficamente es estable? te da la sensación de estar siempre haciendo lo mismo? Los personajes tienen carisma o son anecdóticos?

    Es que quiero pillarmelo pero me da que es un pelín repetitivo en casi todo, de todas formas hablan maravillas de el.

    • Buenas tio! qué me voy a tomar a mal que me hagas preguntas.

      A ver, si no te gusta el juego, se te puede hacer repetitivo. Repetitivo es, pero a mi me resulta una gozada las cosas que me hace repetir, no sé si me explico.

      Los personajes son los del cómic, o sea que son MUY carismáticos.

      Pero sí, es muy repetitivo. Casi todas las secundarias son muy parecidas: buscar cosa, acabar con malos, perseguir a un coche… y se repiten infinidad de veces.

Deja un comentario