El geriátrico de los ex All-Star de StarCraft

Lo mismo que los jugadores de fútbol tienden a convertirse en entrenadores una vez que finalizan sus carreras deportivas, parece que el poker se está confirmando como la salida profesional más natural y rentable para las estrellas de Starcraft.

Al fin y al cabo son dos juegos de estrategia altamente competitivos, así que no resulta extraño que alguien que destaque en uno de esos juegos pueda hacerlo también en el otro. Se pasa de Starcraft a poker no sólo de manera profesional sino también a nivel usuario, con muchos jugadores que compaginando ambas prácticas.

Boxer, exjugador de Starcraft

En España todavía se está intentando hacer que sea posible vivir como gamer a nivel profesional, por lo que es algo pronto para encontrar casos como los que se dan en otros países. No se puede comparar con Corea del Sur, por ejemplo, donde Starcraft tiene una historia y desarrollo completamente distintos.

De ese país proviene uno de los últimos casos más sonados de jugadores de Starcraft reconvertidos a profesionales del poker. Lim Yo-hwan, ‘BoxeR’, tuvo que abandonar en septiembre de 2013 su estatus de súper estrella, como jugador y como entrenador en Starcraft II, por culpa de los problemas físicos que estaba sufriendo. Al poco tiempo se anunció su reconversión como jugador de poker.

En el caso de BoxeR se trató de una cuestión de salud, no porque no ganase suficiente. Pese a que en el poker también hay que someterse a horas de sedentarismo, los horarios y la rutina de trabajo son más regulares y algo más ligeros que en el Starcraft. Para ser un buen jugador de poker hay que invertir muchas horas pero no hasta el extremo del 24/7.

A nivel usuario, sin embargo, hay quienes pueden utilizar el poker como forma de financiación. El acceso a algunos torneos y la práctica del juego es gratis, por lo que no se necesita demasiado capital para formarse como jugador y con muy poco se puede empezar a competir a buenos niveles. Esto hace que no sólo haya pros de Starcraft o de WoW que se pasen a los naipes sino que también hay casos de jugadores de otras disciplinas que aprovechan el alto grado de profesionalización del poker para ganarse la vida.

Como Julien Nuijten, campeón del mundo de Magic en 2004. Más acostumbrado a las cartas, el que todavía es el ganador más joven de la historia (15 años) del Magic: The Gathering World Championships se pasó al poker en cuanto tuvo la mayoría de edad. No le fue nada mal a este prodigio holandés que en un solo torneo, en Rio de Janeiro, se llevó un premio de 222.940$, una mejora considerable del premio de 35.000$ que consiguió como campeón de Magic.

Julien Nuijten, campeón de Magic y de Poker

Por si esto no fuera suficiente, continúa el periplo de cambios de profesión para Nuijten al retirarse del poker para pasar a la hostelería. Al parecer su intención en el circuito profesional de poker siempre fue la de intentar ganar lo máximo posible para acabar dedicándose a su verdadera pasión: la cocina.

Aunque sea de manera temporal, el poker se está convirtiendo en el refugio de los gamers que deciden “tomarse las cosas con más calma”, como si el policía pasase de patrullar las calles a sentarse en la oficina. Para algunos no sólo ha sido su segundo hogar sino que los logros en el poker prácticamente superan a los highlights de la carrera en Starcraft –por difícil que pareciese de superar.

El mejor ejemplo es el de Bertrand Grospellier, ‘’: el paradigma de jugador de Starcraft y poker. Pese a que el fenómeno del poker online es más reciente, la práctica a nivel profesional es muy antigua y hay circuitos, como las series mundiales de poker (WSOP), que se disputan desde hace décadas. Por ello es mucho más fácil tener una carrera destacada en MMO, donde no puede haber tantos referentes por una cuestión de tiempo, que en el poker, donde hay jugadores legendarios y hasta su propio salón de la fama.

Bertrand Grospellier

Grospellier fue uno de los mejores jugadores de Starcraft de principios de la década del 2000 y estuvo compitiendo donde había que hacerlo: en Corea. Sin embargo, se pasó al poker y lejos de perder facultades, se ha labrado una carrera que ha convertido al francés en uno de los profesionales más reconocidos y mediáticos del mundo, probablemente el mejor de Europa.

Hay muchos otros ejemplos, algunos muy conocidos también como el del belga Bachir Boumaaza –Athene de WoW y su famoso canal de Youtube AtheneWins– quien probó suerte, y de qué manera, con el poker. No ha tenido continuidad pero allá por 2010, en un año y medio que estuvo jugando, ganó unos 300.000$ y llegó a jugar hasta un millón de manos al mes.

BoxeR, Nuijten, Grospellier, Athene… Es muy probable que estos no sean los únicos y que pronto se unan más a este peculiar geriátrico del Starcraft.

  1. Vaya lujo de entrada, una colaboración magistral.

    Este tema me ha dejado totalmente loco, no conocía esta práctica y me parece una barbaridad las cifras que puede llegar a ganar un jugador de eSports.

    Fantástico documento 😉

  2. Pues ha pasado en otras ocasiones, del Starcraft al poker online y tiro porque me toca. A pesar de la diferencia de concepto, la agilidad mental del Texas Holdem y la del Starcraft 2 están más o menos a la par.

    Lo que me resulta curioso es la edad cerebral para jugar online de forma competitiva, los jugadores profesionales no suelen tener más de 21 años y los de poker suelen pasar de los 30. Conceptos parecidos, pero está claro que el poker es bastante menos exigente con el cerebro.

    • Es una buena reflexión, creo que tiene que ver con lo que comenta Raquel, que a determinada edad ya no puedes invertir 24 horas al día en ninguna actividad – tienes otras obligaciones. El Póker no implica un reciclaje o un entrenamiento tan agresivo como los eSports – IMO, desde la distancia.

Deja un comentario